Páginas vistas en total

jueves, 17 de agosto de 2017

COMO PODEMOS PARARLO???

Estoy consternada, como la mayoría de humanos que estamos tranquilamente adormecidos en el sillón de nuestra casa en un día normal, y nos encontramos con barbaries como Barcelona, Niza, Londres, París, ... Da lo mismo el lugar...
Me pregunto, cuando pasan estas cosas, asesinatos indiscriminados,...¿Qué es lo que podemos hacer?
De entrada, y aunque no me ha tocado de cerca, siento impotencia, solidaridad y unas enormes ganas de llorar...
No puedo soportar que personas inocentes, y en este caso todos lo somos, tengan que sufrir, tengan que morir sin entender por qué.
No hay un Dios, una religión, un fanatismo político o social que merezca una muerte tan absurda.
Son imágenes que aunque no existan porque seamos lo suficientemente correctos como para evitar su publicación, solo con  sentir por las palabras este miserable proceder, se me pone la carne de gallina.
Hemos sufrido varias aquí, en este país pero siempre, sea donde sea, me afecta.
¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos evitarlo?¿Cómo lo podemos prevenir?¿Cómo nos podemos solidarizar para evitar estas acciones? ¿Cómo hacer para que entiendan que solo queremos vivir en paz?

Saldremos a la calle y lo gritaremos...

martes, 15 de agosto de 2017

BUSCANDO A...WILY??

Si me hubieran dicho que esto era así, me hubiera reído en su cara e incluso me hubiera meado de la risa.
Nunca pensé que la gente llegará a ese nivel de ser "cabrito". Eres muy injusta; eres el demonio en persona incapaz de sentir, incapaz de vivir de los sentimientos. Para ti no existen!!!.. me da lo mismo algún día viviremos como queremos vivir.
Los cuentos, aquellos que quisimos vivir...vuelven.
Caperucita, el lobo, los siete enanitos y, después..".los miserables". Esa es la etiqueta y es la realidad.
"No se puede ser más miserable"
Qué pena me da!!!
Hay que vivirlos como nos lo cuentan no con imaginación.
Yo me alejo pero bien de tanta mentira. Si esto es así...me bajo.
Qué te den...pero bien
Vete!!! Aléjate!!! Déjame así que te voy a recompensar pero bien.
Ya hablaremos, a la vuelta te espero para poner los puntos sobre las IES.
No sé si voy a poder rendirme al tiempo...

jueves, 27 de julio de 2017

NUNCA HA SIDO Fácil

No es fácil sentirte madre en la distancia, ser madre a la sombra, como si fueras un fantasma o en el desamparo, miedo o confusión.
No es fácil, en días tan señalados, volver la vista atrás y recordar...,recordar y ver esa carita, tus gestos, sentir el contacto de tu piel y ese aroma.
No es fácil estar al otro lado del burladero, y tampoco es fácil estar a este lado, lo sé.
A pesar de procurar entender esa posición firme, autoritaria y perspicaz que debe tener una madre, a pesar de esa mirada tierna que se presupone, hoy me identifico más con todos esos cabrones que por circunstancias de la vida no pueden abrazar a sus hijos. Me identifico con aquel que quiere y no puede o con aquel que por miedo, culpa o cualquier otra no-pretensión, es incapaz de luchar contra los muros más esperpénticos de la sumisión.

Hoy ya no existe ni culpa, ni miedo, ni rabia, ni rencor...solo el vacío que dejan las ganas de recordar cada uno de esos momentos en los que te pude abrazar, acariciar y sentirte, esos momentos que nadie, nunca me podrá arrebatar. Son solo míos.
Eres el arma más potente para sanar alma y corazón.
Es duro haber atravesado el camino humillante de la desazón, pero hoy por hoy me queda el valor de mis palabras, el sentido de una vida que quise y por la que, a mi manera, supe defender.
Una madre es una madre y en algún remoto rincón de la negación a tal título se encuentra, si o si, la verdad, esa que por mucho que se quiera, no se puede negar.

No es fácil querer ser madre y que no te dejen las malas artes, la rabia y a veces la vulgaridad.

viernes, 14 de julio de 2017

SOMOS POCOS








Somos un puñado de gente que nos importan muchas cosas de nuestra sociedad.
Nos importan las personas. Nuestros vecinos. Esa persona mayor que vive sola cerca de nuestra casa; aquella madre que sola es capaz de sacar a sus dos gemelos adelante; aquel que vive solo y no está muy bien; o tanto emigrante al que tenemos que dar un poquitín de ayuda para que se sientan en su casa..

Somos un puñado de gente, mayores, más mayores, jóvenes, incluso algún niño concienciado, que seguimos pensando en el gracias, en el adiós, en el buenos días, en espera que te ayudo a llevar la compra.

Somos esa gente de todas las singladuras o de ya ninguna, que nos gusta disfrutar día a día de la vida, de lo que con poco, con nada o con algo, resolvemos nuestra felicidad a nuestra manera.

Somos esa gente que lloramos ante nuestros montes en llamas por la especulación, que lloramos ante el continuo maltrato animal, que seguimos llorando ante la muerte en nuestros mares o el asesinato en masacres tan cercanas que nos estremecemos sin comprender el Por qué.

Somos toda esa gente que ya estamos muy hartos de sentir que no se hace nada, que la justicia no llega, que quien nos gobierna, sea quien sea, no dice un alto y contundente: BASTA YA.

Y es que nosotros, esa gente, no queremos cárceles, no nos gusta el ojo por ojo, no buscamos que lo Pague el que no debe. Queremos que no queden impunes actos que atentan a toda la sociedad, queremos que se corrijan conductas con la misma contundencia que los actos cometidos, queremos que los responsables salgan a la palestra y todos podamos decir: uf, has sido tú???
Mientras esas actitudes no se corrijan públicamente, seremos una sociedad cobarde y profunda. De las de antes.

Esa gente, nosotros, tenemos que parar esto. Tenemos que plantarnos y no permitir que esto continúe.
Únicamente está en nuestras manos.
Si es preciso paremos el mundo, paremos cualquier actividad, paremos esa frenética vida y reflexionemos si realmente queremos ser partícipes y cómplices de tanta agresividad.

Yo me bajo, ¿Y tú?

Es un problema de humanidad no de justicia, de política o de los demás.
Somos pocos ya pero no vamos a consentir el maltrato, la desigualdad, que nos roben y nos desahucien, que nos traten como tontos y nos insulten continuamente.

Somos pocos pero capaces!!!

domingo, 2 de julio de 2017

HAY QUE ESTAR




Hay que estar ahí.
No basta el viento.
Hay que estar ahí. 
Con todas sus consecuencias.
Con "lo que quieran decir"
con un apoyo,
o con un "yo estoy porque si".

Hay que estar,
incluso a veces mojarse,
o simplemente estar ahí.

Porque te quieres,
porque me quieres 
o simplemente porque si.
Hay que estar. 

Mañana te puede pasar 
y entonces necesitar 
el apoyo y la solidaridad.
Seas o no seas,
 hay que estar, 
con todo o con nada
 con tú sola presencia, 
-un instante-, 
sirve para avanzar.

No valen las guerras,
tampoco lo que piensen los demás, 
hay que estar presente 
para que nunca te puedan señalar.
Señalar a quien piense
que hay normalidad,
te digo yo que ni en sueños, 
esto se considera normal.
Más bien queda lejos 
y por mucho que te digan, 
siempre te discriminaran.
Eso sí, en silencio, 
con disculpas, 
con mucho, mucho silenciar. 

Disimulamos que es lo que toca 
y no nos ensuciemos más.

"No salgas, no te atrevas, 
no nos pongas en evidencia más. 
Somos amigos, pero solo en la oscuridad. 
Como siempre, como ahora, 
¡que poco podemos avanzar"

Todo está bien a oscuras... 
¿por que tienes que decir más?

miércoles, 28 de junio de 2017

CUANDO NO HAY CUALIDAD

¿De qué sirven tantas cosas que aprendemos en la vida si no tienen la cualidad necesaria para saber estar?
¡Qué complicados somos!
Necesitamos pararnos, resetear nuestras mentes oscuras, asimilar lo que nos pasa y por qué nos pasa y crecer, sobre todo crecer.
No podemos ocupar un lugar que no nos corresponde sin haber crecido. Al crecer nos hacemos conscientes de donde está nuestro sitio y cuál es el camino que queremos andar y, a medida que avanzamos ese cordón que nos ata a nuestra niña caprichosa se va rompiendo, vas desatando-te y dejas de estar supeditada a esa necesidad de creer que todo está bajo tus pies. Por mucho que te aplaudan y te digan lo mucho que vales, hasta que no creces, se queda en un absurdo "todo vale"
Y es que en esta vida encontrar tu espacio y tu lugar es vital en muchas ocasiones. Unas veces, no pasará nada, "res de res", pero en otras tendrás que demostrar, ganarte a pulso cualquier favor, la buena crítica y la cordialidad.
¡No todos valemos!
Para unas, las chiquilladas, las pataletas, los enfados, las malas caras o las acciones indeseables, no tienen ningún tipo de consecuencia más que la simpatía o antipatía de un puñado de gente. Esto mismo para otras, simplemente es un no saber estar en su sitio y esa simpleza puede arrastrar al pozo más oscuro del que después cueste salir...y todo por no saber o no querer crecer.
¿Quieres respeto? Aprende a respetar. Aprende esa cualidad a ser imparcial, a ser justa, a ser honrada. Aprende la cualidad del espacio, del tiempo, de la distancia. Aprende la cualidad de aprender, rectificar y crecer.

A mis años, sigo aprendiendo y así seguiré pero mi diferencia es que yo no necesito que me respeten, me respeto yo misma y es suficiente. Pero otras personas, no es que quieran o no que las respeten, es que en su posición es necesario ganarse el respeto de los demás y dejarse de tonterías y absurdos que lo único que hacen es quitarles tiempo para crecer.

lunes, 26 de junio de 2017

UN TROCITO DE MI









Cada vez me convenzo más y más que un trocito de mi anda desperdigado por este mundo. Un trocito que, cuando le da la gana explota en un mar silencioso de sentimentalismo, sentimiento puro y profundo.
He aprendido a callar y a sentirlo y vivirlo de una forma tan intimista que a veces parece, en apariencia, un simple sueño.
Pero me digo: "que amor tan puro, tan libre y tan perfecto"
Habrá quien piense que es convenenciero pero a estas alturas, es tan secreto, que delata lo más puro de cualquier intento.
Ojalá que ese trozo, esa esencia, ese ser...siga su camino con la sabiduría de aquella verdad única y exclusiva por la que vino.
Ojalá ese trocito de mi crezca con tal sentido común que sea incapaz de herir por rencor, por odio o porque lo marque ese tipo de estructura social tan poco complaciente, tan poco deseosa de pertenecer a la bondad humana y todas las ramas de convivencia.
Ojalá me sigas queriendo como me quieres y llegues, algún día a quererte como te quiero.
¡Qué ciego es el querer y que odioso el amor!
Y es que hay de tantas maneras y formas, y nos empeñamos tanto en clasificarlo que al final el corazón se nos hace "la pichi un lío" de tantas excusas que nos damos.
Lo que es, es y seré siempre aunque nos incordie la razón con "esto si puede ser y esto escóndelo que no corresponde". Y así van pasando los años con un montón de tapujos que a la larga lo único que consiguen es hacernos unos seres mentirosos e infelices.
Por eso ¡¡insisto!!, da rienda suelta a ese sentimiento, deshazte de todo aquello que te impide amar puro y se feliz día a día sin más que disfrutando de ver cómo se mueve y defiende ese trocito de tí.
Después...sonríe y que te siga importando un comino lo que piensen de ti los demás.

jueves, 15 de junio de 2017

NO SÉ SI ES TAN BUENO




Hace días que no estoy atendiendo mis redes sociales, ni siquiera tengo tiempo casi como quien dice, para leer mis correos y con este calor no apetece ni el calorcito que suelta el ordenador, pero hoy no quiero irme a la cama sin unas reflexiones que llevan ya unos días rondando por mi cabeza.
Va de antemano que no estoy en contra en absoluto de todo aquello que sirva para crecer como persona, como "ser humano" o simplemente como humano (diferencia este de un animal), pero...

Durante años he estado aprendiendo cómo era la vida, aprendiendo de ella y de los demás, incluso de mi misma. He visto temas tan importantes como esos "valores fundamentales" que guían nuestros caminos, a sonreír sin ganas, a tratar bien a los demás y a uno mismo, a hacerse fuerte, que es muy importante y a crecer y vivir.
Y ahora va y me hago, no sé porque razón, el planteamiento interno de si verdaderamente esto sirve para algo o si en la ignorancia (de todo tipo) se vive mejor.
Quizás, y digo solo quizás, es mejor no saber; es mejor no conocerse; es mejor ignorar la realidad.
En el fondo sabemos quienes somos y somos conscientes a poco que nos lo planteemos, que la realidad sigue siendo igual de decepcionante.

A quien le importas de verdad, estará ahí siempre, seas la más lista o la más torpe.

¿Sirve para algo?¿Realmente sirve para algo?

Puedes apasionarte contigo misma y cambiar tu vida para sentirte mejor si con eso te sientes más feliz, pero reconozcamos que tanto conocimiento solo te sirve para ver más aún, con mayor intensidad, todos los defectos que hay ahí fuera, y los propios

Que utópico, ¿no?
"Querer cambiar el mundo y al final el mundo te cambia a ti"
(Ya os diré si para bien o para mal)  

viernes, 9 de junio de 2017

DESEO MUTUO DESEO

Nuestras miradas se cruzaron desde la lejanía. Tú estabas en la otra punta pero mi deseo fue instantáneo desde el primer instante en que te vi.

Te desnudé mentalmente al menos cinco veces antes de poseerte definitivamente. Paso a paso y muy lentamente.

En silencio desabroche tu blusa. Era blanca y se ceñía a tus pechos dandoles un aspecto más voluminoso. Mis manos correteaban por tu espalda, por tus pechos, por tu cintura hasta llegar al botón del pantalón que conseguí despasar al primer intento.

Metí mi mano entre tus ropas y el contacto con tu piel hizo que notará mil mariposas revoloteando por mi estómago.
Sentí que mi entrepierna estaba húmeda y mi respiración se aceleraba a la vez que una convulsión de placer estallaba por dentro.
Note como te arqueabas, oí como susurraba que querías más y en ese momento mis labios rozaron tu pecho con tal pasión, con tal suavidad y sentimiento que sin querer me deshice en un tremendo alarido. Noté un sudor frío de esos que hielan el alma y me deslice por todo tu cuerpo saboreando hasta el rincón más recóndito.

Fue el delirio quien me despertó.

Tú seguías al otro extremo, alejada, con esa mirada penetrante y fisgona adivinando cada uno de mis pensamientos. Sonreíste tímidamente y desde entonces nuestros sueños coinciden diariamente en un paraje de amor puro, fresco y apasionante.

SIEMPRE...TODO O NADA

Durante todos los días aprendemos. Aprendemos de la gente, de la calle, de todo aquello de lo que queremos aprender.
Aprendemos, nos equivocamos y aprovechamos de lo bueno y de lo menos bueno, de lo malo.
Aprendemos a lo largo de un curso, como cualquier estudiante, aunque nuestro aprendizaje es distinto, es más nuestro, más personal, más íntimo.
Por eso cuando damos un vistazo hacia detrás descubrimos que en ocasiones ya hemos aprendido lo suficiente para caminar en solitario y replantearnos si tanto esfuerzo, para mí lo es, ha valido la pena. Sólo podemos ver desde dentro tanto las realidades como los espejismos y hoy no es día para desilusionarme si por un casual lo esperado no ha fraguado en el paraíso en el que esperaba, después de tanto tiempo, encontrarlo.
Esperas personas; esperas que se preocupen de tí; esperas que al menos lo aprendido sea de la comunidad, del grupo, pero realmente, cuando pase la tormenta descubrirás que la respuesta a todo está dentro de ti, en lo que has asimilado y que tu camino es igual de solitario que cuando comenzaste.

domingo, 4 de junio de 2017

CUANDO ESPERAS MÁS






Unas veces es una escusa, otras un tal vez, a veces incluso es una verdad...pero una vez, otra y otra...se va convirtiendo en una norma, en una dejadez tal, que duele.
Duele saber que siempre, siempre, hay algo más importante que yo, más que mis necesidades o aquello que pueda sentir.
Es un mirar al infinito y no ver nada, a nadie!! No hay una mirada cómplice, una mirada amiga, una mirada de ánimo y una mirada de "bien!!!! Sigue hacia adelante!!!!.

Sé que no debemos ser exigentes y no lo voy a ser. No es mi intención exigir nada a nadie, pero es que a veces, en este mundo de locos necesito de tu complicidad, de esa fuerza, que sin tu saberlo, me infundes.
 Eres tú, que te veo cuando camino al trabajo; eres tú, que me cruzo por la escalera o por la acera mientras paseo a mis perrhijos; eres tú que trabajamos cada día codo a codo; eres tú, mi amiga del  pasado o esta nueva con quién estoy congeniando.
Eres tú mi hijo, mi familia, mi mujer.
Es un conglomerado de circunstancias, una chispa e incluso algo que no hace falta pedir. Se siente, se adivina, lo quieres, lo necesitas.
Lo he sentido y me niego a que desaparezca.

Es todo ese esfuerzo que hago cada mañana para levantarme, para sonreír, para ser feliz y demostrarte que sí!!, a pesar de lo que sientas, a pesar de como te sientas...puedes y debes salir.
No me importa volverlo a hacer. No me importa coger el lápiz de morder y ensayar todas las mañanas mi sonrisa perfecta para que nos beneficiamos todos de tener un mejor día. No me importa apretar los puños con fuerza para atrapar el dolor que me deja la ignorancia de pensar que si puedo hacer más por tí, también tu puedes hacer más por mí...sin que te lo pida.
Esas fuerzas que me dan los puños son precisamente las que me van a decir: "adelante, no pasa nada. Tú puedes llegar hasta allí. Consigue-lo, no dudes y camina"

No soy capaz de culpabilizar a nadie porque nadie es culpable de nada. A veces no podemos ver más allá de nuestros propios pies y pretendemos ver todo el horizonte.
Mi  forma de querer, mi nivel de exigencia, el propio y el ajeno, me lleva fatídicamente a llevarme batacazo tras batacazo... y vuelvo a pensar que nadie, efectivamente, es responsable de los demás. Por lo tanto no es justo mirar a los demás justificando con mis puntos de vista, será más justo justificarlos con los suyos propios, por lo que no tengo nada que hacer. Mis puntos de vista soy yo quien los conoce y los entiende, y puedo sin necesidad de preguntar o pedir permiso a los demás, adaptarlos como mejor pueda a mis capacidades, entonces, ¿por qué debo justificar los actos de los demás?
"Mis compromisos son conmigo misma, no con los demás".

Ahora si, es el momento de sentarme en el sillón de meditar y hacer un reseteo de las cosas esenciales que me corresponden como mías y deshacerme del resto de "conciencias" que no son de mi incunvencia, que a veces, sin darnos cuenta creemos como propias.
Descifraremos en pocos minutos los secretos de tanta y tanta espera...

RAREZAS UNANIMES






Va por delante que mis ideas más profundas religiosas, políticas, sexuales y de cualquier tipo, incluidos mis valores...se dan de ostias en momentos como estos.
No me considero fanática aunque en ocasiones me gusta gritar y a veces, demasiado alto.
Me gusta la verdad auténtica, esa que cuesta ver, aunque miento sin ser mi deseo, por seguir un criterio al que no estoy inscrita.
Me identifico con las buenas acciones, vengan de donde vengan, hasta el extremo de cambiarme de ideología por unos momentos (luego vuelvo a la mía)
En fin, que con mis cosas más íntimas, soy un poco rarita y a veces no puedo disimularlo.
Ni tengo la posesión de la verdad en mis manos ni la quiero, (menudo dolor de cabeza) pero quiero creer y seguir creyendo en la humanidad, en la igualdad, en la justicia, en el amor, en la paz y en la libertad.
Aunque a veces justifiquemos otras voces, solo comulgo con lo más íntimo y personal de lo que es mi propio yo.
No es que tenga cambios "imprevistos". No es "que hoy diga una cosa y mañana otra".

No, no es eso...

"YA ESTA BIEN DE MUERTES. TODOS Queremos VIVIR EN LIBERTAD Y SIN MIEDO".

martes, 30 de mayo de 2017

ME DA IGUAL QUIÉN SEAS

Me da lo mismo quien seas, cuales son tus siglas políticas, si eres hombre o mujer. Me da igual que te critiquen, incluso que a veces te hagan dudar. Me es indiferente lo que digan de tí los demás. Me importa "nada" tu estrategia, lo que cobres o si te he votado con anterioridad.
Me importa tu trato, tu ayuda, tus ganas de luchar. Me importa como te involucras, tu juventud y tu defensa hacia los demás.
También tu compromiso, que es sincero de verdad y no como sucede con muchos que es un sonreír en el lugar.
Me gusta como lo haces y te ánimo a continuar y acordaros que siempre, al final estamos, donde el destino nos quiere  dejar.
No entres en juegos absurdos ni en disculpas que no te vienen ni van, más les vale a algunos callar y continuar con una falsa mentira y unos valores que se van.
Desde aquí, mi post, mi gran respeto ante personas que aunque piensen a veces diferente a mí, se lo merecen, un abrazo y mi deseo de hacer de nuestros caminos un poquitín más humanos.

miércoles, 24 de mayo de 2017

SEGURAMENTE SÍ




Estoy toda la mañana atrayendo energía negativa diciéndome yo misma "que hoy no va a ser", "hoy tampoco", "hoy no" y buscando tanto en mi mente como en mi corazón, esas razones ocultas que impiden que sea, en esta y en otras tantas ocasiones, un seguro y auténtico SI.
Pero...
Si es que la culpa es mía, tanto libro de autoayuda, tanto mirarme al espejo para salir guapa y sonriente cada mañana, tonto ilusionarme con el que hoy si que va a poder ser y dando una oportunidad tras otra a la vida, tanto querer aprender cada día más y más para estar alegre, contenta, positiva...
Y...
En un segundo, PUF!!!
Adiós a la autoestima alta, adiós a las sonrisas, adiós a la ilusión, adiós a la alegría, a estar contenta, a ser positiva y a querer aprender...
Para...
Terminar diciendo "hoy sí, hoy no, quizás, quizás, quizás"

Tengo ganas de desaparecer, de largarme durante unos años donde nadie pueda encontrarme, olvidarme del hoy, del mañana y del pasado; poner rumbo a un lugar donde las cosas sean de verdad, donde las palabras y las promesas queden dichas y no se rompan u olviden. Navegar en unos mares sin confusión ni abismo y con la certeza de que este donde esté y con quien esté, seré libre, querida y respetada simplemente por ser quien soy.
No...
No quiero esa sensación de perder por huir y no enfrentarme. Me quedo a respetarme yo misma con mis armas: mis ayudas, mis espejos y mis ganas.


viernes, 19 de mayo de 2017

NO PERDAMOS EL NORTE



¿Sabéis lo que me molesta?
Esa opinión a la ligera, esa crítica facilona e insultante de aquellas personas que les molesta todo lo de los demás sin importar un comino la libertad y sus derechos.

Es tan solo una cuestión de RESPETO a los demás; RESPETO EN GENERAL; por nosotros mismos.

Parece que la visualización de ciertos colectivos molesta a un sector de la sociedad, un sector que en ocasiones alardea de ser muy solidario y respetuoso con los que "son u opinan diferente" pero que a la hora de la verdad todo les molesta y no se puede contar con ellos o con su dinero.
En muchas ocasiones ya lo he dicho "NO HACE FALTA SER LA CAUSA PARA DEFENDER LA CAUSA"...Sirve para cualquier causa y traducido, quiere decir que no hace falta ser pobre para defender a los pobres; no hace falta ser alcohólico para entenderlos y ayudarlos; no hace falta ser drogadicto o no hace falta ser homosexual para entender, apoyar y respetar su causa. 

Quizás se trate de las formas o eso dicen, pero la VISIBILIDAD  desgraciadamente es necesaria porque en este País y en otros muchos, todavía queda mucho por hacer.
Las leyes no se consiguen sin protesta, sin luchas y sin destapar las injusticias y desigualdades, nazcan de donde nazcan.

Es una vergüenza que desde que se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el año 2005, sigamos teniendo casi un 40% de delitos de odio registrados en 2014 y que la mayoría fueron contra homosexuales, lesbianas o transexuales.
Es una vergüenza que se apruebe aquí en la Comunidad Valenciana la Ley Trans, que deja de considerar la diversidad de género como una enfermedad, hace escasamente unos meses.
Pero lo más vergonzoso quizás sea la lucha que conlleva conseguir unas leyes para que luego solo sean papel mojado, ¿de qué sirve entonces?
Hay que recordar y seguir luchando por una igualdad real y efectiva y es tan sencillo como ver las cosas desde la DIVERSIDAD, EL RESPETO Y LA TOLERANCIA. (tres palabras que deberían ser de obligado entendimiento para todos)

Para sacar a la luz la intolerancia social y descubrir al "intolerante" es necesario hacer VISIBLES las causan que les molesta y provoca rechazo.

La VISIBILIDAD, son unos bancos pintados con el color del arco iris, un paso de peatones como celebración de un día conmemorativo, una bandera, un cartel, una fotografía, una camiseta, una charla, una manifestación, una reivindicación, una protesta o una denuncia.
Es enseñar  tolerancia, respeto y libertad. Es defender unos valores  y es fundamental para terminar con cualquier injusticia y desigualdad.

Quizás no sea mi caso, siempre he hecho lo que me ha dado la gana y realmente poco me ha importado la opinión de los demás, pero en la posición actual, miembro de una asociación LGTBI+, si es necesario llamar la atención ante ciertas expresiones que utilizamos y opiniones críticas o despectivas que pueden llevar a malos entendidos. 
No hace falta apoyar iniciativas pero tampoco es necesario boicotear. 

Es la cultura del egoísmo: todo lo que se hace para o por los demás es un robo y una injusticia, un tropiezo o una dejadez... se paga con dinero de los impuestos del ciudadano y no está bien "malgastar" en cuatro tonterías.
¿Unos bancos? ¿una bandera de colores? ¿una fiesta? ¿cinco días al año de reivindicación de unos derechos pisoteados durante tantos años? ¿de la libertad?
Durante mucho tiempo, con nuestros impuestos, se ha pagado esa educación y esa responsabilidad social que muchos parece que no han sabido aprovechar.
Hay una asignatura, "la empatía" que te obliga a respetar a todo aquel que no eres tu.
Yo me siento normal luciendo mi camiseta, orgullosa de mi bandera y celebrando un día que, para mí, tiene mucho significado. Igual que cualquier otra persona afín a un equipo deportivo.

Dejemos que cada uno como persona tengamos nuestro proceso de libertad y dignidad, y respetemos las diferencias de los demás respecto a nosotros. A veces puede ser que descubramos que a fin de cuentas no hay tanta diferencia como nos creíamos.



sábado, 13 de mayo de 2017

CON LA CONCIENCIA TRANQUILA

...Y que bien se está con la conciencia tranquila!!!
Está donde debe estar y con quién debe estar. Duermo a pierna suelta pensando que mi pasado no fue un error sino más bien un aprendizaje.
¡Y que aprendizaje! Che tú! Ni en la mejor escuela.
He aprendido a saber diferenciar entre la buena gente, esa que vale la pena, aunque solo la conozcas de un día, de aquella que está pegada a ti año tras año absorbiendo tu energía (sea esta positiva o negativa).
He aprendido a medir con la vara de la dignidad y es entonces cuando descubres lo que hay, lo que te mereces, lo que eres y, sobre todo, lo que vale la pena.
He descubierto y asimilado a la vez, que lo que has creído en toda tu vida, se transforma lentamente como en una película de fotogramas antiguos en una irrealidad y ahora lo ves todo tan absurdo, diferente y lejano y te parece todo un sueño...y es que quizás la vida se resuelve entre un ayer aniquilado en la penumbra y un presente lleno de luz.
¡¡¿Quien lo diría?!!
Yo no

martes, 9 de mayo de 2017

ELLA ES DE OTRO PLANETA





Yo no sé si el día de mañana podré confiar en ti, seguir confiando en ti.
No sé si vulnerarás mi confianza. Eso nunca se sabe.
Lo que sí que me has demostrado es que das aunque no te sobre, que la amistad, para ti, llega más allá que otros valores, que eres capaz de perdonar en segundos, cualquier fallo y que aunque te nieguen como a Jesucristo, estas si te necesitan.
Te ofreces sin excusas, sin cansancio y sin pensar en agradecimientos y eso hoy en día, no existe como debiera.
A veces me pregunto, ¿qué pasaría si volviera a suceder? ¿estarías dispuesta a volverte a dar? ¿te tragarías ese orgullo que todos poseemos y harías como si no pasara nada? ¿Olvidarías las contradicciones, las manías, los absurdos, el tiempo muerto y la erosión de esa amistad donde el tiempo ha matado cualquier oportunidad?
Como en otras ocasiones, se que vendrías con tu carita de buena, de cordero degollado que no ha roto jamás un plato y volverías a caer en el mismo laberinto, porque quien es así, no cambia en la vida y porque aunque puedan reírse y burlarse criticando tu tontuna, para mi es uno de los valores que más me han atraído siempre de tu persona. No dudo ni por mucho tiempo que pase, que llegado el momento, volverías a sentirte privilegiada por tender tu mano, y a mi, en este caso, la duda no me ofende sino que me hace reflexionar y ver que no todos somos iguales.
Orgullosa de tenerte, orgullosa de ti.

#orgullosadeti  

domingo, 7 de mayo de 2017

EL DÍA MÁS FELIZ




Hoy no voy a repetir temitas que ya he dicho hasta la saciedad, ni voy a recriminar posturas ajenas ni tan siquiera me voy a humillar yo misma, ya no es ese mi estilo, voy a explicar sentimientos que llevo dentro y que pocas veces, desgraciadamente, se me escapan.

Muchos años llevaba deseando tenerte entre mis brazos. Bien sabe quien me conoce que ser madre, era uno de mis deseos más profundos. treinta y cinco semanas sintiendo tus latidos acelerados; treinta y cinco semanas luchando contra mis propias hormonas por una simbiosis que transformaron hasta el último pelo de mi cabeza con el único deseo de tenerte; treinta y cinco semanas viéndote crecer ecografía a ecografía, llamándote "pepito" por aquello de sentirte más cerca aunque este no fuera el nombre definitivo.
Tu corazón latía rápido como el viento y mi ansiedad por ver tu cara crecía a la misma velocidad. Existía ya por aquel entonces una química especial entre nosotros.
"No se romperá".
Ese día, el día que fui madre, 47 centímetros y 2610 gramos, aparecieron ante mis ojos, la cosita más bonita que jamás tendré entre mis brazos. Ser madre no es tan sólo una palabra. Siempre lo he dicho, es más bien un sentimiento, un algo muy hondo que nace de tan adentro que no se puede explicar. No tuve el placer de llevarte dentro de mi cuerpo, pero sentí y padecí todos los instantes de tu evolución.
Cuando al fin apareciste frente a mí, cuando pude abrazarte, atraparte en mi regazo y olerte, una abrumadora ola de felicidad me cubrió desde la punta de los dedos de los pies hasta los pelos de mi cabeza. Jamás, por mucho tiempo que pase sin verte olvidaré ese momento y esa dicha. ¡Ese fue el día más feliz!

Ahora quiero felicitarte, Maco, porque lo que has hecho lo has hecho con todo el corazón que una buena madre pone en cada uno de sus empeños; porque has sabido respetar, tolerar y defender posturas que de antemano eran indefendibles en una sociedad falsa que no estaba preparada para defender las reglas morales. Te felicito porque has dado lo que tenías para dar con las manos atadas y por crear un paraíso dentro de las tinieblas de esa falsa moral. Te felicito porque renunciaste a un nombre que marca la diferencia entre el ser y el no ser, por mantenerte en la oscuridad dejando que el camino se iluminará para que, aquel a quien más querías, pudiera continuar sin reservas, una vida que de antemano tenía marcada. Te felicito porque a pesar de los enfrentamientos tu posición se vio recompensada con un millón de besos, abrazos y sentimientos que marcarían el inicio de una red llena de enlaces que ni el más experto pescador será capaz de desatar. 
Te felicito por los cuidados, por las caricias, por los juegos. Por darte la mano para crecer; por no separarte en la enfermedad ni en los malos momentos; por procurar una vida digna, por la guardería, por el colegio, por los amigos, por querer estar en todos los momentos significativos y por querer compartir. Te felicito por no dudar ni un segundo en dar todo tu cariño y en querer a pesar de "los pesares". Te felicito por tus cuidados, por tus mejores intenciones y por haberlo hecho lo mejor que sabías en cada momento. Te felicito... 
Nunca nada ni nadie podrá entrar en ese rinconcito dentro de nuestros corazones donde permanecemos tu, yo y nuestras sensaciones más puras.

Con un "hola" en un día especial y sin venir a cuento...me conformo.
Gracias, mil gracias por estar ahí y por existir.
Acabemos de disfrutar del día, que ya queda poco.

miércoles, 3 de mayo de 2017

UN MUNDO LLENO DE CONTRADICCIONES




Hasta aquí, cuando ya pasan mil años del infortunio, sigue llegando esa corriente de agua, cargadita de imperfecciones y suciedad.
Vamos superando nuestras debilidades, aunque las infamias, las mentiras, el odio y la maldad persistan alrededor.
Todavía no comprenden que inventaron los escudos, y llevo una buena coraza para defenderme de sus propias amenazas. Persisten, persisten en sus burlas, en sus menciones, en sus cuchicheos y en desvirtuar una realidad que antes o después saldrá a florecer, como en cada primavera florecen las margaritas.
Existo y seguiré existiendo, viva, con toda la luz y pasión que mi alma me permita, con toda la fuerza para demostrar algún día que te perdiste en el camino y el mio continuo; que te perdiste en el vacío y yo me llene de alegría, ilusión y vida.

Cada uno debe reflexionar y encararse con su interior. No todos pensamos de la misma manera.
A veces, hablando conmigo misma me he preguntado la razón de guardar silencio, de no hablar, de no hacer mención alguna y de no decir todo aquello que debía haber dicho. No me defendí de acusaciones tan viles y malintencionadas que afectaban gravemente a mi vida. ¿Por qué no dar la cara? Incluso me he llegado a enfadar conmigo misma ante el miedo de quedar como una cobarde por no enfrentarme, pero desde el primer instante, desde aquel mensaje cuando comprendí lo que pasaba, me dí cuenta que nunca había sido importante y que ahora ni mi tiempo ni mis energías debían ser malgastadas en aquello que llevaba muerto mucho tiempo.

Todos tenemos nuestra "varita mágica"  para poder encontrar la felicidad, y yo encontré la mía en el momento que opte por mantenerme apartada de aquel conglomerado de acusaciones. De boca de todos salen serpientes pero he aprendido a dominar las mías a base de silencios.
No dejé entonces entrar a nadie en mis propias decisiones y con el paso del tiempo me reafirmo en mi postura.
Quien tuvo el poder de darme entonces una oportunidad, no quiso hacerlo y con este tiempo de tramitación he encontrado dentro de mi la reflexión que me hace sentir  que fui una gran persona, que supe dar oportunidades a pesar de los acontecimientos de nuestras historias y ante todo quise defender un derecho de amistad  sin zafarse en esperpénticas postales de hipocresía.

A todos los que nos gusta reflexionar, reflexionemos y veamos: ¿dónde estábamos?, ¿Con quien estábamos?, ¿qué dimos?, ¿qué pedimos a cambio? y ¿cuánto tiempo estuvimos?.
Y luego hablemos de lo qué hicimos y dijimos.

¿Lo que más duele? Sin duda la utilización de las mismas armas que se echaba en cara y el poco valor que le vamos dando a la justicia. ¡¡Ahí fallaste!! Todo lo demás queda en pura fantasía de una realidad que jamás volverá a existir, porque lo que no es bueno para uno. se aleja, se olvida y se libera para hacer sitio a lo que te agrada y te hace sonreir.

Nunca podré culparme por sentirme insatisfecha dentro de una situación y dar el paso para salir del bucle en el que me había metido. Dar ese salto me cambio la vida y esto, no todos son capaces de entenderlo.
Estoy contenta, mi vida en general está donde debe estar, vivo el momento lo mejor que se y encuentro sentido a cada una de mis acciones. Reconozco mis errores y se que mis decisiones, equivocadas o no, son mías y sus consecuencias son para mí como no puede ser de otra forma.
Sigo mi camino sin necesidad de mofarse de aquellos que en su día fueron mis amigos y me doy cada día, con lo máximo que tengo para llegar a estar feliz.
Las verdades y las mentiras son un devenir que luchan entre el ayer y el mañana, nunca en el hoy.    

LO INSIGNIFICANTES QUE SOMOS




"...Cuando me desperté y me dí cuenta de todo lo que había sucedido a mi alrededor, supe que no volvería a sentir como sentía antes de conocerte. La vida me acababa de dar una buena lección tanto moral como de valores sobre la convivencia.
Al fin y al cabo ¿qué fuiste para mi? ¿Qué significó tu amistad, aquellos años?
Hay indicios bien probados de que todo sigue igual. Las mismas gentes, las mismas calles, las mismas circunstancias y los mismos deseos inconfesables de mirar con esos ojos y criticar a los demás.
Ni aporte entonces ni estorbo ahora."

jueves, 27 de abril de 2017

MI NIÑA INTERIOR



Ayer estuve hablando con mi niña interior y sin saber por qué, la llamé "estúpida niña repelente, prepotente y rara".
Ayer no lloré porque tuve vergüenza ajena.
Pero hoy ¡sí que lo hago!. Hoy lloro porque lo siento mucho, siento mucho haberte hablado así. Me afectó mucho ver la diferencia entre aquella niña de pocos años y la mujer en la que se ha convertido hoy.
No soy ni mejor ni peor.
Culpo al paso del tiempo y a esa incomunicación contigo que me hizo adquirir tanto despropósito y abandono de mis valores más firmes -nuestros valores puros-, poniendo entre nosotras lo más necio de los demás. Me desvie del camino y no me ocupe de nuestras cosas.
Me ha costado mucho deshacerme en estos últimos años  de lo peor que he ido adquiriendo por este camino de la vida y cuando te he visto en mi mente y en mi corazón, no puedo más que echarte la culpa por haber permitido que todo lo que no me gustaba de mi misma se afincara dentro y todavía continúe después de más de cincuenta años, y...¡me cuesta tanto, en ocasiones desprenderme de ello!
Si soy pobre es porque me dejé empobrecer. Dí poder y no es justo quejarse.
Si soy torpe y lenta es porque le di valor a las capacidades de los demás y me abandoné en un "no puedo" inexistente.
Si me he sentido fea es que solo vi la belleza a mi alrededor y no supe buscar allá dónde se escondían mis sueños, en ese pedacito tan bello de tu corazón y el mio.
Si me robaron la ilusión, mi libertad, mi pasión, mis sueños y aquello a lo que más puedo amar, ha sido por mi estúpida cobardía.
Ayer, cuando hable contigo, -mi niña interior-, supe que antes o después encontraría el valor y las fuerzas para reencontrarme contigo y recuperar el tiempo, los valores y las ganas de volver a ser yo.
Ayer me dí cuenta que, si acaso, la única estúpida, repelente, prepotente y rara, soy yo y aquello que deje de hacer hace más de cincuenta años.

miércoles, 19 de abril de 2017

SOLO POR UN DIA

No suelo meterme así tan directamente y con tanta rabia con unos sentimientos tan a flor de piel, pero lo voy a hacer y ruego que me perdonéis por ello.
Seré escueta. Mis circunstancias personales más allegadas a mi sensibilidad íntima están dañadas. Mejor o peor se mantenían pero de una época aquí, están totalmente "desvirtuadas".
Gracias a tí. No es que tengas poder, es únicamente que tienes una lengua viperina y a saber las barbaridades que han salido por ella.
No importa.
Tienes dos razones, al igual que yo tengo una, para desearte de lo más profundo de mi interior que jamás puedas descansar, que todo por lo que esté pasando yo, mi lejanía, la pases por duplicado y que jamás puedas volver a descansar en paz ni un solo minuto.
Por una vez, por esta vez, permitidme que saque mi veneno. Como no soy así quizá lo lamenté pero hoy, está noche, voy a dormir profundamente en un sueño bonito y con el deseo de que se cumpla.
"Cuanto daño se puede hacer por la inconsciencia de meterse donde nadie te llama"
Descansa en paz hoy, quizás ya no vuelvas a hacerlo jamás, "amiga".

"No me preguntéis porque me siento así.
No veáis si es odio o es rencor.
Si los recuerdos han venido a buscarme o si tan sólo es un tropezón.
Mirad que en este corazón,
Tan solo quise lo mejor,
Pero como todo en esta vida, surge  sin un motivo y sin razón"
                Maco Seguí

Soy infinitamente feliz con todo lo que tengo y todo lo que soy pero jamás, aunque pasen mil años, perdonaré tu estaca rastrera.

sábado, 15 de abril de 2017

MEA CULPA




Hoy he tenido un día un poco "espeso" y no por la "mea culpa" sino por ver actitudes en los demás que me hacen pensar y variar un poquito el concepto de la vida.
Estamos hartas de las actitudes que desprecian la vida y desprecian a los demás. Actitudes en el trabajo que indican una superioridad "ausente". Digo esto porque mostrar una actitud hacia los demás de prepotencia indica falta de respeto y falta de un concepto, muy importante en la identidad humana, como es la igualdad.
Démonos cuenta de una vez que en esencia, todos somos iguales. En la medida que nos comportamos como imbéciles autorizamos a los demás a que nos vean y nos traten como imbéciles. ¡Tened cuidado!
Luego sales de trabajar y pasa exactamente lo mismo. Es una injustificación constante ver lo que tenemos delante de nuestras narices, gente insensible, prepotente y que humilla al resto de la naturaleza porque le da la gana, vecinos que no piensan que viven en una comunidad y culpan a los demás de su propia "suciedad"(esto lo digo con doble sentido), y otros muchos que desde su hipócrita situación de creerse "más altos" (en una posición social más elevada), se piensan que son más guapos, más listos y más verdaderos con lo que creen tener la capacidad de juzgar a los demás.
Más tarde llegas a casa y decides navegar a través del ordenador a un mundo donde la dignidad de muchos se ha esfumado gracias a la cantidad de impertinencias vertidas a bocajarro contra todo cristo viviente y es el momento en el que te das cuenta que lo "espeso del día" pasa a ser pena.
 Me conformo con pensar que somos así y continuo mi camino.

Con lo bonito que sería comportarnos como seres racionales y con corazón, respeto y amabilidad hacia los demás... ¿una utopía? Bueno, pues eso será. Después de hoy, reconozco que mi vida será la misma de siempre y que incluso volveré a comportarme en algún momento, aunque no quiera, con esa actitud que hoy he visto a mi alrededor. Entonces solo puedo decir..."Mea culpa" 

domingo, 9 de abril de 2017

CUANTOS AÑOS ATRAS

Termino de leer "Madre no hay más que dos" un libro muy interesante escrito por Lídia Titos García, que trata, como dice en su contra portada, de la historia de una pareja de lesbianas que ha decidido tener un hijo.
Bien. La historia me intrigaba, me llamaba la atención saber si iban a tener la valentía suficiente de hablar de todo el proceso sin tapujos ni pelos en la lengua.
Sólo puedo deciros que me ha impresionado. Todas las frases, los puntos, las comas, los sentimientos y pensamientos y la lucha, con dos ovarios por ser madres. Madres las dos, hablando, entendiendo la postura de cada una de ellas y entendiendo después la postura de sus hijos.
He llorado, me ha hecho llorar en cada uno de sus capítulos porque para mí eran conocidos, desde el primero hasta el último, y alguno más que no viene a cuento en estos momentos.
¡Que equivocada y ultrajada me siento! Sí, ya sé que eran otros tiempos, pero quizá por ello el compromiso debió de ser mayor. Cuando quieres, quieres con el corazón, quieres con la conciencia, quieres con la verdad y con los valores que te unen.
Os aconsejo, que si sois una pareja de lesbianas, si os queréis, si queréis formar una familia y queréis tener un hijo, leáis este libro con mucha atención. Aunque sean otros tiempos que nada tengan que ver con los de mi época, todavía tendréis que luchar por la aceptación, la diversidad y la visibilidad, por el bien de nuestros hijos.
Nunca más madres de segunda, nunca más no explicar a nuestros hijos el por qué tienen dos mamás o dos papás, nunca más renunciar a nuestra familia y nunca más renunciar a la verdad.
Ojalá hubiera tenido esta historia entre mis manos. Sé con toda seguridad que el camino entre tú y yo sería otro completamente distinto.
Hoy no hubiera renunciado por imposición, ni por todo el oro del mundo, a que siguieras llamándome mamá.
Quizás después de tantos años este fue mi error.

miércoles, 5 de abril de 2017

NUESTRA MIRADA NO ENGAÑA

"Desde mi país de "Nunca jamás", oigo tus pensamientos, veo tus miradas y me doy cuenta que en nuestro mundo no hay cabida para gente ignorante y sin sentimientos que no saben sonreír ni alegrarse de la vida. Allí lejos se queden!!! Tú y yo cogidas de la mano tan solo queremos ser felices"

¡Que rabia nos da que los demás sean felices! Somos capaces de tirar por tierra y enturbiar las relaciones ajenas que por seguro, desconocemos en su intimidad pero pasamos a calificar como aparentes y falsas.

Tengo una relación que me satisface plenamente con mi mujer, en la que a parte de complicidad, he podido encontrar todo lo que he anhelado durante mucho tiempo, quizás toda la vida: amar y sentirme amada, querida; confiar y perder la cabeza continuamente con una carcajada detrás de otra; sentir la ternura de una caricia, de una mirada y esa paz que se trasmite desde dentro y no puedes controlar.
Tus ojos, tus miradas muestran "todo eso" que llevas dentro. No es tan sólo una foto colgada en internet, es un transfondo que no todos pueden ver porque para verlo y sentirlo, hay que tener la mirada limpia.
La gente buena, la que aprecia al prójimo, aquellos que ven en la vida posibilidades, sueños y alegría, son los que saben diferenciar la felicidad en los demás.
Aquel pobre amargado, trastornado por el odio y el rencor, aquel que no puede mirar a la cara o aquel que ni tan siquiera tiene mirada, solo verá apariencia, engaño y falsedad en actitudes tan nobles y bonitas como el amor, la felicidad, la risa o la alegría.

A todos mis amigos, que durante estos últimos años me habéis dicho cosas como: "¡como te ha cambiado la cara!" "Que feliz se te ve", "se te nota en la mirada", "estás loquita", "te lo mereces", "sois una gran pareja", "que felicidad, que maravilla", "me encanta verte feliz", "tienes una cara de tonta enamorada, que me encanta"...,
Quiero que sepáis que cada foto, cada comentario, todo lo que comparto, lleva ese trocito de mi, sincero y lleno de amor y felicidad, y que mi única pretensión es compartir con vosotros mi felicidad y que con ello consigáis también la vuestra.
Dejar a un lado todo aquel que critique la felicidad y la alegría porque al fin y al cabo la vida está para ser vivida y la "oscuridad" es un absurdo que no nos lleva a ningún sitio.

"Sonríe, sonríe y sonríe" y como dice "mi maestra", aunque al principio no lo sientas y sea fingido, fuerza una sonrisa que alguien sabrá agradecerte​ y a la larga conseguirás llevarlo en las venas.

Os aseguro que no cambio una fotografía actual, por muy ridícula que me muestre, por una fotografía de mi pasado.

"Ojalá la gente fuera tan feliz, estuviera tan enamorada y fuera sincera y libre para reír"

jueves, 23 de marzo de 2017

QUE BIEN SIENTAN LOS SUEÑOS




Me he metido en una aventura maravillosa de descubrir historias a través de la lectura y estoy disfrutando como jamás lo había hecho.
No he leído tanto en toda mi vida. Desde hace un año no hago más que descubrir un sueño en cada uno de los libros. Termino de leer un libro y ya estoy buscando otro para empezar. Se ha convertido en todo un vicio.
Hay historias que me hacen llorar, que me hacen sentir lo estúpidos que somos los humanos con nuestras relaciones; con otras me río; otras me emocionan; otras incluso me enfadan, pero todas, todas me llenan y de una forma u otra, me hacen soñar.
He leído frases geniales que nos aportan los libros, con un montón de mensajes entre líneas, que si sabes leer, sabrás sacarle esa llama que aporta el calor necesario para que tu corazón sienta.
Me encantaría poder llegar solo a una persona con mis escritos, mis poemas, mis historias, mis sueños y mis locuras, que como hoy yo, sienta lo que vosotros y vosotras, me hacéis sentir con vuestras novelas. Apreciarlo con el sentimiento y la pasión que lo siento yo.
No únicamente estoy enfocada en un tipo de literatura. Procuro mezclar estilos diferentes, leer novela, leer historia, poesía, ficción,... enriquecerme, en fin, con lo que decido leer y por ello, porque lo consigo estoy agradecida a todos los escritores y escritoras que han conseguido transformar mi vida plenamente.
Hoy pienso: "si se me rompen las gafas, no puedo leer, ¡¡que horror!!"

Del último que justo hoy he terminado y a pesar de un final feliz no he podido reprimir unas lagrimitas, saco como conclusión lo tontos que podemos llegar a ser con nuestros propios miedos, nuestros reproches y nuestras excusas para vivir una vida plena, el tiempo que dejamos pasar y la costumbre que tenemos ya arraigada de "sacarle punta a todo" a costa del amor, sea del tipo que sea. Amar es tan bonito y somos tan incapaces de doblegarnos, rebajarnos y encontrar el momento de pedir perdón y perdonar que llevaremos siempre sobre nuestras espaldas el saco de nuestras debilidades y amarguras.


                                                  "Y es que en el amor también tenemos que ponernos en la piel del otro y no suponer, por mucho que creamos que nos conocemos."
                                                                               Maco Seguí    

lunes, 20 de marzo de 2017

AGRESIVIDAD INNATA




Me pregunto si alguna vez nos daremos cuenta de que el hablar de los demás faltando al respeto aunque sea desde un medio generalizado, puede causar estragos en la credibilidad personal y dejar una huella de "intolerante", cuando es un vicio repetitivo a lo largo de nuestras vidas, que jamás conseguiremos borrar.
Existen muchas formas de faltar al respeto no únicamente agrediendo con palabras e insultos, también están las descalificaciones, el desprecio, meterse a todo trapo con quien sea, etc., estas en "diferido", naturalmente.
Porque no es normal lo que está pasando en nuestras redes sociales. Se ha perdido el respeto y parece ser que todo vale.
Todos podemos dar nuestra opinión, si la tienes, pero no es preciso echar leña al fuego azuzando y con comportamientos que muchas veces rozan una agresividad profunda. Se pueden "negociar" posiciones; se pueden "versionar" las opiniones, pero todo lo que sea faltar mediante el lenguaje o la agresividad y la burla o descalificación te convierte en el actor maléfico de una historia llena de odio, rencor y envidia a la que te etiquetan sin compasión.
No está bien!. No provoquéis, luego, quizás lo lamentes.
Buscamos escusas para este comportamiento típico en nuestras redes, como que "el muro es mio y digo lo que quiero", o "antes lo hacían ellos", o... pero pensar un momento, ¿es suficiente motivo? ¿es necesario mostrar todos nuestros rechazos en todas las facetas de nuestra vida en las redes sin ningún tipo de contención?
No me considero capaz de opinar de todo y no es que no tenga mis propios caminos mentales que me den las imagenes para hacerme una configuración de lo que existe a mi alrededor y con ello los conceptos necesarios para poder opinar, es que no tengo los conocimientos "justicieros" tan fuertemente adquiridos como para poder "machacar" las opiniones de los demás por ser diferentes a las mías. No tacho de tontos, gilipollas, analfabetos, catetos, o infinidad de adjetivos que mejor no digo. Pero nos hemos acostumbrado a esto y nos extrañamos cuando damos con gente que habla, con blogs que exponen sus ideas con buenas palabras y lo mejor, con buenas intenciones.
Me gusta leer y aprender pero ya no me interesan ni las gentes ni los que expresan con vulgaridad continuada sus comentarios, criterios o críticas. Quien está dispuesto a opinar de todo sin criterio, cae en el peligro de ser "sacrificado" socialmente al primer traspié.
Hoy por hoy hago el esfuerzo de dar mi opinión (porque ya no me callo ni bajo del agua) de manera constructiva, procurando no meterme con la opinión de los demás, y por supuesto, no molestan las opiniones de nadie; molestan las descalificaciones y las faltas de respeto hacía los demás, que desgraciadamente, abundan.

domingo, 12 de marzo de 2017

FAMILIAS Y FAMILIARIZADOS

No podemos negar que hoy en día existen multitud de tipos de familias. Están las familias compuestas por un padre y una madre (ya no típicas), las familias de madre (solo madre de libre derecho), familias con dos madres o familias con dos padres.
A todos estos tipos se les unen las familias de las familias separadas o separados.
Todas ellas se merecen el mismo respeto como familias que son pero si no respetamos nuestra familia, aquella a la que pertenecemos y "negamos" a costa de los demás aquello que  es real, estaremos faltando a una de las claves para una convivencia justa y feliz cara a nuestros hijos.
Deberíamos utilizar los términos con lealtad y veracidad y no a la ligera con intenciones "malintencionadas" para menospreciar y dañar, siendo esa la única finalidad.
Hace años me trataban como si estuviera loca por defender mi derecho a ser madre y vivir mi vida como madre, defendiendo los derechos, que los tiene, de mi hijo. Nunca me sentí "madre soltera" porque nunca lo fui. Mi hijo tenía y tiene dos madres y gracias al progreso y a la lucha de mucha gente, hoy existen "familias y familiaridades"
Familias como la mía con muchos miembros en juego y familiaridades, también con muchos sentimientos purulando.
Cuando se utilicen términos como familia, tener presente que antes tenéis que haber defendido este término a muerte y con el valor que en principio constituyó para el nacimiento querido de un ser.
Si ahora cambian por cualquier circunstancia los valores de ver la vida a titulo personal, puede que no estén los demás en tus mismas circunstancias.
No voy a consentir en ningún momento que todo lo que durante mucho tiempo se ha luchado y se ha conseguido se quede en agua de borrajas por un montón de gentes que no entienden ni defienden la justicia.
Va en todos los sentidos y sirve en cualquier ámbito y más cuando desgraciadamente o no, tenemos más libertad para ser nosotros mismos (personas).

viernes, 10 de marzo de 2017

HAY QUE HACER PUEBLO

Dejando la política de lado, aunque los políticos son los primeros que deberían hacer todo lo posible por la participación ciudadana en todos los actos, la integración y facilitar los medios de convivencia con la máxima del respeto, todos los años tenemos la misma historia: "protagonismo".
Me parte el alma ver la inmovilidad de la ciudadanía, el silencio de la gente y ese "no va conmigo" que existe en nuestra sociedad ante cualquier acto, cualquier reivindicación, cualquier manifestación que nos afecta y que solamente nos quejamos a través de las redes sociales. Somos un verdadero desastre para luchar en persona, ¿es que tenemos miedo a visibilizar nuestros apoyos, nuestros gustos o nuestra forma de pensar? ¿tenemos miedo de lo que puedan pensar de nosotros?
Todos somos responsables, unos más que otros, desde los que tenemos pereza por asistir a los actos hasta los que tienen responsabilidad y brillan por su ausencia con una presencia fantasma y ausente.
Imaginaros una manifestación por la educación sin estudiantes, una por la mujer sin mujeres, una de pensiones sin yayos. Imaginaros un pleno sin alcaldes ni concejales, un colegio sin profesores o una cámara sin diputados. O mejor aún, imaginaros unas votaciones sin papeletas. Si!!!, no sirve de nada. Pues eso es lo que pasa cuando pasamos de todo y no nos implicamos.
Sirve tanto a título personal como a título de participación social.
Quizás, solo quizás deberíamos plantearnos que es lo que realmente queremos.

Estaría bien más participación ciudadana y más implicación y visualización por parte de nuestros gobernantes.
¡hay que dar ejemplo, seas del color que seas!

jueves, 9 de marzo de 2017

LOS CAMBIOS




A lo largo de nuestra vida debemos ir adaptándonos a los cambios que unas veces buscados y otras que nos caen del cielo, tenemos en el camino. Cuando formas tu propia familia, tienes que adaptarte. Cuando renuncias por el bienestar común, tienes que volver a adaptarte. Cuando decides dedicar tiempo de trabajo al cuidado de tus hijos, tienes, aunque creas que no, que adaptarte a esa situación personal que no todas entendemos y nos permitimos criticar. Cuando se acaba el amor, cuando te separas, cuando tienes que volver a empezar, cuando fracasas, cuando todo se ve oscuro, cuando vuelves a renacer, cuando te vuelves a encontrar, cuando te enamoras de nuevo, cuando envejeces, cuando andas más despacio y te cuesta caminar...
Toda nuestra vida es una continua adaptación a los cambios y tenemos que verlo necesariamente como un repunte, un refuerzo, una posibilidad o una ilusión. Quizás esto es precisamente lo que nos mantiene vivas: 
"Una continua adaptación a los cambios". Sentir que nos movemos, que nos renovamos, que tenemos posibilidades.
Una constante permanencia en el tiempo en tu zona de confort, sea esta la que sea, es lo peor que te puede pasar. Así es que sal, mueve-te, busca nuevos retos, nuevas aficiones, nuevas amistades y aprende a adaptarte, te sentirás viva.

Me gusta ponerme en lugar del otro y voy a aprovechar este ejercicio para fomentar mi propia empatía con los demás.
Voy a ponerme en tu lugar. Me doy cuenta que tu vida es muy difícil. Es complicada. Yo no puedo con ese ritmo. No puedo soportar que lo más importante sea el trabajo, sea todo lo ajeno a mi misma, los agobios del día a día. Pelear con unos y con otros. Trepar a costa de lo que sea o si no puedes trepar porque estás en lo máximo a lo que puedes llegar, trepar a costa de los valores básicos que tenemos como humanos. Ya, ya sé, se necesita "pasta" para vivir, pero ¿es necesario tanto? Con más tiempo para dedicar a los tuyos, con más tiempo para pasear, para ver la luz del sol, para saborear una copa de vino o extasiarse mirando esa noche estrellada...Vivirás un poco mejor y lo curioso es que los que están a tu alrededor, también lo harán.
Pero no voy a juzgar. Me he puesto en tu lugar no para criticar una forma de vida que seguramente será mucho mejor que la mía, sino para comprobar la capacidad de adaptación que poseo. Ahora mismo los cambios serían infinitos y no creo que pudiera adaptarme.
No es por falta de tenacidad, por falta de aptitudes o falta de conocimientos. Es únicamente por falta de ganas y por no tener necesidad de renunciar a una vida que adoro de los pies a la cabeza.
A veces la adaptación tiene que ver con las necesidades. Yo tengo mis propias necesidades y esas necesidades me van moldeando el camino hasta alcanzar el camino definitivo, que no es definitivo hasta que nos morimos.
Pensar que tu vida, que tu proyección que tus deseos, tienen algo que ver con los míos es una enorme equivocación. Jamás podré adaptarme a unos cambios que no son los míos, por mucho que quiera ponerme en tu lugar. Pero el negarnos posibilidades, sueños y empujes en la vida, no es del todo acertado.
Queremos aprovechar la parte bonita de los demás pero cuando verdaderamente vemos sus circunstancias, no somos capaces de adaptarnos y comprender. 
Siempre anteponemos el No-puedo a cualquier variación de nuestro camino. Por eso he empezado poniéndome en tu lugar, en esa vida que es tuya y no mía como método de reflexión. Todos tenemos un camino y esta mal desear el camino de otro. Cada uno fija sus metas a través de sus gustos, sus reflexiones, sus valores y sus inquietudes y no puedes adaptarte a la vida de otro. Tus tropiezos son tus tropiezos y si así lo asimilas, tendrás la capacidad que necesitas para controlarlos, bordearlos, resolverlos y tirar hacía adelante.

Seguramente si ahora tu te pones en mi lugar e intentas vivir mi vida y entenderla, te será muy difícil adaptarte a unos cambios que no te corresponden y te darás cuenta de lo complicada que puede resultar mi vida para ti.
Vivamos nuestra vida y despreocupe-monos de las vidas de los demás, así tendremos suficiente energía para resolver nuestros conflictos.  

BLOGGEANDO

Queridos lectores,
si queréis seguir mis publicaciones más cómodamente solo tenéis que suscribiros a través del apartado titulado "SÍGUEME a través del correo" y recibirás en tu correo todos los post nuevos.
1º) Pon tu correo en el apartado para este fin.
2º) Indica los códigos y envía a suscribir (Submit)
3º) Recibirás de inmediato un correo de confirmación.
4º) Confirmas en el enlace y.... Ya está!!!


miércoles, 8 de marzo de 2017

LO QUE NO SIRVE



No sirve la estupidez. No sirve la doble moral. No sirve el ahora si, ahora no. No sirve la hipocresía. No sirve hablar mal de los demás. No sirve dañar por dañar. No sirve para nada el odio y el rencor. No sirve tirar las culpas a los demás. Tampoco sirve coger responsabilidades que no te corresponden. No sirve no asumir tu culpa con integridad.

Sirven las personas y el respeto, sean como sean y aunque no nos gusten.
Aprendamos esta primera lección y nos daremos cuenta de que pocas cosas no sirven.




lunes, 6 de marzo de 2017

SIETE DE MARZO




Desconozco el detalle de si hacía buen o mal tiempo, pero después de una mañana pesada, con enormes ganas de salir, empecé a moverme y enrollarme en mi propio cordón umbilical. Los partos entonces no eran como ahora tan programados, controlados a cada instante. Iba a nacer en mi propia casa, en la cama de mis padres y con el médico de casa, el de toda la vida.
Sobre las cuatro de la tarde decidí salir con ese pequeño problemilla enrollado en mi cuello, medio ahogada y casi muerta. Esto me lo han contado, así como que me dieron un montón de palmaditas en el culo para hacerme reaccionar. Me considero una "superviviente" aunque no siempre ha sido así.
Siempre ha sido una lacra, unos pensamientos oscuros. Cuando algo me salía mal utilizaba mi traumático nacimiento..."y es que me tenía que haber muerto entonces". ¡¡Madre mía cuantas veces lo he utilizado!!
Supongo que sería como todos los niños que nacen, ni guapos ni feos pero preciosos para sus padres. No dudo que me querían. Estoy segura de ello.
Crecí siendo una cría muy modosita, calladita, nada conflictiva, hasta que la adolescencia me transformo en una rebelde "con causa" en busca de mi propia identidad que por aquel entonces no había forma de encontrarla.
Cuando al fin la encontré mi vida ya estaba encauzada y conseguí olvidar aquel momento de mi nacimiento que me había causado dolor. Ahora dolían otras cosas, otros sentimientos, otras mentiras e incluso otras vanidades.
Cincuenta y siete años después, otro siete de marzo me preguntó por mi vida y solo puedo decir que lo he conseguido, que soy feliz y que me alegro profundamente de todo lo que he vivido ya que es, justamente, lo que me hace sentir la persona superviviente y con ganas de seguir.
Feliz cumpleaños, Maria José, Maco para los amigos.

viernes, 24 de febrero de 2017

VIDA SOCIAL








Si queremos que esto funcione medianamente bien, tenemos que empezar a concienciarnos de que a todos no les gusta lo mismo y que tenemos que respetar a los demás, que tenemos que hacer lo que sea necesario para que tanto la justicia como las normas sean iguales para todos y que no dependan de la clase social, la condición económica, el sexo o el poder.
Se pueden hacer campañas para concienciar, para darnos cuenta de nuestros fallos, para corregir nuestras deficiencias, pero todo será en vano si no ponemos de nuestra parte.
Propongo enseñar al que no sabe, corregir al que lo hace mal y ayudar al que lo necesite como seres humanos que somos.
Igual que se indica si unas ramas no están bien para ser recogidas, también se puede señalizar que unas caquitas se tienen que recoger o que no es el momento de tirar petardos.
Poco a poco aprenderemos a respetarnos y hacernos de respetar.
Claro que con tanto fallo a nuestro alrededor, ya no nos creemos nada de nada.
Vemos que el que se merece un castigo, sea quien sea, se sale de rositas y el pobre desgraciado que prácticamente no ha hecho más que cometer una mínima equivocación o pequeño error, sufre unas consecuencias desmedidas.
Pero estamos para poner orden, ¿de qué manera? Muy sencillo, facilitando la posibilidad de exponer pacíficamente nuestros pensamientos, ideas y sentimientos. ¿Como? Tenemos que darle más importancia a las plazas de nuestros ayuntamientos, una forma económica de expresión.
Es posible que nos cueste desplazarnos para manifestar nuestros gustos, preferencias o nuestra repulsa.
Es una idea. WhatsApp/Facebook para convocar y nuestras piernas para acudir a infinitas posibilidades.
Con un poco de tiempo nos acostumbraríamos a  dar nuestra opinión con libertad, sin decir nada, en silencio, solamente con nuestra presencia en las plazas de nuestros pueblos y ciudades y la implicación de todos.
Para ser "Social" primero hay que ser tolerante.