Páginas vistas en total

miércoles, 11 de octubre de 2017

MENTIRAS Y VERDADES OBSOLETAS





"Que vivamos la realidad de forma diferente, cada uno como lo siente, no significa que mintamos"
                                                    M.S.



Siempre me ha preocupado lo que significa, para uno mismo y cara a los demás, las mentiras y las verdades y todo lo que les rodea, tanto a unas como a otras.
Navegando por la red y más por Facebook, que es la red en mayúscula, tienes cantidad de carteles que hablan de las mentiras y como te van a acechar en el futuro:

...una vida sin mentiras,
...las mentiras vuelven,
...creernos nuestras propias mentiras,
...la mentira es más cómoda,
...mentiras más ocultas, 
...todos mentimos,
...estoy harta de mentiras,
...la intencionalidad de la mentira,
...tipos de mentiras,


"No digas mentiras de mi y yo no diré la verdad sobre tí"


Hace ya algún tiempo me quedé flipando cuando, con una agresividad feroz y sin sentido ni conocimiento intrínseco, me acusaron de mentirosa. Y fíjate, que desde entonces estoy haciendo introspecciones continuamente en cualquiera de los temas que me incumben personalmente, tanto pasadas como presentes, he analizado con total imparcialidad y enfrentándome hasta a la máquina de la verdad, he intentado vivir, incluso repetir mentalmente los "momentos mentirosos" en busca de mis errores y manipulaciones y no he encontrado NADA de lo que NADIE pueda acusarme.

Para acusar a alguien con tal calificativo es necesario ser conocedor en primera persona de los hechos y circunstancias. Es necesario haberlo vivido como implicado, no es una cuestión de tener la lengua larga y largar sin ton ni son.
Cierto es que todos mentimos de una forma u otra a lo largo de nuestra vida, mentirijillas que, como oí en una ocasión "nos ayudan a vencer nuestros miedos y en cierta forma a vivir".


"La mentira es algo malo y te convierte en mala persona, pero...
esa es la primera mentira"


La mentira tiene muchas formas y está en todas partes, porque mentimos a sabiendas que la verdad puede salir a la luz. Pero es que no siempre somos valientes para asumir la 
verdad y en muchas circunstancias, nos da lo mismo!

Pero, ¿Qué es la mentira? ¿Que significa mentir?

Es tan sencillo como leer su definición y darte cuenta que mentir es decir o manifestar lo contrario de lo que se SABE, se CREE o se PIENSA.

En el fondo eres consciente de que conoces la verdad y que aquel que te descubre como mentiroso también es conocedor de la verdad.
La mentira es un engaño, un argumento falso para inducir a error, pero en el trasfondo anida la verdad.

Puedo asegurar, con total convencimiento, que todo lo que me ha sucedido a lo largo de mi vida, desde el momento que nací hasta la actualidad, ha sido mi vida, real, verdadera, sufrida y padecida de diversas formas, a lo mejor equivocada en momentos esenciales, pero siempre, siempre ha sido real, verídica y auténtica.

Considero que quienes, sin tener argumentos, presumen de llamar mentirosos a los demás o acusarlos de mentir, lo único que hacen es atribuir falsamente y con malicia actos o intenciones deshonrosos y eso se llama calumniar.
Los únicos que tienen el privilegio en un momento determinado, son los que viven contigo esa verdad o esa mentira y aún así cabe discutir la percepción de las realidades.
Así es que me quedo con esta frase que sí comparto:

"Pocas cosas son producto de la casualidad, más bien de la actitud"

¡¡Hasta para las mentiras hay que tener una actitud positiva!!
Tengo que dar por válido los cartelitos y darme cuenta que el tiempo, en mi caso, me ha devuelto lo que me merecía, una familia unida y estupenda, un trabajo que me llena de satisfacción, un hijo al que adoro, una vida que disfruto, plena y con grandiosas vivencias, un amor que estimo con locura y unos amigos que lo son de verdad, sin vicios adquiridos, sin disculpas, sin prejuicios,...

"¡¡QUE HERMOSA ES LA VIDA CUANDO APRENDEMOS A VIVIRLA SIN MÁS!!" 



No hay comentarios:

Publicar un comentario