Páginas vistas en total

lunes, 28 de febrero de 2011

LO NECESARIO PARA LIMPIAR



(Extracto del prólogo de mi libro "Mi carta final")


... lo necesario de luto, de duelo, de odio, de... sentimientos, y dar con ello por finalizada una etapa de mi vida.
"Dar el carpetazo", "hacer limpieza",... ¡Que necesario y que difícil resulta!.
Buscas en tu mente, en las fotos, en cualquier archivo del ordenador, en los recuerdos, y nunca consigues llegar al final. Aparecen excusas. Tú mismo buscas excusas argumentando que es tu vida, parte de ti y no tienes el porqué romper, pero, es un engaño. Hasta que no consigas salir de todo "eso" que te envuelve y escondes en lo más profundo de tu interior, no puedes empezar una nueva etapa. ¡Una nueva vida!.
No se trata de justificar cual es mejor, ni cual te gusta más; se trata de ser feliz y lo que esta claro es que si tienes necesidad de "dar carpetazo" es que hay algo que no está bien y es necesario arreglar...


                                                       "Es gratificante pedir perdón, pero me gustaría saber que es lo que se siente al perdonar"

                                                                                      Maco Segui
                                                                                      (Diciembre-2008)


Lo que quería decir por aquel entonces es que el mayor impedimento para deshacernos del pasado, somos nosotros mismos, que a veces somos nuestro peor enemigo.

sábado, 26 de febrero de 2011

SEGURO QUE HE CAMBIADO



Después de toda la semana trabajando, agobiada por lo apretada de la agenda y la incertidumbre de lo que pasará la próxima semana, espero poder descansar y disfrutar de un poquito de tranquilidad tanto física como mental, que hace falta!!!
Quizás me sienta un poco como el árbol de la foto, sola en medio de la inmensidad, no altiva si no mediocre entre tanta belleza, entre tanta maravilla.
Deseaba cambiar la rutina de mi vida y creo que la he cambiado tanto, que no creo en nada de lo que hay a mi alrededor. No creo que merezca la pena esforzarse por los demás; a mi me quita cada vez más las fuerzas ver que cada uno va a la suya, que lo que existe a tu alrededor es superfluo y si rascas un poco no encuentras nada. Puedes hacer lo que te parece bien, justo e incluso legal y moral... pero... prevalece el jijiji jajaja... y ya esta.
Estoy bastante desilusionada con un puñado de personas en las que he confiado, y únicamente, estamos lejos, tan lejos que ni nos vemos y no es eso lo que me preocupa; me preocupa que esto no me quite el sueño. Detecto que he cambiado y cada vez estoy mas agusto siendo como soy y moviendome a mi ritmo.
Mañana más...

jueves, 17 de febrero de 2011

LA LEY DEL SILENCIO





Mirando estos paisajes se van las ganas de hablar...
Eso es lo que siento: ganas de no volver a hablar. Estoy harta de recibir "pataditas" por si lo que digo o voy a decir incomoda a alguien. No me gusta que nadie usurpe mi terreno de limitar mi voz y con ello mi sensatez. cada cual es muy libre, a la vez que a pensar, a decir lo que quiera decir... No necesito que nadie me controle!!! Durante mucho tiempo me han controlado y he dejado que me controlaran, pero ahora ¡No me da la gana! Digo lo que quiero y creo que tengo la capacidad suficiente y necesaria para controlar lo que sale por mi boca. Cada uno que se ocupe de si mismo y seguro que todo funciona a las mil maravillas.
Si por lo que yo diga creo ofender a alguien, seré yo y mi conciencia quien nos acerquemos a pedir perdón, pero ¡¡¡ya esta bien, jopeta!!!, dejemos vivir y respirar a los demás, que como se suele decir, la vida son dos días y uno lo hemos pasado discutiendo.
A partir de ahora no voy, durante un tiempo, a decir absolutamente nada... a ver si así la vida resulta más placentera, ¿no?.

Shusssh  silencio, no digáis nada....  Voto por un día de silencio completo!!!

viernes, 11 de febrero de 2011

EN CUALQUIER LUGAR




Hacia por lo menos dos semanas que no salia a correr y entrenarme. No me apetecía y decidí parar un poco y no forzar la maquinaría... hasta esta semana que he comenzado a entrenar según las instrucciones de mi compañero Pedro. Llevo toda la semana entrenándome, muy pero que muy suave y no os podéis imaginar lo que estoy disfrutando, yo solita y a mi aire; y sobre todo, siguiendo las indicaciones.
Como me estaba poniendo nerviosa buscando un hueco en la agenda para dedicarlo a estos menesteres, he decidido utilizar la técnica del "aquí te pillo, aquí te mato" (osea entrenar en cualquier lugar).
Ayer entrene por los campos de Alboraya, y disfrute como una enana; pero lo de hoy no tiene nombre. ¡Que maravilla! ¡Que paz!¡Que tranquilidad!... por la playa de Puzol. No había un alma, salvo algunos pescadores perdidos a lo lejos, pero se estaba de categoría, respirando el aroma del agua salada de la playa en una soledad super entrañable y agradable. He cargado pilas y energía hasta la próxima semana si el tiempo lo permite.
No se como convencerte, pero aunque no te guste correr, tienes que acompañarme un día, es una de las cosas que deseo, poder correr contigo con esa paz y relajarnos, aunque sean cinco minutos, en nuestro mar.
¡Espero convencerte!!!




(Hoy había brumilla, pero el agua estaba en calma y con su color azul que caracteriza al mediterraneo y el sol estaba en el lado opuesto)



miércoles, 9 de febrero de 2011

GENTE QUE IMPORTA (II)



¿A quien no le han dicho en alguna ocasión alguna de estas frases?: "¿Me quieres?", "¡No me quieres!", "¡No quieres a nadie!", "¡No te quieren!"...
No he podido evitar el pensar en ellas ya que yo las he oído en muchas ocasiones. Unas veces me las han preguntado y siempre he contestado con sinceridad. En el resto de ocasiones, cuando me han maldecido con alguna de las otras fracesitas, me he sentido traumatizada al comprobar en mis propias carnes la ligereza de tales afirmaciones. ¡Que mal hay que querer!.
Querer tiene muchos significados; puede ser "desear", "apetecer", "amar", "tener cariño", "intentar o procurar", etc., pero el significado más profundo que he conocido es el querer de los padres hacia sus hijos. Ese querer es con mucho el más verdadero, en determinados momentos, el más valorado y desgraciadamente, en muchas ocasiones el que menos se agradece. Quizás el tipo de vida que nos ha tocado vivir hace que nos "olvidemos" de las personas mayores, de nuestros padres y como esto siga así ¿que será de nosotros cuando seamos mayores? ¿que harán nuestros hijos con nosotros?.
Cuando era pequeña, no supe valorar todo lo que mis padres procuraron por mi; es imposible, estas en otras cosas, pero, con el paso del tiempo sí me hago cargo de cada palabra, cada lágrima, cada sonrisa, cada sufrimiento y cada pena.
Desgraciadamente conocí la pena del distanciamiento de mis padres durante cinco años de mi vida y puedo asegurar que, aunque no nos demos cuenta, son el tesoro más preciado que tenemos los hijos: nuestros padres. Durante ese tiempo de ausencia, los sentimientos que paseaban por mi cabeza no fueron nada gratos. Me sentía desolada, abandonada y coja. Coja por que me faltaba un pilar importante para poder sobrevivir en el día a día enfrentándome a una verdad que diariamente colocaban en mi cabeza: ¡No te quieren!!!... y yo me lo creía. ¡Ojala nadie, ningún niño, ningún adolescente, ningún adulto, crea lo que le digan!. Los padres siempre quieren!!!. Tengo la suerte de tenerlos a los dos y doy gracias por haber tenido la ocasión y oportunidad de ponerme las muletas y volver a caminar. Hoy me gustaría correr ligera para recuperar el tiempo perdido, acercarme y decirles: ¡¡¡OS QUIERO!!! y sois muy importantes en mi vida.