Páginas vistas en total

viernes, 8 de diciembre de 2017

VOLVER A NACER Y APRENDER A VIVIR LA VIDA




Hoy quiero contaros una de esas sensaciones que gracias a Dios, pocos o no muchos pueden contar, quiero animaros a que cojáis la vida con ganas, con más ganas que nunca, como si supierais que se os escapa en un suspiro y no tenéis tiempo de hacer todo aquello que queréis hacer. Hoy quiero que viváis!!!

Porque la vida se escapa. Porque en un "plis-plas" sin esperarlo pasa por delante y ya no tienes ninguna oportunidad de volver a decir "te quiero", de volver a estar con quien quieres estar, de revolcarte con la pasión y la locura que te da precisamente, el estar vivo, el sentirte vivo.
A veces no somos conscientes del tiempo, de los límites y que aquí estamos una vez, al menos como lo recordamos o como lo vivimos, y que no creo que volvamos en esta época, de este modo o con nuestra gente. Que triste no podernos despedir...

He vuelto a nacer, al menos eso dicen y esta vez hay una sensación extraña dentro de mí que me dice que es verdad. Estoy contenta y a la vez siento un vacío por dentro, una angustia, una indefensión y una impotencia inexplicable por unos momentos, por ese tiempo muerto donde no sé encontrarme, donde no me siento, donde no me veo y donde no sé si fui feliz. Estoy triste y a la vez siento como algo me empuja a buscar la felicidad, como una fuerza, una esperanza una cordura me incita a explotar a fondo esta segunda oportunidad. Algo dentro o fuera, no lo sé con certeza, me dice que tengo que aprovechar, que tengo que amar, que tengo que ver el resto de mi tiempo con una mirada más sana, más profunda y más fuerte.
En tan solo un instante y sin saber cómo, la vida se nos puede escapar de las manos y cuando esto te pasa y eres consciente después de la suerte que tienes, los sentimientos encontrados te desactivan la razón y tan solo eres capaz de actuar con lo que te marca el corazón. Y lloras, no sabes la razón pero lloras; y escuchas que te dicen "deberías estar contenta, ¿por qué lloras?" y dices no lo sé. ¡Estoy contenta! pero no puedo dejar de sentir un nudo en la garganta.
Quizás lloro porque ahora soy un poco más consciente de que me hubiera faltado un te quiero, me faltaba un beso por dar y no había tenido tiempo de sacar del baúl de los recuerdos toda la mierda acumulada y que llevo años queriendo sacar de allí.

"La vida es un saber mirar lo que tienes en frente, saber leer la historia de cada uno y respetar la memoria de aquellos que están dormidos o no pueden hablar.
La vida es hacer una interpretación del espacio y el tiempo, sabiendo poner las dudas y los miedos en su lugar".

Nosotros estamos aquí para vivir, para pedir, para recordar y para continuar un camino hasta que nos llegue el final. "Caminar siempre hasta el final"
Cuando crees que no puedes más, si crees podrás. No podemos dejar vencernos ni por nada ni por nadie.
Tenemos a nuestro alrededor todo lo que necesitamos para crecer, creer y ser felices.
Si esto no es lo que esperabas, empieza otro camino, date otra oportunidad, no esperes a no tenerla. Hay miles de caminos, ¡millones! sal y escoge otro, sin miedo, sin pereza, sin drama.
La vida es un continuo dejar a deber. Te debo y me debes...pero sin drama ni dolor.
La vida es silencio, paz, angustia, fin, principio, ingratitud, miedo,...sentimientos que llevamos innatos en nuestro interior para asumir y corregir.
La vida es dar y recoger..."frutos o golpes", lo mismo da pero ¡vive!, escoge vivir y no esperes volver a nacer. A veces no tenemos una segunda oportunidad al alcance de nuestras manos.

Gracias a todos y todas por vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario