Páginas vistas en total

jueves, 31 de diciembre de 2015

REFUGIADOS









¿Dónde están los refugiados? ¿dónde están aquellos que tenían que venir a España, a Valencia, a La Eliana? ¿dónde están aquellos a los que teníamos que ayudar a raíz de las imágenes que tanto nos sensibilizaron?
Y ahora, ¿dónde esta Europa, España, Rajoy, la "política" o ese tiempo donde la sangre nos fluía a golpes por las venas?

Yo no me olvido y exijo que nadie olvide. A todos nos puede pasar. Todos estamos en esa rueda de inseguridad, mentira y desesperación. Cualquier desgracia te puede llevar a ese límite donde necesites de los demás y nadie debería volver la cara y no ver.

REFUGIADOS, esperemos que no se quede únicamente en una palabra sin sentido, sin valor, como otras muchas que se han vuelto insulsas.

Estamos terminando un año que más o menos ha sido bueno y deberíamos ser un poco menos egoístas y un poco más solidarios y pensar en aquellos que sufren, que padecen, que tienen hijos que se les mueren en los brazos, y...no somos capaces de ayudar. Siempre somos nosotros, nosotros, nosotros. ¡Ya está bien!
Vivimos en una mierda de mundo y lo curioso es que nos lo hemos hecho a nuestra medida granito a granito.
¡Podemos estar muy orgullosos de ser humano! Yo, no lo estoy!!!. Reniego de mi condición y a partir de ahora  exijo ser ANIMAL, que me han demostrado tener mas sensibilidad y muchos más valores.
(Y ¡si! Estoy enfadado).

Estoy enfadada por el rumbo que ha tomado nuestro mundo, sólo hay una cosa que nos importa:  la mentira, nuestro ego, que nos fallen, que no nos den...

                                           "LA VERDAD ES LIBERTAD"

Yo quiero despedir el año con este post donde no quiero que mis palabras sean capaces de herir a nadie. Prefiero que estas imágenes que he escogido entre miles y miles que hay por la red, sean capaces de rompernos el alma.















                                                         "Y NO SE NOS CAE LA CARA DE VERGÜENZA NI A LOS POLÍTICOS MUNDIALES NI A LOS DE A PIE"

                                                                                        Maco Seguí.

domingo, 27 de diciembre de 2015

COMO TODOS LOS AÑOS



Como todos los años por estas fechas hacemos, quien tenemos conciencia, un mirar hacia dentro y ver nuestros errores y nuestros progresos en la vida como persona y como sociedad. He rebuscado en todos mis post y me he dado cuenta de mis enormes progresos.
Año tras año he asumido mi condición de imperfecta pero de tal forma que no me duele y me considero feliz y satisfecha de ser como soy por dentro y por fuera.
Primero me costó asumir mi tipo de familia, mi propia sensibilidad ante la diversidad, pero una vez asumida esa diversidad y dándome cuenta que no podía hacer nada y en realidad todo era una falacia...pues camino y manta en busca de la felicidad. ¡Conseguí estar contenta y feliz!
He entendido mi navidad, ahora (después de tantos años) controlada por mi misma, con mis sentimientos y mis verdades y asumiendo que estoy con quien quiero estar, y aunque falta quien no puede estar, se que no es por mi gusto, si no porque alguien en esencia superior a mi, domina. Por primera vez asumo que esto ni es mi culpa ni es mi responsabilidad.
Retrospectivamente, cuando creí estar decepcionada con el transcurso del tiempo, medite y descubrí que el resultado cada año es mejor que el anterior. ¡Me supero año tras año!. Voy por mi camino; afianzo mis objetivos y he puesto en funcionamiento mi nueva vida ZEN, que me encanta y proporciona mucha serenidad.
No sé cuando fue, pero hubo un momento que fue el principio del cambio.
He entendido que verdades hay muchas, que cada uno tiene su verdad y que no tiene porqué la mía ser mejor que la tuya. También sé que nunca jamás renunciaré a la mía, sería como renunciar a mi propia esencia, a mi vida y eso nadie, nunca, lo conseguirá.
He conseguido dominar a ese potrillo rebelde que llevo dentro, le doy de comer y lo tranquilizo, pero si algo tiene que decir le doy toda la libertad para que salga a dar una vuelta, sin miedo...y vuelva a la hora de descansar que aquí estaré esperando.
Si algo he aprendido en este año es a soñar mucho más, a recuperar aquella vida de felicidad, a estar con quien quiero estar y a hablarle a la vida de frente, sin miedo, y sobre todo a saber quien soy. Ya no van con migo las provocaciones. Ni me duelen ni me hacen tilin.
Se quien es amigo de verdad y he aprendido a apartar de mi lado a aquellos que se comportan de forma infame, no solo conmigo sino con los demás que es cuando te das cuenta, se que a esos, más vale no perdonar jamás, aunque este feo decirlo, hay que alejarlos para siempre sin remordimiento.
Este año va a ser bueno, muy bueno, lo veo, lo siento y ahí estaremos tu y yo para vivirlo.
Seguro que ahora si podemos con todos nuestros sueños y más.
Quien quiera y deba estar, estará pero no quiero migajas. ¡Quiero un cien por cien, con todos los sentidos y sin equívocos!
Las equivocaciones y los errores, una vez asumidos, quedan en el olvido del año 2015.
A partir de ya empieza una vida con aquellos que sí se merecen estar en mi vida y se que es una muy buena razón para estar feliz.

lunes, 21 de diciembre de 2015

TE LO DIJE




¡Te lo dije!
Me gusta la libertad,
quiero sentirme libre
y disfrutar cada momento;
sólo quiero tus ataduras,
-esas que son de libertad-
y huir de la rutina
que siempre nos viene a buscar.

Quiero ser tonta
y volverme a equivocar
ya sabes que la vida
es un continuo levantar.
Levantar de cada caída,
de cada tropiezo o de la ansiedad,
levantarte si cabe,
de tanta y tanta maldad.

Creo en esa gente
que saben perdonar,
eso demuestra
que te quieren con sinceridad.
Al resto, ¡apartemos-les!
no les dejemos volver más
que luego te lamentas
y es un volver a empezar-

Camina por la vida
y no vuelvas a mirar atrás
tienes lo que deseas
para volverte a encontrar,
en ese paraíso que ya has visto,
en tu bola de cristal.

¡Te lo dije!
no me quejo
ya no deambulo más,
estoy prendada a tu cintura
y me iré donde tu vas.
No necesitamos a nadie
para vivir esta felicidad
nos bastamos nosotras
en nuestra casita de cristal.

Estoy muy orgullosa
de ver los años pasar
y darme tanta cuenta
que al fin,
soy feliz de verdad.

A tu lado no me pierdo,
a tu lado sé navegar
por esos mares encabritados
a los que me enfrento con serenidad.

¡Te lo dije!
me has dado tranquilidad,
me has enseñado que en esta vida
siempre se puede ganar,
si apartas de tu lado
quien te influye con negatividad.

¡Te lo dije!
yo te quiero
y jamás te dejaré atrás,
iremos juntas caminando
hacia esa estrella que brilla más,
esa que nos lleva
al mundo de "nunca jamás"
donde aquellos sueños
se convierten en realidad.

¡Te lo dije!
yo te quiero
y nunca me quedaré atrás.


               Maco Seguí. (2015)

martes, 15 de diciembre de 2015

PIDO RESPETO





Pensaba erróneamente que el privilegio de los ataques, las descalificaciones y los insultos, aparte del "y tu más y peor", era de los partidos políticos de las grandes ciudades y de los mitines de los cabeza de lista y futuros representantes de nuestro país, pero ¡No, por dios! no es así. Aquí cerquita, en mi propio pueblo esto se ha convertido en una falta de civilización. Todos nos hemos contagiado en eso del que todo vale, tanto a nivel individual, entre vecinos y ciudadanos de a pie, como en los políticos, alcaldes y concejales que nos representan. ¡Es una pena!
Con todo lo que he visto últimamente me siento defraudada, alejada de lo que me gusta y no comparto actitudes que, ahora en campaña electoral, se agudiza.
¿Es necesaria la descalificación política o personal?
¿No sería mejor no atacar, procurar mantener el temple y velar por una mejora en la convivencia ciudadana?
¡Menudo ejemplo nos dan nuestros políticos!
No señores/señoras, no todo vale.
Soy consciente que las redes sociales no ayudan mucho en este tema. Más bien es foco de disputas, aunque no es el único. Solo tenéis que acudir a uno de los plenos ordinarios de vuestros pueblos (en todos sera igual, supongo) y ver los gestos, los tonos, incluso a veces, las palabras con poco tacto que se utilizan y esa "falta" de educación.
Necesitáis plantearos el tema de imagen pública ya que sois reflejo de lo que pasa en la ciudadanía y esto no tiene un buen color; estáis permitiendo que se convierta en una batalla campal y al final se nos va de las manos la educación, la dignidad y los buenos valores globales e individuales.

PIDO RESPETO, entre vosotros que nos representáis y entre nosotros mismos.
PIDO QUE SEÁIS EJEMPLO para todos los que os seguimos, os votamos o simplemente os vemos por nuestras calles.
PIDO QUE NO OS CONVIRTÁIS EN MALOS EMISARIOS DE LOS BUENOS VALORES EN LOS QUE MUCHOS SEGUIMOS CREYENDO.



domingo, 13 de diciembre de 2015

"LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA"



El 20D tenemos un compromiso los ciudadanos. Tenemos que ir a votar. ¡Si a votar!. No porque sea un derecho, que lo es, si no porque es una obligación y un deber como ciudadanos.
No es bueno que no votes, por mucho que algunos digan "que no vale la pena" y te intenten convencer; tienes que decir lo que piensas y dar tu opinión y quedandote en casa demuestras que no te importa nada.
No te digo a quien tienes que votar, ¡faltaría más!, incluso si no quieres votar a nadie, no lo hagas, pero ¡ve a votar!
Ha costado mucho a lo largo de nuestra historia conseguir este derecho como para que nos lo tomemos a la ligera.
Si nos quedamos en casa y no participamos de esta fiesta, no es justo criticar a unos y a otros. Así no se cambian las cosas.
Lee los distintos programas, informate, escuchalos, seguro que encuentras alguno con el que coincides más. Esta claro que es imposible coincidir en todos los puntos, pero si después de conocer los programas ninguno te aporta nada...vota en blanco, pero ve a votar y así siempre estarán justificadas tus criticas al sistema. De otra forma, tus criticas son papel mojado, un criticar sin fundamento, sea como sea, sal de tu estado de confort y ve a votar. ¡A todos nos beneficia!

                                                                   A quien quieras,
                                                                   a quien más te beneficie,
                                                                   a quien más se acerque a tu forma de pensar,
                                                                   a quien sea o a ninguno.

Por tus hijos y por todos los que vienen detrás, no te conformes con decir "no me representan" "no sirve para nada". Con esa actitud no avanza la sociedad y tu voz se convierte en palabrería. ¡Ve a votar! y entre todos hagamos un futuro responsable y aunque no consigamos el 100% de participación, que nos acerquemos lo más posible.

martes, 8 de diciembre de 2015

APRENDÍ





         " Como me enseñaron educación,
           aprendí a no molestarme con las ofensas,
           a pedir disculpas cuando cometo un error,
           a vivir la vida aprendiendo de cada instante,
           - y a estas alturas-,
           aprendí quien sobra en mi vida.
           Aprendí a ponerme en tu lugar,
           -si en el tuyo-
            y aprendí, por ese motivo,
           que no me gusta tu piel,
           que es más sincera la mía
           a pesar de equivocarme...
           Y lo que no aprendí por educación,
           lo aprendí a base de golpes,
           "de prueba y error",
           de querer y sentir desprecio...
           y de todo esto,
           también se aprende.
           Así es que no me den clases de moral,
          que ya he estudiado bastante.
          Aprendí de la honradez,
          Aprendí del silencio,
          Aprendí de las lágrimas,
          Aprendí de las verdades
          y de las mentiras;
          de tu hipocresía,
          -también de la mías-
          que a veces también se aprende de uno mismo,
          no creas."

viernes, 4 de diciembre de 2015

CONFIANZA




...Y seguiré confiando en la gente,
a lo mejor con medidas,
de otra forma,
pero seguiré igual,
confiando en la gente.

A lo mejor
no en las mismas personas,
no en los mismos lugares,
no en las mismas circunstancias,
pero seguiré igual
confiando en la gente.

Quizás me caiga
no una,
si no mil veces;
Quizás me vuelva  a hundir,
a sentirme culpable;
quizás hasta vuelva a pedir perdón,
pero seguiré igual
confiando en la gente.

Por un fallo
no debo renunciar
a poner una sonrisa
a ver un mundo de colores
que tanto me costó encontrar,
y mucho menos,
a renunciar a mi libertad.

Quizás no vuelva a confiar en ti,
pero no temas,
seguiré igual
confiando en la gente,
y en todo lo demás.

                           Maco Seguí