Páginas vistas en total

lunes, 1 de julio de 2019

A CARA DESCUBIERTA




                                         "...Y no me importa lo que digas de mi,
                                          no me importa que me critiques,
                                          que intentes desacreditarme
                                          o me insultes al pasar.
                                          No me importa que no me entiendas
                                          o que me intentes silenciar
                                           nunca volveré a esconderme
                                           y siempre lucharé por mi libertad a amar"

                                                         Maco Seguí (l'orgull2019)


A todos aquellos que se esconden tras una careta, critican impunemente con su anonimato por ser quienes son o por no ser lo, a todos los que alegremente opinan sobre la necesidad de un día para celebrar con orgullo nuestro amor... ¡Que os den!



       ... ¡Que bien me siento!, paseando por las calles de mi ciudad, de mi pueblo, de mi vecindario, con mi bandera que representa el amor mas amplio y verdadero, el amor más puro y convincente, el amor y valentía por gritar a cara descubierta lo que siento, por quien siento,  sin miedo y con el arma más potente que existe en mi corazón: ser yo misma.
¿Quien eres tu, que enredada o enredado en tu anonimato crees estar a la altura de cualquiera de nosotros? ¿Quien eres tu que te atreves desde ese estado inexistente a compararte con cualquiera de nosotros que tenemos foto, nombre y apellidos, dni y una identidad,...y en el fondo no eres nadie?

...¡Con mi cara descubierta, cogida de tu mano, viendo mi fotografía por las calles de mi ciudad! 

...¡Que bien me siento con mis decisiones, con poder participar y poder representar al colectivo de los mayores lgtbi y de este modo agradecer a los que anteriormente lucharon porque hoy, yo, no me encuentre dentro de un armario.

...¡Que bien me siento cuando veo a esos jóvenes, relevo generacional, implicados y participando activamente por mantener la libertad de amar.

...¡Que bien me siento porque "a cara descubierta" todo se puede lograr.





  

lunes, 10 de junio de 2019

LAS DISTANCIAS DESAPARECEN



Entre la soledad y la distancia parece que permanece el abismo, pero no es así. La soledad es una medida de lo que interiormente precisa tu corazón, es necesario mantener ese rinconcito que "tan solo es tuyo", donde perderte en tus pensamiento, en tus recuerdos, en tus sentimientos más profundos. Por otra parte la distancia es otra medida a veces tan necesaria para poner a raya el rencor, las dudas, los temores o la ansiedad que sentimos en medio de esa vorágine de ruido ensordecedor que nos invade.
Soledad y distancia andan cogidas de la mano creando un circulo sublime donde puedes defender tu derecho a ¡tantas cosas!. A medida que creces, que te haces mayor vas necesitando cada vez más y más, tanto una cosa como la otra. No es malo, ¡Creédme!, solo tienes que aprender a compaginarlas. 
La soledad...en femenino.
La distancia...en femenino

Me siento fuerte, grande y feliz cuando en la distancia, que decidí poner entre tu corazón y el mio, solamente habita la soledad. Fue una decisión cruel pero, ¿no es más cruel tenerte a dos palmos de mi cara y no poderte ver, no poder tenerte? Yo misma sacrifico mi ansiedad por esta paz que siento cuando al no tenerte te siento cerca, muy cerca. Siento tu respirar, veo en mi memoria la silueta de tu cara, siento tu piel, tu roce, tu presencia, tu olor, tu juventud y tus ganas de todo. Me abrazo a la almohada todas las noches y vienes a velar mis sueños. y...¡hacia tiempo que no dormía tan a gusto, de un tirón, sin pastillas ni ansiolítico que taparan tanto dolor!

Entre la soledad y la distancia aparece cada día la razón que me hace recordar que vivimos, que somos "uno" a pesar de lo que digan y que debemos conjugar el verbo "amar" desde unos valores profundos y personales y no desde lo que digan o piensen los demás.
Esa razón que aparece entre la soledad y la distancia es la que me hace recordar que entre tu y yo existen más posibilidades y más libertad para soñar.

Las distancias desaparecen cuando dejamos de culpar a los demás de nuestras propias desgracias y aprendemos a valorar el significado de una soledad cubierta de belleza.
Porque la puedes encontrar en el aire, en un paisaje, en el silencio o en la compañía de quien menos te lo esperas.
Decide tu la distancia que deseas poner entre tu mundo y el de fuera y seguro que sentirás que las distancias desaparecen. 

miércoles, 29 de mayo de 2019

ENTRE SUEÑOS




Estoy dormida y cuando siento tanta puñalada trapera en mis sueños quisiera despertar en un "plis plas" sin tener que darme explicaciones. 
A veces pienso -entre sueños-en justificar hasta las indecencias ajenas, porque en el fondo de mis sueños o de mil múltiples realidades, no puedo soportar tanta infamia y tanto desacato. (no se que  tiene que ver una cosa con otra, pero si me viene a la cabeza, a mis realidades o a mis sueños...por algo será)

He pasado unos días de trampa en trampa. Trampas que la vida y mi camino me ponían delante para chincharme y ver como resolvía. Pero ¡se han jodido! porque he resuelto como se, como he aprendido, como en cada sueño he imaginado: tomándome la vida con esta filosofía de alta montaña donde lo pequeño se hace grande y lo grande se vuelve minúsculo.
No es que quiera quitarle importancia a las cosas, pero ¿que importancia tenemos que darle al juego sucio, a las mentiras, a la poca fe, a la ignorancia, a esa clandestinidad defectuosa y a más y más circunstancias paradójicas de la vida? Yo, personalmente estoy cansada de justificar conductas que ni en sueños me corresponde juzgar.

No creas que te voy a dejar así:
Juzgo tu prepotencia con tanto discurso embravecido por una buena fe que jamás existió; Juzgo tus quejas cansinas, una detrás de otra, y las malas artes que arrastras contigo, siempre atacando, siempre metiéndote en vidas ajenas y queriendo salir triunfante de tus propias mentiras;
Juzgo, porque quiero, el maldito tiempo perdido y todo lo que arrastré en su tiempo por seguir un objetivo que no era el mio; 
Juzgo a todo aquel o aquella que se interpone en mis sueños sin permiso y con la libertad y el derecho de "meterse de lleno en mi historia" 
(a estos últimos los juzgo y los odio por igual)

Para vivir no es necesario tanto sufrimiento. Lo dije en una ocasión y me lo creí. Y me lo creí tanto que lo tengo abanderado para el resto de mis días. "Estoy aquí para vivir no para sufrir" eso se lo dejo a las `payasas y payasos que viven a mi alrededor.

Pero vamos con las indecencias ajenas, sin juzgarlas ¡por supuesto!
Para mi es una indecencia hablar cuando ya no debes hablar.
Es una indecencia llorar cuando lo tenías que haber hecho tiempo atrás.
Es una indecencia justificarte por algo cuando no puedes resarcir tu comportamiento.
Es una indecencia que sigas viviendo en tu mundo de "pin y pon" cuando todos los demás hemos avanzado.
Es una indecencia tu vida y la lastima es que es un fiel reflejo de la realidad.

Ahora piensa en todas esas infamias que has cometido. Ya, no me digas más ¡que tu no has hecho nada, que han sido los demás" Vale!!!, no pasa nada; me lo creo, ¡¡Eres todo pureza!!

Probaremos con el desacato. No he vivido una campaña con tan mala pata como la que hemos pasado. Malas artes a todo trapo. Pero en las múltiples realidades que me rodean, todo esta bien visto. En mis humildes sueños ¡No!
Menos mal que tome la decisión de alejarme de la realidad y disfrutar de un agradable sueño si no a estas horas lo estaría lamentando.

...Y algunos cometen la osadía de preguntarme si voy a volver...

sábado, 27 de abril de 2019

MOMENTOS DUROS




En los momentos duros es donde la diferencia mas se nota. Lo acabamos de ver, de sentir, de palparlo en nuestra propia piel. Una despedida, un "lo siento", un "¿por qué?... Miramos hacia detrás y a veces no salen las palabras, las escusas. Todo se pierde en "si lo hice bien, si lo supe llevar con dignidad"

Ahora, en los momentos duros no vale de nada "el mea culpa" ni las múltiples reflexiones que nos podamos hacer.
Cuando nos creemos compartir con alguien sus momentos más duros, no somos capaces de ver el error tan grande que estamos cometiendo. En ningún momento damos todo lo que debiéramos dar. Somos tan egoístas que nos guardamos para nosotros mismos el 95% de lo que debiéramos hacer y así vienen nuestros cínicos lamentos.
Nunca estamos a la altura de las circunstancias y cuanto más nos lo creemos más culpables nos deberíamos sentir por un tiempo perdido y mentiroso que hemos desaprovechado.

¡Cuantos apoyos han faltado!¡Cuantos silencios y cuantas excusas hemos ante-puesto a nuestra comodidad! Porque no nos engañemos, es mas fácil echar las culpas a los demás que asumir nuestras propias culpas. Es más fácil utilizar la hipocresía de los demás que darnos cuenta de la nuestra. Es más fácil hablar de la incoherencia del vecino que asumir nuestra propia incoherencia en un trato continuado de falta de tacto humano.

Pero ya sabemos que en los momentos duros no tenemos que buscar fortaleza donde siempre te han dado la espalda. Más bien estará junto a aquellos que sin palabras te han demostrado estar cerca.

domingo, 31 de marzo de 2019

BÚSCAME






Búscame, yo sigo aquí, como siempre esperándote.

No puedo romper más mi corazón pensando que si lo que hice esta bien o esta mal. 
¿Sabes? hay un principio y un final y ya estoy en el último paso camino del final, sin ganas de gritar, sin ganas de llorar y sin ganas de llamar.

Del revés al final la vida se lee mucho mejor. 
Al derecho ya no tiene sentido. 
Lo que pensamos cuando nacemos, cuando estamos vivos, cuando la vida tiene la ilusión propia de ser vivida intensamente... se pierde con "los reveses". 
Lo más grande se convierte en lo más pequeño. 
Lo ridículo pasa a ser lo esencial en el camino.
Dar patadas "a ton ni son" no alivia, mas bien perjudica seriamente el ego interno de la memoria. Porque recuerdo, ¿sabes? cada día, cada instante, cada logro, cada fracaso y cada equivocación. 
Y algún día por extraño que parezca tu también lo recordaras. Es ley de vida.

Cuando estas al borde, ¿que pasa por tu cabeza?
Insisto en buscar amargarme los últimos momentos pero no lo consigo. Es tal la lucha interna que llevo últimamente que únicamente aparecen sonrisas, luces alegres y vistosas, multicolores por todas partes. Y me digo "te lo mereces por tanto pesimismo"

Me tortura la alegría
Me tortura la luz
Me tortura la sonrisa
y a lo lejos,
me torturas tu.

Búscame, sigo en el mismo sitio; sigo junto a ti.

miércoles, 20 de marzo de 2019

DIA DEL PADRE

¡¡Felicidades papá!!
Sin ti nada es lo mismo. No hay fallas, no hay santo, no hay ganas...
Es el primer año en mis cincuenta y nueve años que no te puedo felicitar en persona, abrazarte, darte un beso y sentir tu risa, ver tu cara y sentir tu buen hacer.
Nunca será lo mismo. Nunca.
Espero que estés bien, que puedas celebrar tu santo de alguna forma. Con nosotros en otra dimensión.
Me duele ese trocito de mi corazón donde tú estás pero te garantizo que es un dolor asequible al nivel de frustración del momento.
...y pienso: " Nunca es tarde para vivir" (que ironía)