Páginas vistas en total

jueves, 17 de agosto de 2017

COMO PODEMOS PARARLO???

Estoy consternada, como la mayoría de humanos que estamos tranquilamente adormecidos en el sillón de nuestra casa en un día normal, y nos encontramos con barbaries como Barcelona, Niza, Londres, París, ... Da lo mismo el lugar...
Me pregunto, cuando pasan estas cosas, asesinatos indiscriminados,...¿Qué es lo que podemos hacer?
De entrada, y aunque no me ha tocado de cerca, siento impotencia, solidaridad y unas enormes ganas de llorar...
No puedo soportar que personas inocentes, y en este caso todos lo somos, tengan que sufrir, tengan que morir sin entender por qué.
No hay un Dios, una religión, un fanatismo político o social que merezca una muerte tan absurda.
Son imágenes que aunque no existan porque seamos lo suficientemente correctos como para evitar su publicación, solo con  sentir por las palabras este miserable proceder, se me pone la carne de gallina.
Hemos sufrido varias aquí, en este país pero siempre, sea donde sea, me afecta.
¿Qué podemos hacer? ¿Cómo podemos evitarlo?¿Cómo lo podemos prevenir?¿Cómo nos podemos solidarizar para evitar estas acciones? ¿Cómo hacer para que entiendan que solo queremos vivir en paz?

Saldremos a la calle y lo gritaremos...

martes, 15 de agosto de 2017

BUSCANDO A...WILY??

Si me hubieran dicho que esto era así, me hubiera reído en su cara e incluso me hubiera meado de la risa.
Nunca pensé que la gente llegará a ese nivel de ser "cabrito". Eres muy injusta; eres el demonio en persona incapaz de sentir, incapaz de vivir de los sentimientos. Para ti no existen!!!.. me da lo mismo algún día viviremos como queremos vivir.
Los cuentos, aquellos que quisimos vivir...vuelven.
Caperucita, el lobo, los siete enanitos y, después..".los miserables". Esa es la etiqueta y es la realidad.
"No se puede ser más miserable"
Qué pena me da!!!
Hay que vivirlos como nos lo cuentan no con imaginación.
Yo me alejo pero bien de tanta mentira. Si esto es así...me bajo.
Qué te den...pero bien
Vete!!! Aléjate!!! Déjame así que te voy a recompensar pero bien.
Ya hablaremos, a la vuelta te espero para poner los puntos sobre las IES.
No sé si voy a poder rendirme al tiempo...

jueves, 27 de julio de 2017

NUNCA HA SIDO Fácil

No es fácil sentirte madre en la distancia, ser madre a la sombra, como si fueras un fantasma o en el desamparo, miedo o confusión.
No es fácil, en días tan señalados, volver la vista atrás y recordar...,recordar y ver esa carita, tus gestos, sentir el contacto de tu piel y ese aroma.
No es fácil estar al otro lado del burladero, y tampoco es fácil estar a este lado, lo sé.
A pesar de procurar entender esa posición firme, autoritaria y perspicaz que debe tener una madre, a pesar de esa mirada tierna que se presupone, hoy me identifico más con todos esos cabrones que por circunstancias de la vida no pueden abrazar a sus hijos. Me identifico con aquel que quiere y no puede o con aquel que por miedo, culpa o cualquier otra no-pretensión, es incapaz de luchar contra los muros más esperpénticos de la sumisión.

Hoy ya no existe ni culpa, ni miedo, ni rabia, ni rencor...solo el vacío que dejan las ganas de recordar cada uno de esos momentos en los que te pude abrazar, acariciar y sentirte, esos momentos que nadie, nunca me podrá arrebatar. Son solo míos.
Eres el arma más potente para sanar alma y corazón.
Es duro haber atravesado el camino humillante de la desazón, pero hoy por hoy me queda el valor de mis palabras, el sentido de una vida que quise y por la que, a mi manera, supe defender.
Una madre es una madre y en algún remoto rincón de la negación a tal título se encuentra, si o si, la verdad, esa que por mucho que se quiera, no se puede negar.

No es fácil querer ser madre y que no te dejen las malas artes, la rabia y a veces la vulgaridad.

viernes, 14 de julio de 2017

SOMOS POCOS








Somos un puñado de gente que nos importan muchas cosas de nuestra sociedad.
Nos importan las personas. Nuestros vecinos. Esa persona mayor que vive sola cerca de nuestra casa; aquella madre que sola es capaz de sacar a sus dos gemelos adelante; aquel que vive solo y no está muy bien; o tanto emigrante al que tenemos que dar un poquitín de ayuda para que se sientan en su casa..

Somos un puñado de gente, mayores, más mayores, jóvenes, incluso algún niño concienciado, que seguimos pensando en el gracias, en el adiós, en el buenos días, en espera que te ayudo a llevar la compra.

Somos esa gente de todas las singladuras o de ya ninguna, que nos gusta disfrutar día a día de la vida, de lo que con poco, con nada o con algo, resolvemos nuestra felicidad a nuestra manera.

Somos esa gente que lloramos ante nuestros montes en llamas por la especulación, que lloramos ante el continuo maltrato animal, que seguimos llorando ante la muerte en nuestros mares o el asesinato en masacres tan cercanas que nos estremecemos sin comprender el Por qué.

Somos toda esa gente que ya estamos muy hartos de sentir que no se hace nada, que la justicia no llega, que quien nos gobierna, sea quien sea, no dice un alto y contundente: BASTA YA.

Y es que nosotros, esa gente, no queremos cárceles, no nos gusta el ojo por ojo, no buscamos que lo Pague el que no debe. Queremos que no queden impunes actos que atentan a toda la sociedad, queremos que se corrijan conductas con la misma contundencia que los actos cometidos, queremos que los responsables salgan a la palestra y todos podamos decir: uf, has sido tú???
Mientras esas actitudes no se corrijan públicamente, seremos una sociedad cobarde y profunda. De las de antes.

Esa gente, nosotros, tenemos que parar esto. Tenemos que plantarnos y no permitir que esto continúe.
Únicamente está en nuestras manos.
Si es preciso paremos el mundo, paremos cualquier actividad, paremos esa frenética vida y reflexionemos si realmente queremos ser partícipes y cómplices de tanta agresividad.

Yo me bajo, ¿Y tú?

Es un problema de humanidad no de justicia, de política o de los demás.
Somos pocos ya pero no vamos a consentir el maltrato, la desigualdad, que nos roben y nos desahucien, que nos traten como tontos y nos insulten continuamente.

Somos pocos pero capaces!!!

domingo, 2 de julio de 2017

HAY QUE ESTAR




Hay que estar ahí.
No basta el viento.
Hay que estar ahí. 
Con todas sus consecuencias.
Con "lo que quieran decir"
con un apoyo,
o con un "yo estoy porque si".

Hay que estar,
incluso a veces mojarse,
o simplemente estar ahí.

Porque te quieres,
porque me quieres 
o simplemente porque si.
Hay que estar. 

Mañana te puede pasar 
y entonces necesitar 
el apoyo y la solidaridad.
Seas o no seas,
 hay que estar, 
con todo o con nada
 con tú sola presencia, 
-un instante-, 
sirve para avanzar.

No valen las guerras,
tampoco lo que piensen los demás, 
hay que estar presente 
para que nunca te puedan señalar.
Señalar a quien piense
que hay normalidad,
te digo yo que ni en sueños, 
esto se considera normal.
Más bien queda lejos 
y por mucho que te digan, 
siempre te discriminaran.
Eso sí, en silencio, 
con disculpas, 
con mucho, mucho silenciar. 

Disimulamos que es lo que toca 
y no nos ensuciemos más.

"No salgas, no te atrevas, 
no nos pongas en evidencia más. 
Somos amigos, pero solo en la oscuridad. 
Como siempre, como ahora, 
¡que poco podemos avanzar"

Todo está bien a oscuras... 
¿por que tienes que decir más?

miércoles, 28 de junio de 2017

CUANDO NO HAY CUALIDAD

¿De qué sirven tantas cosas que aprendemos en la vida si no tienen la cualidad necesaria para saber estar?
¡Qué complicados somos!
Necesitamos pararnos, resetear nuestras mentes oscuras, asimilar lo que nos pasa y por qué nos pasa y crecer, sobre todo crecer.
No podemos ocupar un lugar que no nos corresponde sin haber crecido. Al crecer nos hacemos conscientes de donde está nuestro sitio y cuál es el camino que queremos andar y, a medida que avanzamos ese cordón que nos ata a nuestra niña caprichosa se va rompiendo, vas desatando-te y dejas de estar supeditada a esa necesidad de creer que todo está bajo tus pies. Por mucho que te aplaudan y te digan lo mucho que vales, hasta que no creces, se queda en un absurdo "todo vale"
Y es que en esta vida encontrar tu espacio y tu lugar es vital en muchas ocasiones. Unas veces, no pasará nada, "res de res", pero en otras tendrás que demostrar, ganarte a pulso cualquier favor, la buena crítica y la cordialidad.
¡No todos valemos!
Para unas, las chiquilladas, las pataletas, los enfados, las malas caras o las acciones indeseables, no tienen ningún tipo de consecuencia más que la simpatía o antipatía de un puñado de gente. Esto mismo para otras, simplemente es un no saber estar en su sitio y esa simpleza puede arrastrar al pozo más oscuro del que después cueste salir...y todo por no saber o no querer crecer.
¿Quieres respeto? Aprende a respetar. Aprende esa cualidad a ser imparcial, a ser justa, a ser honrada. Aprende la cualidad del espacio, del tiempo, de la distancia. Aprende la cualidad de aprender, rectificar y crecer.

A mis años, sigo aprendiendo y así seguiré pero mi diferencia es que yo no necesito que me respeten, me respeto yo misma y es suficiente. Pero otras personas, no es que quieran o no que las respeten, es que en su posición es necesario ganarse el respeto de los demás y dejarse de tonterías y absurdos que lo único que hacen es quitarles tiempo para crecer.

lunes, 26 de junio de 2017

UN TROCITO DE MI









Cada vez me convenzo más y más que un trocito de mi anda desperdigado por este mundo. Un trocito que, cuando le da la gana explota en un mar silencioso de sentimentalismo, sentimiento puro y profundo.
He aprendido a callar y a sentirlo y vivirlo de una forma tan intimista que a veces parece, en apariencia, un simple sueño.
Pero me digo: "que amor tan puro, tan libre y tan perfecto"
Habrá quien piense que es convenenciero pero a estas alturas, es tan secreto, que delata lo más puro de cualquier intento.
Ojalá que ese trozo, esa esencia, ese ser...siga su camino con la sabiduría de aquella verdad única y exclusiva por la que vino.
Ojalá ese trocito de mi crezca con tal sentido común que sea incapaz de herir por rencor, por odio o porque lo marque ese tipo de estructura social tan poco complaciente, tan poco deseosa de pertenecer a la bondad humana y todas las ramas de convivencia.
Ojalá me sigas queriendo como me quieres y llegues, algún día a quererte como te quiero.
¡Qué ciego es el querer y que odioso el amor!
Y es que hay de tantas maneras y formas, y nos empeñamos tanto en clasificarlo que al final el corazón se nos hace "la pichi un lío" de tantas excusas que nos damos.
Lo que es, es y seré siempre aunque nos incordie la razón con "esto si puede ser y esto escóndelo que no corresponde". Y así van pasando los años con un montón de tapujos que a la larga lo único que consiguen es hacernos unos seres mentirosos e infelices.
Por eso ¡¡insisto!!, da rienda suelta a ese sentimiento, deshazte de todo aquello que te impide amar puro y se feliz día a día sin más que disfrutando de ver cómo se mueve y defiende ese trocito de tí.
Después...sonríe y que te siga importando un comino lo que piensen de ti los demás.