Páginas vistas en total

miércoles, 20 de marzo de 2019

DIA DEL PADRE

¡¡Felicidades papá!!
Sin ti nada es lo mismo. No hay fallas, no hay santo, no hay ganas...
Es el primer año en mis cincuenta y nueve años que no te puedo felicitar en persona, abrazarte, darte un beso y sentir tu risa, ver tu cara y sentir tu buen hacer.
Nunca será lo mismo. Nunca.
Espero que estés bien, que puedas celebrar tu santo de alguna forma. Con nosotros en otra dimensión.
Me duele ese trocito de mi corazón donde tú estás pero te garantizo que es un dolor asequible al nivel de frustración del momento.
...y pienso: " Nunca es tarde para vivir" (que ironía)

lunes, 18 de marzo de 2019

UN ABANICO DE POSIBILIDADES





Es una pena que no podáis ver lo que en estos momentos estoy viendo yo: la silueta de una montaña ilumina por la luz de la luna; las constelaciones y multitud de estrellas, allí en el firmamento negro, oscuro, lejano y a la vez apasionante; un silencio que deja entre oír el murmullo del río y sobre todo, oigo tu voz, sin queja sin lamento, sin odio ni rencor. Con una huella de amor profundo que alimenta a todos nuestros espíritus, a todos nuestros corazones. A veces pienso si eres tú o soy yo. A veces no puedo pensar, ni decir ni inventar. Me muerdo la sonrisa entre deseo y deseo y espero simplemente, a que este juego de sensaciones se convierta en realidad. "No os envidio, no envidio nada de lo que poseéis. Es muy diferente a lo que yo tengo". Vosotros poseéis y yo tengo. Aunque sea poco, aunque sea nada. Pero tengo. No poseo. No me gusta poseer. Dentro de toda esta vorágine de nada, siempre hay un gran abanico de colores que te alegra el alma. Como mi paraguas. Grande, arco iris, pleno, ¿De?...luz, alegría y vida. No pasa nada. Te hablo, me hablas...en el silencio de la noche...es un ritual, pero ¡Me hace tan feliz! No me importa nada y a la vez me importa todo. Lloro por lo que siento y me siento una piedra cuando siento...como vosotros. Es así, no hay más...sencillo, claro, divino y a veces hasta espectacular, cómo esta noche, como cualquier noche...un abanico de colores. Disfrutar mucho de las fallas, esta vez a mí me toca disfrutar de lo que tengo!!!

lunes, 11 de marzo de 2019

A VECES







A veces te sientes triste. Y no se puede evitar.
Hoy me siento triste por tu ausencia, la suya y la de él. No es por nada raro solo por añoranza, por no teneros junto a mi.
A cada uno nos toca vivir nuestra vida y, hoy por hoy, mi vida está un poquito "rarita". A veces quiero estar sola, a veces me muero por estar contigo, o contigo o...con quien sea pero con alguien.
A veces me agobio por lo que veo, oigo o leo pero de repente me doy cuenta ¡Que estoy lejos y no puedo hacer nada! ¡Que soy libre! Y que ni siquiera vale la pena opinar.
Muchas veces me aisló y tan solo quiero seguir con mi camino y mi caminar.
Como veis es un desconcierto, a veces no sé por dónde tirar.

miércoles, 27 de febrero de 2019

LOS COSTES






Echo de menos algunas cosas, mejor, a algunas personas de mi entorno pero querer vivir sin más no debería acarrear un coste adicional. Desgraciadamente todo en la vida tiene un coste.
La libertad tiene coste; el amor tiene coste; la amistad tiene coste. Cualquier relación tiene su coste pero la sabiduría consiste en evaluar concienzudamente tantos costes que nos acechan. Siempre, a lo largo del camino. Ahí están, los costes.
¿De verdad, a mi edad, tengo que valorar mi vida a costa de tanto coste?
Lo siento pero va a ser que no. En estos momentos mis costes son cero patatero. 0. Cero. Nulo. Nada.
Mi vida está llena de tanta belleza, tanto deseo, tanta seguridad, tanto amor...que cualquier agravio no tiene sentido.
Y sabéis, es que me da igual blanco que negro. Solo necesito ver, sentir y creer aunque sea en mí misma.

domingo, 17 de febrero de 2019

ESTE, QUE NO ESTÁ




Me gusto
no lo puedo evitar
sigo las indicaciones
de "este", a quien no puedo olvidar.
Marca mi destino, 
me da un millón de paz
cada vez que miro su mirada
y me habla de realidad.

Me dice que soy bella
que siga luchando más
que él me tiende su mano
y me apoya en mi caminar.

No hay silencio
hay poesía,
amor y mucha verdad
ganas de quererte
y de seguirte hasta el más allá.

No me importa lo que digan
las rabias, manías y demás,
me siento libre caminando
en mi mundo de "nunca jamás"

Si me escuchas yo te digo:
no me olvidaré jamás
de tanta poesía
que tenía tu deambular.

Eres para mi un faro
una guía hacia la eternidad,
y no le temo al vacío,
ni al miedo, ni a la oscuridad.

Lo que venga
¡Me lo como!
y me alimentaré sin cesar
de todos esos pensamientos
que me acerquen a Ti y a tu paz.

                                  Maco Seguí (2019) 

martes, 12 de febrero de 2019

LA CARA DE LA CULPABILIDAD





                                         "Jamás se muestra,
                                          se esconde tras la verdad,
                                          muestra tantas excusas
                                          que es difícil identificar.

                                          A veces es silencio
                                          y otras veces los demás,
                                          pero nunca se acerca
                                          con toda su dignidad. 

                                          Es otra cosa,
                                          otra ausencia,
                                          u otro deseo
                                          de no volver a hablar más"

                                                        Maco Seguí (11-2-2019)



           Hay veces que no es suficiente pensar en positivo para seguir tu camino, superar los imprevistos y ser feliz. Tampoco es necesario la búsqueda de culpables pero si un reconocimiento a su debido tiempo.
Dicho esto, cuando nos sentimos culpables, depende de quien, la tomamos con nosotros mismos y somos incapaces de aceptar "la causa propia" de la culpa.
Algo que no hemos hecho bien pero somos incapaces de reconocérnoslo. Que difícil es decir "jo, que mal lo he hecho". Es mejor y más fácil no reconocerlo, dejarlo atrás y seguir tu camino. Pero si no consigues asumir esa culpa como propia y verdadera, será imposible rectificar tu conducta. Aquí no valen las trampas. Por mucho que quieras justificarte con la justicia de los otros o ese paso del tiempo a tu favor que te beneficia para ocultarte de la realidad, o mientras no rectifiques en tu interior esa conducta que te hizo fracasar como persona, como amiga, como jefa o como juez, seguirás con tu mentira realizando las mismas acciones en otras personas y pensando y "dándote besitos" por lo bien que lo estas haciendo.
Esa culpa que alguna vez se siente, te la quitaras con astucia de tu mente pero jamás de tu corazón.
Si puedes hacer las cosas bien, hazlas mejor.
Si puedes mejorar la vida de los demás, porque de una forma u otra esta en tu mano, se consciente y actúa.
Corrige tus errores y no caigas más en repetir esas justificaciones, que en lugar de acercarte a ser mejor persona, te ponen en entredicho ante los demás.
A veces un silencio o las formas diferentes de ver las cosas no son suficientes para "la culpa".
¡¡Te atrapará antes o después!!