Páginas vistas en total

miércoles, 24 de mayo de 2017

SEGURAMENTE SÍ




Estoy toda la mañana atrayendo energía negativa diciéndome yo misma "que hoy no va a ser", "hoy tampoco", "hoy no" y buscando tanto en mi mente como en mi corazón, esas razones ocultas que impiden que sea, en esta y en otras tantas ocasiones, un seguro y auténtico SI.
Pero...
Si es que la culpa es mía, tanto libro de autoayuda, tanto mirarme al espejo para salir guapa y sonriente cada mañana, tonto ilusionarme con el que hoy si que va a poder ser y dando una oportunidad tras otra a la vida, tanto querer aprender cada día más y más para estar alegre, contenta, positiva...
Y...
En un segundo, PUF!!!
Adiós a la autoestima alta, adiós a las sonrisas, adiós a la ilusión, adiós a la alegría, a estar contenta, a ser positiva y a querer aprender...
Para...
Terminar diciendo "hoy sí, hoy no, quizás, quizás, quizás"

Tengo ganas de desaparecer, de largarme durante unos años donde nadie pueda encontrarme, olvidarme del hoy, del mañana y del pasado; poner rumbo a un lugar donde las cosas sean de verdad, donde las palabras y las promesas queden dichas y no se rompan u olviden. Navegar en unos mares sin confusión ni abismo y con la certeza de que este donde esté y con quien esté, seré libre, querida y respetada simplemente por ser quien soy.
No...
No quiero esa sensación de perder por huir y no enfrentarme. Me quedo a respetarme yo misma con mis armas: mis ayudas, mis espejos y mis ganas.


viernes, 19 de mayo de 2017

NO PERDAMOS EL NORTE



¿Sabéis lo que me molesta?
Esa opinión a la ligera, esa crítica facilona e insultante de aquellas personas que les molesta todo lo de los demás sin importar un comino la libertad y sus derechos.

Es tan solo una cuestión de RESPETO a los demás; RESPETO EN GENERAL; por nosotros mismos.

Parece que la visualización de ciertos colectivos molesta a un sector de la sociedad, un sector que en ocasiones alardea de ser muy solidario y respetuoso con los que "son u opinan diferente" pero que a la hora de la verdad todo les molesta y no se puede contar con ellos o con su dinero.
En muchas ocasiones ya lo he dicho "NO HACE FALTA SER LA CAUSA PARA DEFENDER LA CAUSA"...Sirve para cualquier causa y traducido, quiere decir que no hace falta ser pobre para defender a los pobres; no hace falta ser alcohólico para entenderlos y ayudarlos; no hace falta ser drogadicto o no hace falta ser homosexual para entender, apoyar y respetar su causa. 

Quizás se trate de las formas o eso dicen, pero la VISIBILIDAD  desgraciadamente es necesaria porque en este País y en otros muchos, todavía queda mucho por hacer.
Las leyes no se consiguen sin protesta, sin luchas y sin destapar las injusticias y desigualdades, nazcan de donde nazcan.

Es una vergüenza que desde que se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el año 2005, sigamos teniendo casi un 40% de delitos de odio registrados en 2014 y que la mayoría fueron contra homosexuales, lesbianas o transexuales.
Es una vergüenza que se apruebe aquí en la Comunidad Valenciana la Ley Trans, que deja de considerar la diversidad de género como una enfermedad, hace escasamente unos meses.
Pero lo más vergonzoso quizás sea la lucha que conlleva conseguir unas leyes para que luego solo sean papel mojado, ¿de qué sirve entonces?
Hay que recordar y seguir luchando por una igualdad real y efectiva y es tan sencillo como ver las cosas desde la DIVERSIDAD, EL RESPETO Y LA TOLERANCIA. (tres palabras que deberían ser de obligado entendimiento para todos)

Para sacar a la luz la intolerancia social y descubrir al "intolerante" es necesario hacer VISIBLES las causan que les molesta y provoca rechazo.

La VISIBILIDAD, son unos bancos pintados con el color del arco iris, un paso de peatones como celebración de un día conmemorativo, una bandera, un cartel, una fotografía, una camiseta, una charla, una manifestación, una reivindicación, una protesta o una denuncia.
Es enseñar  tolerancia, respeto y libertad. Es defender unos valores  y es fundamental para terminar con cualquier injusticia y desigualdad.

Quizás no sea mi caso, siempre he hecho lo que me ha dado la gana y realmente poco me ha importado la opinión de los demás, pero en la posición actual, miembro de una asociación LGTBI+, si es necesario llamar la atención ante ciertas expresiones que utilizamos y opiniones críticas o despectivas que pueden llevar a malos entendidos. 
No hace falta apoyar iniciativas pero tampoco es necesario boicotear. 

Es la cultura del egoísmo: todo lo que se hace para o por los demás es un robo y una injusticia, un tropiezo o una dejadez... se paga con dinero de los impuestos del ciudadano y no está bien "malgastar" en cuatro tonterías.
¿Unos bancos? ¿una bandera de colores? ¿una fiesta? ¿cinco días al año de reivindicación de unos derechos pisoteados durante tantos años? ¿de la libertad?
Durante mucho tiempo, con nuestros impuestos, se ha pagado esa educación y esa responsabilidad social que muchos parece que no han sabido aprovechar.
Hay una asignatura, "la empatía" que te obliga a respetar a todo aquel que no eres tu.
Yo me siento normal luciendo mi camiseta, orgullosa de mi bandera y celebrando un día que, para mí, tiene mucho significado. Igual que cualquier otra persona afín a un equipo deportivo.

Dejemos que cada uno como persona tengamos nuestro proceso de libertad y dignidad, y respetemos las diferencias de los demás respecto a nosotros. A veces puede ser que descubramos que a fin de cuentas no hay tanta diferencia como nos creíamos.



sábado, 13 de mayo de 2017

CON LA CONCIENCIA TRANQUILA

...Y que bien se está con la conciencia tranquila!!!
Está donde debe estar y con quién debe estar. Duermo a pierna suelta pensando que mi pasado no fue un error sino más bien un aprendizaje.
¡Y que aprendizaje! Che tú! Ni en la mejor escuela.
He aprendido a saber diferenciar entre la buena gente, esa que vale la pena, aunque solo la conozcas de un día, de aquella que está pegada a ti año tras año absorbiendo tu energía (sea esta positiva o negativa).
He aprendido a medir con la vara de la dignidad y es entonces cuando descubres lo que hay, lo que te mereces, lo que eres y, sobre todo, lo que vale la pena.
He descubierto y asimilado a la vez, que lo que has creído en toda tu vida, se transforma lentamente como en una película de fotogramas antiguos en una irrealidad y ahora lo ves todo tan absurdo, diferente y lejano y te parece todo un sueño...y es que quizás la vida se resuelve entre un ayer aniquilado en la penumbra y un presente lleno de luz.
¡¡¿Quien lo diría?!!
Yo no

martes, 9 de mayo de 2017

ELLA ES DE OTRO PLANETA





Yo no sé si el día de mañana podré confiar en ti, seguir confiando en ti.
No sé si vulnerarás mi confianza. Eso nunca se sabe.
Lo que sí que me has demostrado es que das aunque no te sobre, que la amistad, para ti, llega más allá que otros valores, que eres capaz de perdonar en segundos, cualquier fallo y que aunque te nieguen como a Jesucristo, estas si te necesitan.
Te ofreces sin excusas, sin cansancio y sin pensar en agradecimientos y eso hoy en día, no existe como debiera.
A veces me pregunto, ¿qué pasaría si volviera a suceder? ¿estarías dispuesta a volverte a dar? ¿te tragarías ese orgullo que todos poseemos y harías como si no pasara nada? ¿Olvidarías las contradicciones, las manías, los absurdos, el tiempo muerto y la erosión de esa amistad donde el tiempo ha matado cualquier oportunidad?
Como en otras ocasiones, se que vendrías con tu carita de buena, de cordero degollado que no ha roto jamás un plato y volverías a caer en el mismo laberinto, porque quien es así, no cambia en la vida y porque aunque puedan reírse y burlarse criticando tu tontuna, para mi es uno de los valores que más me han atraído siempre de tu persona. No dudo ni por mucho tiempo que pase, que llegado el momento, volverías a sentirte privilegiada por tender tu mano, y a mi, en este caso, la duda no me ofende sino que me hace reflexionar y ver que no todos somos iguales.
Orgullosa de tenerte, orgullosa de ti.

#orgullosadeti  

domingo, 7 de mayo de 2017

EL DÍA MÁS FELIZ




Hoy no voy a repetir temitas que ya he dicho hasta la saciedad, ni voy a recriminar posturas ajenas ni tan siquiera me voy a humillar yo misma, ya no es ese mi estilo, voy a explicar sentimientos que llevo dentro y que pocas veces, desgraciadamente, se me escapan.

Muchos años llevaba deseando tenerte entre mis brazos. Bien sabe quien me conoce que ser madre, era uno de mis deseos más profundos. treinta y cinco semanas sintiendo tus latidos acelerados; treinta y cinco semanas luchando contra mis propias hormonas por una simbiosis que transformaron hasta el último pelo de mi cabeza con el único deseo de tenerte; treinta y cinco semanas viéndote crecer ecografía a ecografía, llamándote "pepito" por aquello de sentirte más cerca aunque este no fuera el nombre definitivo.
Tu corazón latía rápido como el viento y mi ansiedad por ver tu cara crecía a la misma velocidad. Existía ya por aquel entonces una química especial entre nosotros.
"No se romperá".
Ese día, el día que fui madre, 47 centímetros y 2610 gramos, aparecieron ante mis ojos, la cosita más bonita que jamás tendré entre mis brazos. Ser madre no es tan sólo una palabra. Siempre lo he dicho, es más bien un sentimiento, un algo muy hondo que nace de tan adentro que no se puede explicar. No tuve el placer de llevarte dentro de mi cuerpo, pero sentí y padecí todos los instantes de tu evolución.
Cuando al fin apareciste frente a mí, cuando pude abrazarte, atraparte en mi regazo y olerte, una abrumadora ola de felicidad me cubrió desde la punta de los dedos de los pies hasta los pelos de mi cabeza. Jamás, por mucho tiempo que pase sin verte olvidaré ese momento y esa dicha. ¡Ese fue el día más feliz!

Ahora quiero felicitarte, Maco, porque lo que has hecho lo has hecho con todo el corazón que una buena madre pone en cada uno de sus empeños; porque has sabido respetar, tolerar y defender posturas que de antemano eran indefendibles en una sociedad falsa que no estaba preparada para defender las reglas morales. Te felicito porque has dado lo que tenías para dar con las manos atadas y por crear un paraíso dentro de las tinieblas de esa falsa moral. Te felicito porque renunciaste a un nombre que marca la diferencia entre el ser y el no ser, por mantenerte en la oscuridad dejando que el camino se iluminará para que, aquel a quien más querías, pudiera continuar sin reservas, una vida que de antemano tenía marcada. Te felicito porque a pesar de los enfrentamientos tu posición se vio recompensada con un millón de besos, abrazos y sentimientos que marcarían el inicio de una red llena de enlaces que ni el más experto pescador será capaz de desatar. 
Te felicito por los cuidados, por las caricias, por los juegos. Por darte la mano para crecer; por no separarte en la enfermedad ni en los malos momentos; por procurar una vida digna, por la guardería, por el colegio, por los amigos, por querer estar en todos los momentos significativos y por querer compartir. Te felicito por no dudar ni un segundo en dar todo tu cariño y en querer a pesar de "los pesares". Te felicito por tus cuidados, por tus mejores intenciones y por haberlo hecho lo mejor que sabías en cada momento. Te felicito... 
Nunca nada ni nadie podrá entrar en ese rinconcito dentro de nuestros corazones donde permanecemos tu, yo y nuestras sensaciones más puras.

Con un "hola" en un día especial y sin venir a cuento...me conformo.
Gracias, mil gracias por estar ahí y por existir.
Acabemos de disfrutar del día, que ya queda poco.

miércoles, 3 de mayo de 2017

UN MUNDO LLENO DE CONTRADICCIONES




Hasta aquí, cuando ya pasan mil años del infortunio, sigue llegando esa corriente de agua, cargadita de imperfecciones y suciedad.
Vamos superando nuestras debilidades, aunque las infamias, las mentiras, el odio y la maldad persistan alrededor.
Todavía no comprenden que inventaron los escudos, y llevo una buena coraza para defenderme de sus propias amenazas. Persisten, persisten en sus burlas, en sus menciones, en sus cuchicheos y en desvirtuar una realidad que antes o después saldrá a florecer, como en cada primavera florecen las margaritas.
Existo y seguiré existiendo, viva, con toda la luz y pasión que mi alma me permita, con toda la fuerza para demostrar algún día que te perdiste en el camino y el mio continuo; que te perdiste en el vacío y yo me llene de alegría, ilusión y vida.

Cada uno debe reflexionar y encararse con su interior. No todos pensamos de la misma manera.
A veces, hablando conmigo misma me he preguntado la razón de guardar silencio, de no hablar, de no hacer mención alguna y de no decir todo aquello que debía haber dicho. No me defendí de acusaciones tan viles y malintencionadas que afectaban gravemente a mi vida. ¿Por qué no dar la cara? Incluso me he llegado a enfadar conmigo misma ante el miedo de quedar como una cobarde por no enfrentarme, pero desde el primer instante, desde aquel mensaje cuando comprendí lo que pasaba, me dí cuenta que nunca había sido importante y que ahora ni mi tiempo ni mis energías debían ser malgastadas en aquello que llevaba muerto mucho tiempo.

Todos tenemos nuestra "varita mágica"  para poder encontrar la felicidad, y yo encontré la mía en el momento que opte por mantenerme apartada de aquel conglomerado de acusaciones. De boca de todos salen serpientes pero he aprendido a dominar las mías a base de silencios.
No dejé entonces entrar a nadie en mis propias decisiones y con el paso del tiempo me reafirmo en mi postura.
Quien tuvo el poder de darme entonces una oportunidad, no quiso hacerlo y con este tiempo de tramitación he encontrado dentro de mi la reflexión que me hace sentir  que fui una gran persona, que supe dar oportunidades a pesar de los acontecimientos de nuestras historias y ante todo quise defender un derecho de amistad  sin zafarse en esperpénticas postales de hipocresía.

A todos los que nos gusta reflexionar, reflexionemos y veamos: ¿dónde estábamos?, ¿Con quien estábamos?, ¿qué dimos?, ¿qué pedimos a cambio? y ¿cuánto tiempo estuvimos?.
Y luego hablemos de lo qué hicimos y dijimos.

¿Lo que más duele? Sin duda la utilización de las mismas armas que se echaba en cara y el poco valor que le vamos dando a la justicia. ¡¡Ahí fallaste!! Todo lo demás queda en pura fantasía de una realidad que jamás volverá a existir, porque lo que no es bueno para uno. se aleja, se olvida y se libera para hacer sitio a lo que te agrada y te hace sonreir.

Nunca podré culparme por sentirme insatisfecha dentro de una situación y dar el paso para salir del bucle en el que me había metido. Dar ese salto me cambio la vida y esto, no todos son capaces de entenderlo.
Estoy contenta, mi vida en general está donde debe estar, vivo el momento lo mejor que se y encuentro sentido a cada una de mis acciones. Reconozco mis errores y se que mis decisiones, equivocadas o no, son mías y sus consecuencias son para mí como no puede ser de otra forma.
Sigo mi camino sin necesidad de mofarse de aquellos que en su día fueron mis amigos y me doy cada día, con lo máximo que tengo para llegar a estar feliz.
Las verdades y las mentiras son un devenir que luchan entre el ayer y el mañana, nunca en el hoy.    

LO INSIGNIFICANTES QUE SOMOS




"...Cuando me desperté y me dí cuenta de todo lo que había sucedido a mi alrededor, supe que no volvería a sentir como sentía antes de conocerte. La vida me acababa de dar una buena lección tanto moral como de valores sobre la convivencia.
Al fin y al cabo ¿qué fuiste para mi? ¿Qué significó tu amistad, aquellos años?
Hay indicios bien probados de que todo sigue igual. Las mismas gentes, las mismas calles, las mismas circunstancias y los mismos deseos inconfesables de mirar con esos ojos y criticar a los demás.
Ni aporte entonces ni estorbo ahora."