Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2016

AQUEL RECUERDO QUE ENGANCHA




Es difícil. Quién pasa por un trance de este tipo, es difícil que lo pase así sin más. Hay veces, por la razón que sea, que el pasado se queda anclado en tu vida, un momento, una secuencia, ni buena ni mala, pero ahí está impidiéndote avanzar.
Te levantas por la mañana y ¡Ahí está!. Lo haces desaparecer porque puedes; tienes fuerza de voluntad y lo consigues, pero al día siguiente, al otro y al otro,...cada mañana la historia se repite. Todos los días luchas para que desaparezca.

Lo primero que tienes que hacer es perdonarte por todo aquello que, seguramente inconscientemente, te sigue castigando. La culpa es buena un ratito pero no es una carga que debas arrastrar toda la vida.

En segundo lugar y muy importante, queda-te con la gente que sabe perdonar. Aleja de tu lado cualquier persona rencorosa y que acecha constantemente con culpabilizar a los demás. Nadie tiene que ser juez de la vida ajena. Cada uno de nosotros disponemos de algo que se llama conciencia y es a la única que tenemos que consentir un juicio sobre nosotros mismos.

En tercer lugar y no por ello menos importante, aprende a perdonar a los demás. No hace falta ni que se enteren. Simplemente tienes que hacer una reflexión interna, ponerte en su lugar, ver cómo hubieras actuado y darle el beneplácito de pensar que no supieron hacerlo mejor y que tan sólo por eso, se merecen ser perdonados, aunque sea el mayor hijo de puta del universo. Ese siempre será su problema y no el tuyo.

Y por último, hay que aprender de la vida y estar dispuestos. No es cuestión de que nadie te aleccione, más bien, saber y tener la humildad de aprender cada día de lo que la vida te enseña, bueno o malo y sin necesidad de descalificar. Asume tu aprendizaje y sonríe como señal de aprobación y agradecimiento.

Ten en cuenta que el odio y el rencor ocupan mucho espacio y pesan demasiado para llevar una carga tan absurda. Mejor deshazte lo antes posible y ocupa ese espacio con lo que obtengas del día a día y verás como terminas por llenarlo de presente y felicidad.
Justo en ese momento recordarás que tuviste un pasado y lo podrás ver como parte de tu vida sin ningún enganche ni ninguna virulencia. Es más reconocerás que están contigo quién se merece estar en tu vida, ni más ni menos.

martes, 27 de septiembre de 2016

SER AGRADECIDOS




Es uno de los valores que parece ser han desaparecido en este mundo inhumano y lleno de hipócritas.
Agradecer lo que hacen por ti, muchas veces desinteresadamente, provoca bienestar y una relación de agrado entre ambas partes; retroalimenta las redes positivas de amistad y crea la sensación de ser un foco de felicidad.
Por tonto que sea lo que hagan por ti, cuando lo agradeces estás activando, tanto en ti como en los demás, una chispa positiva.  ¡¡Pruebalo y veras!!
¿Por qué nos cuesta entonces, tanto dar las gracias con lo beneficioso que es? Si lo que provoca es bienestar, ¿por qué somos tan rancios a la hora de decir un "gracias"?
Quizás es que nos creemos que los demás tienen el deber de hacernos favores; están obligados a suplir lo que en momentos determinados, nosotros no podemos realizar y le pasamos nuestra obligación a otros.
Lo curioso es que encima no sabemos agradecer...
Y ya lo dice el refrán: "Es de bien nacido ser agradecido"
Si comprendieramos el valor que tiene esta frase, nos pasaríamos el día dando las gracias.
Pensar en un día corriente de vuestra vida y en la cantidad de ocasiones en que la vida nos obsequia con la posibilidad de dar las gracias para que nosotros mismos nos sintamos divinos y ¿cuántas veces rechazamos este ofrecimiento? ¿Cuántas veces nos ensuciamos la boca a lo largo del día con un "gracias"?.
¡Como mucho un estufit!
Tampoco se trata de estar todo el día dando las gracias sin motivo, pero deberíamos ser conscientes que agradecer una sonrisa, se puede hacer con una mirada; agradecer un buen trato, se puede hacer con una sonrisa,...Hay mil gestos, mil formulas para ser agradecido con los demás y crear esos lazos de comunicación a los que me refiero.
Cuando seas agradecido de verdad, te sentirás tan feliz por dentro que sabrás sin poderlo explicar, que esa persona te ha marcado y cuando recibas un gracias sincero esa misma sensación se generará en tu interior.

Os recuerdo que volváis a ser agradecidos...es contagioso, crea adicción y no perjudica a la salud, es más cuando lo hagáis de forma habitual, estaréis contentos y sonreirás a la vida.

sábado, 24 de septiembre de 2016

MANIPULACIÓN A NIVEL FLAMENCO





¿Que es la manipulación?
¿Quién manipula?
¿Quién...?

                  No vale la pena desenmascarar a nadie.


Desde mi barrera los toros se ven mejor, ¡¡soy animalista y no me gusta el toreo!!
Y es que ya van dos veces (si no son más) que me acusan de haber manipulado y no he tenido más remedio que ir al archivo de las manipulaciones y leer y escuchar las diversas "citas" y ¡que curioso!, ni mi voz ni mi nombre salen por ningún sitio y si en cambio el de aquell@s que pretenden ensuciar mi nombre directa o indirectamente con "misivas".
De cualquier manera obte hace tiempo en mantenerme en silencio y no caer en ese juego absurdo como los políticos del "y tú más". No digo que este tipo de gente sea mala por naturaleza, pero sí digo que se comportan de manera maligna deliberadamente y como no me interesa ponerme al nivel de nadie, seguiré considerando que "todos somos buenos y a veces hacemos cosas malas, a veces dándonos cuenta (cabroncetes), y otras sin darnos cuenta (tontos del culo)"

Te aseguro que si me preguntas te contestaré según el nivel de amistad que tengamos. Si te considero amigo de verdad, seguramente podré hasta comentarte mis sentimientos más íntimos,pero...
¿Quién está haciendo maldades desvelando esa confianza? ¿Quién ha roto el valor de esa amistad? ¿Quién ha salido como lagarto al sol alimentando como alimaña la furia?...

Manipulación es estar comiendo la oreja día tras día sacando todo lo negativo y defectuoso de los demás con la única "malintencionada intención" de romper lo bueno que compartan.
Manipulación es controlar con tal sutileza a los demás, en grupo, para que cada una de las opiniones individuales no tengan valor.
Manipulación es aprovecharse de la debilidad  ajena.
Manipulación es meter cizaña con la única intención de separar.
Manipular es intentar cambiar los criterios que tu tienes de alguien por los que el manipulador tiene a base de descalificaciones y desprecios.

Y de verdad, si me consideráis así, me estáis dando un gran poder y un gran valor que desconocía y que a partir de ahora intentaré explotar con mayor sabiduría y eficacia.

Seamos serios. No se puede manipular en positivo ¿o sí? AHHH!!! ¡¡Quizás no lo he entendido bien y la definición de manipulador está mal en el diccionario!! o igual es que llueve del revés y los sapos bailan flamenco!!!
¡¡Que manera de liar!! Que mente más sucia y retorcida hay que tener para malgastar tiempo en acusaciones que no aportan nada ni siquiera a uno mismo, salvo eso sí, mayor nivel de indiferencia en los demás...


miércoles, 21 de septiembre de 2016

MI RANKING




                                     LOS DIEZ PRIMEROS POST


Este blog comenzó en mayo del 2010 y hasta la fecha el ranking de más veces visitado, es el siguiente:

1º SOBRAN LAS PALABRAS CUANDO EL SILENCIO ES ENSORDECEDOR.(2013)
     (Angustia ante la crisis)

2º ¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA NATURALEZA?(2011)
      (Catástrofes, impotencia)

3º DIFERENTES CLASES SOCIALES(2011)
     (Valores. Sencillez frente a opulencia)

4º Y AHORA ES CUANDO DESISTO.(2013)
    (Cambios personales, nuevos planteamientos internos)

5º CONSTRUIR CASTILLOS EN EL MAR.(2014)
    (Reflexiones de uno mismo y de facebook)

6º YA NO HAY PIEDRA.(2016)
    (Futuro, progreso, ruptura con el pasado)

7º Y AHORA LO ENTIENDO.(2016)
    (Amor, libertad, amistad)

8º DISCURSO DEL DIA DE MI BODA.(2015)
   (Amor, futuro, unidad, felicidad)

9º ASÍ NOS CARGAMOS EL CONCEPTO DE LAS FALLAS.(2016)
   (Anticipación, histeria, tolerancia e intolerancia)

10º SILENCIO, POR FAVOR.(2016)
      (Otro mundo, otros valores, el despertar, el cambio, otra vida, otras opciones)



                       Me ha encantado navegar por todos los artículos, indagar y buscar frases con impacto y que me representaran el momento actual por el que estoy pasando y creerme, me he emocionado yo misma sin querer al darme cuenta del progreso interno, de mi forma de pensar y mi satisfacción de saber que a muchos de vosotros y vosotras os gusta lo que escribo.

                        Son 265 posts a lo largo de estos más de seis años, y aunque tengo mis preferidos, me gustan todos. Todos ellos, sin ninguna excepción tienen algo de mi y quieren transmitir esa parte interna y sincera que llevo dentro. A veces a sido fácil y otras más complicado.

                       Uno de los que más me define en estos momentos que no esta dentro de esta clasificación y siento como un reto, una pasión, una fuerza, un orgullo y una inmensa satisfacción, es:

                                              YO ESTOY AHÍ. (5/11/2013)

Dirigido a todas aquellas personas que están, que estarán a pesar de las tormentas; aquellas que se fueron y no volverán; aquellas que quiero, aquellas que quise y a tantas y tantas que pasaron por mi vida y a aquellas que quedan por pasar.


Yo estoy ahí
para lo bueno
y para lo malo,
para perdonar y seguir,
para hablar o guardar silencio
para darte la distancia que necesites...

Pero... estoy ahí

Por si en algún momento
me necesitas,
no hace falta que me lo pidas,
siempre estoy ahí;
enfadada o triste
angustiada o feliz,
dispuesta a la lucha
o simplemente a ...disfrutar
yo, estoy ahí.

¿Que no quieres saber nada?
-¡no importa!-
yo seguiré ahí
sin reproches
sin amenazas
sin importar lo que digas de mi,
yo, como una estatua,
permaneceré ahí.

Y seré feliz a mi manera
y no me cansaré de ti
y así, en silencio,
sin molestar,
sin hacer ruido
construir ese camino
que me devuelva al fin.



                                         "Y a lo mejor, sin darme cuenta,
                                           llega ese momento feliz"


                                                                 Maco Seguí

sábado, 17 de septiembre de 2016

CAMBIEMOS LAS HISTORIAS DE LOS CUENTOS



No sé por qué el lobo se comió a caperucita ni me explico por qué la abuelita tenía que vivir sola dando por saco todas las mañanas para que su nieta le acercará la cesta con el almuerzo; tampoco sé por qué caperucita era tan...¿buena niña?
A mi personalmente me escama y a pesar de lo que puedan pensar los niños, vamos a dar un vuelco a este cuento. No vamos a prejuzgar el nuevo papel de cada personaje. De entrada no hay ni buenos ni malos, ni tan siquiera anticipamos versiones, así será más fácil que cada uno se identifique con el papel que más le convenga. Tampoco será un papel definitivo; ¡oye! que si a mitad de cuento no te gusta ser caperucita, pues no pasa nada te cambias y eres el lobo. Con este cambio de papeles lo que conseguiremos es que no siempre nos sintamos malos como el lobo ni siempre bueno como caperucita porque en la vida, según nos encontremos y con quien nos encontremos, seremos malos o buenos, y...NO PASA NADA!!!.

El único papel que vamos a mantener siempre firme, va a ser el de la abuela de caperucita. Esa frívola mujer, impertinente que no deja de meterse en vidas ajenas, esa que martillea a su nieta fingiendo un amor incondicional y destruye la popularidad de ese lobo que lucha por seguir siendo feroz y por culpa de la indefensa abuelita, no lo consigue. Una arpía como ninguna que mangonea la vida de los que tiene alrededor sin ningún tipo de miramiento, simplemente por el placer de dañar. ¿os la estáis imaginando? ¡Gua! yo sí. La veo, la identifico, hay muchas sueltas por ahí, escondidas en una imagen de bondad, de abuelita cariñosa y necesitada de amor. ¡Que no os engañe!
Podemos empezar a quitar las capas como en la cebolla e ir viendo qué es lo que pasa.
Esta abuela de caperucita es adicta a las redes sociales, las cuales utiliza para hundir en la miseria a todo aquel que no considera a su altura en opiniones políticas, sociales y... (lamentablemente no encuentro palabra para definir lo que la define). Da lo mismo!! Lo verdaderamente importante es que si a la primera le caes mal, no te va a dar la oportunidad; pero si a la segunda no estas por su labor...¡¡La has cagado!!, si no actúas por su causa  y la defiendes a topete,...ya no perteneces a su circulo, te callas y aguantas el chaparrón soy más lista, más guapa y más abuela por lo que me debes un respeto de "fidelidad".
Si miráis lo veréis. No se calla ni debajo del agua. Dice siempre tener la razón. Culpabiliza a los demás, ¡incluso a caperucita y al lobo!, según el viento que corra y no se da por aludida de ninguna de las opiniones que difunde haciéndolas suyas porque tiene la última palabra con respecto a su propia justicia. En definitiva, igual hoy piensa como el lobo y lo alaba como si fuese un auténtico dios o piensa como caperucita y aprovecha las circunstancias para escupir por su boca: "yo no fui, fue el lobo malvado y maloliente. Yo soy la perfección y no te metas conmigo que yo no soy culpable de nada". "Tu eres, tu fuiste, tu seras, y me voy a meter donde no me importa, ¡¡¡porque me da la gana!!!"
¡¡¡Menudo personaje!!!

Y ahora sí, empecemos con la historia:

Erase una vez una niña un poco pendón que no quería ser como los demás y un lobo que en lugar de ser feroz era peor que las ovejas que tanto tenían que temer. Desmotivado y falto de ilusión, seguía embelesado los pasos de caperucita...



                        CONTINUARÁ...


La historia continuará en otro momento que esté inspirada y además ese día de inspiración aprovecharé para rehacer todos los cuentos y transformarlos, desde "Los tres cerditos" hasta "Blanca nieves y los siete enanitos" pasando por "La cenicienta". Ir dándome ideas para los nuevos personajes, serán bienvenidas!!!.

jueves, 15 de septiembre de 2016

OJALA SEA VERDAD!!!



Y cuando creías  que había terminado, ¡¡¡ZASCA!!!, ya está otra vez al ataque. Pero ahora no me voy a callar, después de estar recibiendo correos "indeseables" desde noviembre del año pasado.
¿Qué te pasa? ¿Te crees el centro del universo?. ¡¡ Ya quisieras tu estar en mis pensamientos a estas alturas!! Hace ya mucho tiempo que dejaste de quitarme el sueño. Al instante de descubrir cómo eras.
Y yo me pregunto, ¿hay necesidad de todo esto? ¿Te quedas mejor lanzando toda esta mierda que llevas dentro a título gratuito? ¡¡Pues vale!!, ¡¡di lo que quieras!! Hace mucho tiempo que tus palabras y lo que pienses, dejó de afectarme.

¿Aún estás así? ¿después del tiempo que ha transcurrido?

A mí no me hace falta montarme ninguna historia, ni montármelo de ninguna forma.
Con respecto al correo recibido en el día de hoy, agradecerte de todo corazón que por fin decidas dejarme en paz; ¡no sé si echaré de menos tus impertinencias!
Las explicaciones que yo dé las daré a quien me dé la gana y que sepas que no tengo nada que asumir, ya en su día hice las declaraciones pertinentes. Me extraña que a estas alturas todavía continúes pensando quien tiene la culpa, quien debe justificarse y si alguien tiene algo que esconder. (debe ser la conciencia).
Gracias a dios lo tengo todo documentado y guardado por sí a alguien que a mi me importe, algún día quiere saber.
A estas alturas la gente piensa lo que quiere, pero pocas explicaciones tengo que dar yo... cada cual tiene su libertad, y utilizando tus palabras:

        "OJOS QUE NO VEN, AMIGAS QUE TE LO CUENTAN CON TODO LUJO DE DETALLES"


Y sí, compartimos tus palabras de despedida,

viernes, 9 de septiembre de 2016

HAY QUE DECIR ADIÓS



                                "A todas las locas, porque ellas consiguen dibujar la cordura
                                              de los demás. Gracias por vuestro sacrificio diario.
                                              Por intentar entender  el mundo"

                                                                                                    Eley Grey



Ya he pasado esa faceta de sonreír sin tener ningunas ganas para no tener que reñir; guardar muy hondo mis sentimientos y olvidar, para poder seguir con esta insana amistad.
Hay determinadas actitudes que no te esperas, otras que sí y otras te vienen de sopetón, pero he aprendido a ver las cosas desde otro prisma y darme cuenta que, aunque a veces duele, hay que decir adiós.
En verdad no es tan malo, prefiero tener recuerdos bonitos que pasarme el resto de mi vida añorando una amistad que de hecho no existía. Como dicen las tarjetitas de Facebook:
                                                  "Si se va, es que no era"

Al fin me he quitado las vendas de los ojos (tenía muchas), el yugo, aquel sentimiento de querer salvar algo que en lugar de proporcionarme bienestar, estaba martilleándome continuamente con provocaciones, desasosiegos, insultos, mentiras, miserias, obligaciones y deberes que en absoluto me correspondía, según prevalecía un juicio u otro.

La amistad, como el amor, también se cultiva, también se mima, también se riega...para poder crecer, si no al final, se seca, se pudre y acaba por morir.
No es cuestión de unos días, más bien es cuestión de tiempo, y saber que ese tiempo, esos límites y esos silencios, tienen fecha de caducidad.
"El tiempo que hace que...(no nos vemos, no hablamos, no...) a ese tiempo que ya es tiempo muerto"

A pesar de lo que diga nadie, la amistad profunda y verdadera también existe a partir de los cincuenta y posiblemente con mucha más fuerza que en la juventud.

Y cuando escribo esto, lo escribo desde el tiempo robado, ese tiempo perdido, ese tiempo malgastado con una falsa moral que a todos nos invade en algún momento.
Rabia por no haber reaccionado y haber sabido buscar donde realmente estaba mi mundo y no en una fantasía ajena de infelicidad y caprichosos vaivenes.
Lo escribo, ya no desde la ira, sino desde ese poco orgullo que me queda después de desbancar a mis propias miserias y comparar lo que es, con lo que debería haber sido.

Muchos pensaréis que estoy dolida por hablar así, pero es todo lo contrario; estoy renovada, estoy feliz y al fin liberada hasta de mi propio yo que me subyugaba a ser barrio bajera, arrastrada y a estar inmersa en una pérdida constante de identidad.
Al final he sucumbido a mi propio yo, a mis valores; he encontrado la formula ideal para restablecer todo el daño que he permitido hacerme sin ni siquiera darme cuenta que era yo misma y mis miserias las que me flagelaban por mi propia cobardía.

jueves, 1 de septiembre de 2016

A VECES




A veces no nos damos cuenta de nuestras palabras en las redes sociales. Puede ser que digan más de nosotros de lo que en principio queremos decir, bien sea de nuestras tendencias políticas, nuestra forma de pensar e incluso de nuestro yo muy, muy interno.

A veces, sin darnos cuenta cometemos el error de ser intolerantes con nuestras propias declaraciones; jueces con nuestra forma de condenar e irrespetuosos utilizando un lenguaje que está más allá del insulto y traspasa la barrera de la pura indecencia.

A veces es tan clara la incultura de muchas de las opiniones que vertimos, sin fundamento, que me dá verguenza no decir tres impertinencias seguidas: burr@, analfabet@, palet@.

A veces creemos saber tanto y tener la verdad como nuestra aliada que nos olvidamos que "la verdad" es tan inexistente como "la mentira" y que por mucho que insistamos en machacar con nuestras quejas y opiniones irrespetuosas, no tenemos más razón.
Es más, casi siempre la perdemos, digo la razón, con tanto insistir en lo mismo.

No nos damos cuenta, a veces, pero no siempre uno es el mejor, el más guapo, el más sabio y el más coherente con sus ideas.
En la duda, a veces, está el camino y muchas veces sin lucha, sin innovación, no existirían nuevas oportunidades en la vida, en el ser humano o en la política.
Me hastía la falta de construcción y la queja continua  en todos los ámbitos que nos rodean.
Y muchas veces me río de todo aquel que critica desde su apoltronamiento al que luchó o lucha por cambiar, defender y mejorar nuestro sistema político, humano o social.

Pensemos que a veces es mejor ser correctos y mantenernos en silencio, sin opinar, sin contestar, sin pretender ser insultantes con aquellos que son o piensan diferente a nosotros.
Lo mucho, sea de lo que sea, al final cansa y por eso me he comprometido conmigo misma, a dar mi opinión sin necesidad de faltar con insultos, injurias y descalificaciones, a los demás.

A veces, tenemos que pensar dos veces antes...


Foto: Arte callejero. Valencia.