Páginas vistas en total

domingo, 29 de mayo de 2016

ME DA IGUAL, PARA MI SÓLO HAY UNO

Se que no puedes reconocerlo pero es mi tesoro, es un trozo de mi. También se que  jamás lo negaré y que será lo más importante en mi vida, este quien esté junto a mi en el camino. Sé que muchas veces has dicho: "uf, valla tela", tus razones tendrás, quizá tienes muchos y pueden haber preferencias, pero yo sólo tengo uno y mi condición y tus enseñanzas me prohíben  ponerlo como condición. Para mi lo principal, para ti lo secundario. Pero quiero que sepas que cada vez que lo niegas por su condición, más me niegas a mi por mi condición.
Siempre, aunque pasen mil años, seguiré contando con los dedos de la mano cuando tú  hablas de cinco y yo cuento seis. Necesito dos manos para que cada vez apriete con más fuerza los puños de mis dos manos y coger fuerzas para gritar que mi conciencia me impide anteponer un papel inexistente a un potente corazón y eso es para mi más fuerte que lo que corre por mis venas.
Hace más de quince años por mis venas corre sangre de un color indiferente ante las injusticias del ayer y la esperanza de eso que siento, tiene que ser. Me da igual el color de mi sangre,  la importancia de un papel, me da igual lo que es ahora, lo que piense la gente y lo que deba ser.
Pero ya sabes, cuantos más pasos en contra, cuantas más trabas, cuantos menos reconocimientos por la inexistencias de un papel, más rabia tengo y más grande la fuerza que nace de mi interior, de mi alma y de dentro de mi corazón.
Y dejame que te diga, ante todo eso, elijo mi verdadera pasión, mi hijo, mi mundo, mi vida y la única estrella que guía a mi corazón.
Así es que cuando pienses en mí, piensa que somos dos, que lo que a mi me pertenece, será luego para él y que aunque necesites leyes, para mi sólo existe la unión de mi corazón a mi única razón. Me daréis por todas partes pero nunca nadie podrá romper con este lazo que no necesita ninguna justificación.
Las patadas que me das me duelen, no lo puedo negar, me duelen las vajillas, las mantelerías, los espacios vacíos, las escusas y todo lo que puede haber por detrás, pero lo que más duele es aquello que no dejas que surja de mi fuerza y no captes que es lo que me ancla a mi única realidad y que tú como madre tienes que reconocer y apoyar.
A mis años y con lo que tengo, lo que este dentro de mi círculo verdadero estará en mi consideración, al resto...

miércoles, 18 de mayo de 2016

FIN DE CURSO




Si, yo también estoy celebrando el fin de curso. Hemos llegado al final de la andadura de este año. Espero poder seguir con mi camino en los próximos años.
Estoy un poco triste por estas vacaciones. Dejaré de veros y eso me duele, pero también estoy contenta porque me he encontrado mujeres estupendas en este camino. Diferentes a mi y distintas entre cada una de nosotras, pero de todas, absolutamente de todas, he aprendido mucho y bueno.
Tengo que hacer balance (ayer, a fin de cuentas ya lo hicimos) y ver que desde que inicié este camino a ciegas, ha cambiado tanto mi vida, que a veces pienso que es un sueño, ¡con final feliz!
Soy consciente que todavía estoy a mitad del camino, que este año he corrido mucho y quizá en los próximos no sea tan rápida, pero tengo claro que todo sirve para mucho y se puede crecer todos los días un poquito más, cada uno a su ritmo.
Este curso comenzó en octubre. Reconozco que fui a ciegas, sin tener claro si realmente me apetecía, si iba a ser capaz de darle una continuidad, si esos temas, para mi, ya un poco madurita, iban a poder hacer mella. La verdad es que no sabía qué hacer, pero cuando me fijé en el título del curso, me dí cuenta que estaba hecho a mi medida:

                             "ELIGE EL CAMINO"

 Meses antes ya había tomado la decisión de un cambio rotundo  y estaba tomando un gran número de decisiones que afectaban muy directamente a mi vida. ¿Por qué no tomar una más?
Tomé la decisión allí mismo de empezar y terminar este curso. Tenía la completa seguridad que me sería de gran utilidad y sabía que era el momento.
A lo largo de estos meses he encontrado, en cada una de las clases, de su contenido, de las opiniones de mis compis y de la combinación de pensamientos, la fórmula ideal para aplicar en mis vivencias cotidianas.
He aprendido.
He puesto en práctica en el día a día, lo que he aprendido.
He hecho "prueba y error"
Me he deprimido por la impotencia y he encontrado ese puntito de "tirarme-lo a la espalda" y pensar para mis adentros "soy la mejor"
He conseguido los mayores logros de mi vida, hasta estos momentos.
Se escuchar, se ver con atención y se discernir entre lo que sí y lo que no, pero ante todo...con serenidad.
Se que en estos momentos soy dueña de mi camino, de mis emociones, de mis dudas y mis pasiones, y creo, que aunque pueda caer, me levanto, me sacudo y voy por el camino de ser la persona que quiero ser.
Hemos pasado por el: cultivar, conocer, gestionar, superar, buscar, aprender, escuchar, comunicar, y ...

                                  sobre todo:                SER.

Hemos tocado emociones como la frustración, la culpabilidad, el perdón..., y he descubierto que muchos están en uno mismo pero que también en la misma medida, están en los demás, y no siempre la felicidad se encuentra en otras manos, sino más bien en uno mismo.
Ahora me gusta tomarme la vida en su justa medida, dando valor a quien lo tiene, controlando lo que sí está en mis manos y guiñando un ojo a los que me necesiten.

Agradezco a todas mis compis, a sus palabras, su confianza y su forma de ser; agradezco a la persona que ha hecho posible que hoy me sienta mucho mejor que hace ocho meses cuando empecé y le animó a continuar con este maravilloso trabajo.

Termino con la cita de fin de curso que, aunque fue escrita hace mucho tiempo, viene como anillo al dedo para resumir y explicar como me siento:


"Cualquiera puede enfadarse, eso es algo sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo"                                                                                                                                                                       Aristóteles.


sábado, 14 de mayo de 2016

ME HAS CONMOVIDO

Es una forma de dar la cara, distinta y no acorde con lo que me gustaría oír, pero igual de respetable que cualquier opinión, nazca de donde nazca.

 
"Hoy es el día de mi graduación, el día que me convierto en adulta, que mi vida vuelve a cambiar. (Ya cambió en otra ocasión hacia los 13 o 14 años). Parece que sin querer este paso me hace responsable de mis decisiones, aunque todavía no he tomado ninguna. Hasta ahora, las han tomado por mi: no está bien esto, no tienes que hacer aquello,...
Que difícil resulta, incluso hasta pensar sin tener presente el pensamiento de tu madre, tu hermana, tus tíos o tu familia en general.
Ahora me toca limpiar mi mente de influencias y pensar por mi misma, pensar y hacer de mi vida aquello que durante tanto tiempo he aprendido y he ido adaptando a mi forma de ser.
Es raro que en este preciso momento, con tanta gente a mi alrededor pendiente de mi, este pensando en estos temas tan...¿qué?

No estás. No has podido venir. Hace tiempo te fuiste y desde entonces eres un tabú en cada conversación familiar. Prácticamente ya no existes. Ya no eres de la familia. Ya no hay cumpleaños; ya no hay Santos; ya no hay vacaciones ni hay Navidades. Como quien se despierta de un sueño -un mal sueño-, me transmitieron con cada comentario, con cada gesto, que tu ya no estás, cuando para mi, (no se si atreverme) siempre has estado. Siempre estabas ahí, en cada rincón, en cada esquina.
Se que hoy, en estos mismos momentos, estas aquí, porque aunque no estés mis ganas son de verte.
Me hicieron creer que sin ti podría vivir y he vivido, pero con una cremallera en mi corazón que se abría y cerraba al antojo de los demás. Ahora me toca a mi. Yo manejaré la cremallera a mi antojo.

Un nuevo reto se abre ante mi y es mi decisión que tu estés a mi lado. Aunque ya no es posible recuperar aquel tiempo que un desamor ajeno nos atrapo y nos alejo, ahora es mi deseo que seas participe de cada momento de mi vida y yo ser participe de la tuya, aunque no me lo merezca.
Tenemos todos que aprender de una vez, a no meter basura, aunque sea por protección, en las cabecitas de los más indefensos. Tenemos derecho a crecer con las personas que queremos.

Hace tiempo que deje de pensar en las razones que me hicieron alejarme de ti. Tenía vergüenza. Pasé de querer estar contigo a de repente alejarte de mi vida y tratarte como un bicho raro, alguien despreciable, alguien que solo servía para estar ahí, a la espera. Cada vez que oía tu nombre hacía como que no escuchaba y me empapaba de cada reproche, cada historia y cada comentario hacia tu falta de dignidad y tu amargura. Al final borré mis recuerdos y borré tu nombre.

Hoy estoy aquí, delante  de todos mis amigos, mis compañeros y mi familia y me doy cuenta que en este paso me faltas tu. Se que si te lo hubiese pedido, habrías venido sin dudar, pero ese orgullo e indiferencia que durante años he ido alimentado, me ha impedido llamarte para decirte que te quiero.
Y a pesar de todo, sé que tu hoy, estas aquí.

Gracias papa." 


 Historias como estas nos demuestran que en la vida no deberíamos jugar con los demás, que el respeto es el fundamento de la convivencia y sin el, todo se desmorona y se pierde. Los valores se pierden y no somos capaces de transmitirlos a las nuevas generaciones. 
Pensaba que los jóvenes de esta época no tenían " ni chicha ni llimoná ", pero reconozco que después de leer esta y otras cartas, me he equivocado. No he sabido valorar los recursos, fuerzas e ímpetu, que poseen las nuevas generaciones.
 ¡Dejemosles paso que seguro nos llevan a buen puerto! 

jueves, 12 de mayo de 2016

INSOLVENCIA MENTAL



Pensé que nunca hablaría del servilismo barato y fuera de lugar que muchos abrazan, disfrutando día tras día de esa forma encubierta de amistad. ¡Que peligro!
Cuando despiertes puedes chocarte contra un muro. Me sorprende que, a pesar de un desplante tras otro, su mundo se reduzca a soportar y "lamer el culo" sin sentido aparente.
O hay un trasfondo que no llego a comprender o son personas incapaces de ver la realidad y prefieren cerrar los ojos, sin darse cuenta que con ello, se niegan sus propias posibilidades de crecer; y eso lamento decirlo, es malo.
La subordinación en nombre de ¿la amistad?¿el amor?¿el altruismo?...es mal compañero para el camino de la vida. Te niega la posibilidad de ser tu misma, mejor o peor, pero tu misma. Y es que en muchas ocasiones no es bueno que "dónde vaya la cuerda, vaya el pozal".
Hay quien pierde su personalidad aguantando una opinión ajena sin darse cuenta que su propia opinión vale más que cualquiera de las demás. Y el caso es que aparentemente ni se nota. Son unos lazos tan ocultos que se confunden en un único camino.

¡Que triste debe ser jugar sin tener cartas!


lunes, 9 de mayo de 2016

SILENCIO, POR FAVOR




Me encanta guardar silencio y dejar pasar el tiempo. Descubrir que después de todo, no sirven de nada ni las discusiones, ni el griterío, ni el tu más, ni la estupidez; a fin de cuentas esto es un "no saber escuchar"
"Escuchar, silencio, hablar, gritar, culpar,..."
Y entonces me pregunto, ¿vale la pena?.
 Si son incapaces de escuchar no vale la pena continuar.
Al guardar silencio y dejar pasar el tiempo descubres un sin fin de posibilidades que, con tanto alboroto a tu alrededor, eras incapaz de ver, sentir, encontrar, vivir...
A través del silencio y el tiempo descubres la verdad, el interés que cada uno deposita en los demás; puedes observar, ya en la distancia, y ver cada tejemaneje que antes no podías ver. Ves como polos opuestos ahora se atraen negando la más clásica de la teoría  de la física.
Te das cuenta que estabas flotando entre el intrusismo, la falsedad de dejarte llevar y el vicio de criticar bien o mal, me da igual, a todos los demás.
 Mal si era blanco y mal también si era negro.
Ahora con el tiempo y el silencio, me encuentro en otra dimensión, más bonita, más cercana a la capacidad que tiene el ser humano para amar y conocer que fuera de mis límites personales existen personas que sí valen la pena y sí debes luchar por conquistar.
El silencio te permite descubrir los secretos que con tanto cariño guardas en tu interior y es entonces cuando dejas que fluyan tus sueños.
 Ahora es el momento oportuno para que el tiempo venga a curar las heridas que dejó la huella del  silencio.

viernes, 6 de mayo de 2016

QUIZÁS SÓLO QUIZÁS





                                           "¡ACEPTA EL RETO QUE TE PROPONE LA VIDA, PUES NO SOY YO
                                             QUIEN HABLA, ES LA VIDA!"




Quizás sólo quizás, estoy aquí porque quiero.
Quizás hice una elección y me salió bien.
Quizás ya no tenga miedo y he superado, -irónicamente-, la etapa de las lamentaciones.
Quizás, hoy sí, pueda mirarte a la cara sin rencor y adivinar con un guiño de complicidad todo ese odio que llevas dentro, muy dentro, tanto que a veces, no te deja ni respirar.
Quizás me levanto por la mañana con la alegría de volar, soltar mis propias riendas y no dejar de galopar.
Quizás sólo quizás, se con seguridad que me he vuelto a enamorar.

-Respiro profundamente y no te paro de mirar-
Te miro por la mañana, nada más despertar y luego en el desayuno, te busco, aunque sé que no estas.
Por la tarde y por la noche ya no hace falta buscar, te tengo a mi lado y nadie nos puede separar, paseamos en la gloria, sin necesitar a nadie más.

Quizás sólo quizás, se que me he vuelto a enamorar, de tu risa de la vida y todo lo que tenga que llegar.





martes, 3 de mayo de 2016

NUEVO RUMBO




Pasa el tiempo y poco a poco voy encontrando mi sitio, mi lugar, la energía para dejar de luchar contra unos fantasmas inexistentes.
Era el fantasma del miedo...miedo a hablar, a pensar, a sentir, a ser yo, a la libertad, a los demás...
¡ Que grande es dejar de sentir miedo !
Te abrazas a la vida sin darte cuenta y te haces mucho, mucho más fuerte, ¡fuerte de verdad!
Vencer el miedo es como vencer la hipocresía que te rodea; es darte cuenta que la verdad es verdad y existe, y la mentira tan solo son milongas que te cuentan para hacerte infeliz, incapaz, con el único objetivo de amargar tu existencia.
¡ Se feliz !, ¡ Pierde el miedo y se tu !
Quien se pasa todo el día hablando de los demás, criticando a unos u otros, insultando y faltando a todo trapo...dudo mucho que pueda ser feliz; es una incapacidad para ser uno mismo y un impedimento para sentir la propia felicidad. No ha aprendido a leer los labios, a imaginar y respirar un aire limpio y fresco. ¡ No sabe lo que se pierde ! ¡ Seguirá eternamente contaminada/contaminado por una ceguera que le impedirá disfrutar del placer de saber observar, aceptar y perdonar.
Es imposible tener una actitud defensiva ante la vida y ser feliz. ¡ De la vida no te tienes que defender, tienes que vivirla !
Hasta que no aprendas a perdonar, o mejor aún, hasta que no aprendas a perdonarte...no tendrás libertad. Libertad para amar, para sentir, para querer, para disfrutar.
Hasta que no hagas un nudo en tu lengua y dejes de ver "la paja en ojo ajeno", no tendrás capacidad para ser sincero y vivir una vida sana, sin reproches y con dignidad.
Yo ya he elegido un nuevo camino, y tu ¿a que esperas?


                         "Cuando temo algo, lo que hago es mirar ese algo de una manera diferente y siempre
                           descubro nuevas maneras de superar el miedo"

                                                                                    Álex Rovira