Páginas vistas en total

jueves, 23 de febrero de 2012

UN TIEMPO A SOLAS




No sirve de nada huir de nuestros propios pensamientos. Están dentro y por mucho que queramos deshacernos de ellos, a veces resulta imposible. Lo que sí se puede hacer es, parar nuestra actividad por un tiempo y reorganizarnos un poquito. ¡Cuanta falta hace!
Esto es lo que hoy necesito. Tiempo a solas para pensar, organizar mi vida, analizar lo bueno y lo malo, los caminos que sin saber como, se han distanciado del camino planificado en un primer momento. Y es que hay tantas desviaciones!!!; existe tanta facilidad para cambiar de aquí a allí, de lo que ahora quiero y ahora no quiero, tantos deseos que se han quedado aparcados por ¿no tener fe? ¿estructura mental? ¿confianza en uno mismo? ¿ o por la existencia de influencias?.

Hoy quiero "pacificarme", buscar ese rincón dentro de mi que me permita calibrar mi conciencia, mis valores, mi vida y darme cuenta de los motivos que me alejan de mi verdad, de lo que quiero y por lo que siempre he querido luchar. A veces pienso que las renuncias sistematicas no llevan a ningún buen lugar. Te acostumbras y pasas el resto de tu vida renunciando. Incluso puede llevarte a renunciar a la propia vida.

Pero eso no es precisamente lo que quiero. Quiero ver, sentir, hacer, pensar, conseguir, amar. Quiero poder encontrarme y reconocerme cada mañana y no mirarme en el espejo y ver a una extraña porque lo que hay en ese lado del espejo no me gusta, porque esta vacía. Quiero que cada músculo tiemble, que cada trocito de mi piel sienta, que cada célula lleve como única y exclusiva marca: una sonrisa.
¿Difícil? Puede ser, pero seguro que no es imposible. Por lo menos debería intentarlo. Un tiempo a solas para luego volver a mirarte al espejo y, ahora si, ver a la persona que quieres ser; esa persona que siempre quisiste ser. Un tiempo a solas para no perderte, para encontrar de nuevo tu rumbo y tu camino y de paso...sonreir.

miércoles, 8 de febrero de 2012

LA FAMILIA, LOS AMIGOS Y DEMÁS




Somos una gran familia. Todos unidos; juntos. Sabemos los unos de los otros y tanto en las alegrías como en las penas, compartimos. ¡Que grande! Nos conocemos y sabemos cuando uno esta mal. Acudimos sin demora; sea quien sea y pase lo que pase. Nos apoyamos y si alguno tiene algún percance, si alguno necesita, todos sin saber como, nos enteramos y acudimos...
Echo de menos el largo pasillo de la niñez donde andamos agitados tropezando, discutiendo sin tregua alguna para nuestros padres. Eso no tiene nada que ver con lo que ahora poseemos.
No hay que decir nada, porque nada se oculta y todo se sabe...


También hay amigos, muchos amigos; ¡más de un puñado! Con la mirada nos hablamos. Nunca estamos solos; siempre hay un amigo cerca. No es preciso ni hablar por teléfono, montar fiestukis ni quedadas masivas. Todos los días aunque no nos veamos, nos vemos; aunque no nos necesitemos, nos tenemos. ¡Da gusto! Es imposible sentirse solo porque ahí están ¡quieras o no!...


Y las parejas ¡eso si que es una bendición! Tan compenetradas, aportando calidez, amor, mimos. A las parejas no se les escapa nada. En el momento pones un pie en casa ya saben como has tenido el día y conocen a la perfección de que pie cojeas. En muchas ocasiones no tienes ni si quiera que dar explicaciones de tus actos ya que te conocen tanto que saben en cada momento lo que te pasa. Son el apoyo; el máximo apoyo y la consagración hacia una vida feliz. Se encargan, en la mayoría de las ocasiones, de controlar agradablemente que el nivel de tus relaciones familiares y de amigos, sean totalmente estables, ¡que no existan pérdidas!...


Que poca importancia le damos a lo largo del día, del tiempo a la familia, los amigos y demás. Y como se puede echar de menos cuando algo falla. Tenemos que dar gracias (pero no a dios); simplemente daremos gracias ¿Por? Bueno, porque hay que darlas.

Hoy he tenido que pasar por el hospital (algo sin importancia) y me he sentido tan arropada, tan cobijada, tan acompañada que me he sentido orgullosa. Parecíamos la gran familia gitana (sin animo de ofender) que allí van todos, en comandita, todos juntos; (a la caragola de ximo, pá que nadie se lo tenga que contar) y he pensado: "si esto es por nada, cuando sea por algo, ¡¡la que se lía!!
En un mundo donde la prisa, los trabajos, la crisis, donde los valores predominantes ya no son los mismos de años atrás... hay que agradecer mucho, y no se si después de esto tendré ganas de seguir agradeciendo. ¡Daos todos por agradecidos!


No quiero irme sin mencionar a uno de los nuevos colectivos que nos han invadido y que también son importantes. Hacen su papel y a veces, mejor que ningún otro: "Los Faces" (amigos del facebook). Hay a quien ni conozco, pero de vez en cuando ponen unas frases que me llegan al alma y yo, ni corta ni perezosa le doy al "me gusta" y "comparto" en señal de agradecimiento por tenerles a mi disposición.

¡Que bonita es la vida!
Cada vez me gusta más y no lo digo de coña, lo digo con lo poco de corazón que me queda, después de haber vivido estos cincuenta años.
¡Tengo suerte, mucha suerte, de tener tanto como tengo!

jueves, 2 de febrero de 2012

EL MÍNIMO SOCIAL NECESARIO, EN CRISIS





Estoy cansada de estos tiempos, de esta crisis y sobre todo del uso que se hace de ella. Aprovechamos cualquier atisbo de corrupción, celo depravación, para unos limpiar conciencias y otros echar las culpas a los demás para desviar la obcecación del publico. Todo hoy por hoy es valido: las guerras, el hambre, el paro, el llenarse los bolsillos a costa de los demás... Podéis añadir y añadir... Todo, desgraciadamente es consentido.

Estamos cansados de oír a diario las mismas cosas, desgracias y políticas barrio bajeras que siempre perjudican a los mismos: Los de abajo. Y callamos, porque si hacemos algo, nos callan. Y yo llega un momento en que no se que es mejor.

Y mi pregunta es siempre la misma: ¿Cuando tendremos un político lo suficientemente valiente para terminar con todo esto? Nuestra sociedad se va al garete y nadie hace nada. No interesa. Leí que cuando empieza a existir la corrupción consentida, cuando los políticos derrochan de tal manera que ellos y su séquito engordan y el resto permanecemos a régimen día tras día, es entonces cuando las posibilidades de recuperación, dejan de existir.

No me cabe ninguna duda que tanto políticos, banqueros, grandes empresarios, iglesia (y creo que hasta dios), se ríen de nosotros. Cualquier movimiento que hacemos en plan de protesta, lo boicotean sin ningún miramiento.
Hoy mismo, en Barcelona, Madrid y Valencia, un grupo de personas ha secundado, en plan de protesta por la deficiente calidad de servicio y el aumento de los precios del metro, el trayecto "yo no pago".  Puede alguien explicarme el porque de las cargas policiales cuando era algo "simbólico" y sin importancia si damos un vistazo hacia donde sí hay peligro de un daño colateral (comisiones, chantajes, etc. todo lo que solemos oír).

No estamos conforme con lo que hay, ni nos gusta el saqueo a las arcas publicas ni que se enriquezcan unos a costa de los otros; por ello veo justo establecer UN MÍNIMO SOCIAL NECESARIO, para combatir esta crisis con seriedad. Seria necesario eliminar cualquier privilegio durante la duración de la crisis y del mismo modo que existe un salario mínimo, es necesaria la imposición legal de un salario máximo. Nadie (ni banqueros, ni políticos ni gerentes de grandes empresas, ni siquiera "genios", tiene derecho alguno a cobrar por encima de ese salario. Pero es de justicia ajustar a la comodidad del mínimo social para la supervivencia y sin derroche y no lamentar después el empobrecimiento de esta "clase" que nos ocupa.

¿Cuanto es "necesario" para poder vivir con dignidad? Quizás si dejamos de ver esto como una utopía...