Páginas vistas en total

miércoles, 3 de mayo de 2017

UN MUNDO LLENO DE CONTRADICCIONES




Hasta aquí, cuando ya pasan mil años del infortunio, sigue llegando esa corriente de agua, cargadita de imperfecciones y suciedad.
Vamos superando nuestras debilidades, aunque las infamias, las mentiras, el odio y la maldad persistan alrededor.
Todavía no comprenden que inventaron los escudos, y llevo una buena coraza para defenderme de sus propias amenazas. Persisten, persisten en sus burlas, en sus menciones, en sus cuchicheos y en desvirtuar una realidad que antes o después saldrá a florecer, como en cada primavera florecen las margaritas.
Existo y seguiré existiendo, viva, con toda la luz y pasión que mi alma me permita, con toda la fuerza para demostrar algún día que te perdiste en el camino y el mio continuo; que te perdiste en el vacío y yo me llene de alegría, ilusión y vida.

Cada uno debe reflexionar y encararse con su interior. No todos pensamos de la misma manera.
A veces, hablando conmigo misma me he preguntado la razón de guardar silencio, de no hablar, de no hacer mención alguna y de no decir todo aquello que debía haber dicho. No me defendí de acusaciones tan viles y malintencionadas que afectaban gravemente a mi vida. ¿Por qué no dar la cara? Incluso me he llegado a enfadar conmigo misma ante el miedo de quedar como una cobarde por no enfrentarme, pero desde el primer instante, desde aquel mensaje cuando comprendí lo que pasaba, me dí cuenta que nunca había sido importante y que ahora ni mi tiempo ni mis energías debían ser malgastadas en aquello que llevaba muerto mucho tiempo.

Todos tenemos nuestra "varita mágica"  para poder encontrar la felicidad, y yo encontré la mía en el momento que opte por mantenerme apartada de aquel conglomerado de acusaciones. De boca de todos salen serpientes pero he aprendido a dominar las mías a base de silencios.
No dejé entonces entrar a nadie en mis propias decisiones y con el paso del tiempo me reafirmo en mi postura.
Quien tuvo el poder de darme entonces una oportunidad, no quiso hacerlo y con este tiempo de tramitación he encontrado dentro de mi la reflexión que me hace sentir  que fui una gran persona, que supe dar oportunidades a pesar de los acontecimientos de nuestras historias y ante todo quise defender un derecho de amistad  sin zafarse en esperpénticas postales de hipocresía.

A todos los que nos gusta reflexionar, reflexionemos y veamos: ¿dónde estábamos?, ¿Con quien estábamos?, ¿qué dimos?, ¿qué pedimos a cambio? y ¿cuánto tiempo estuvimos?.
Y luego hablemos de lo qué hicimos y dijimos.

¿Lo que más duele? Sin duda la utilización de las mismas armas que se echaba en cara y el poco valor que le vamos dando a la justicia. ¡¡Ahí fallaste!! Todo lo demás queda en pura fantasía de una realidad que jamás volverá a existir, porque lo que no es bueno para uno. se aleja, se olvida y se libera para hacer sitio a lo que te agrada y te hace sonreir.

Nunca podré culparme por sentirme insatisfecha dentro de una situación y dar el paso para salir del bucle en el que me había metido. Dar ese salto me cambio la vida y esto, no todos son capaces de entenderlo.
Estoy contenta, mi vida en general está donde debe estar, vivo el momento lo mejor que se y encuentro sentido a cada una de mis acciones. Reconozco mis errores y se que mis decisiones, equivocadas o no, son mías y sus consecuencias son para mí como no puede ser de otra forma.
Sigo mi camino sin necesidad de mofarse de aquellos que en su día fueron mis amigos y me doy cada día, con lo máximo que tengo para llegar a estar feliz.
Las verdades y las mentiras son un devenir que luchan entre el ayer y el mañana, nunca en el hoy.    

2 comentarios:

  1. Muy bueno. Excelentes reflexiones y fenomenalmente transmitidas. Me quedo con :
    Estoy contenta, mi vida en general está donde debe estar, vivo el momento lo mejor que se y encuentro sentido a cada una de mis acciones. Reconozco mis errores y se que mis decisiones, equivocadas o no, son mías y sus consecuencias son para mí como no puede ser de otra forma.
    Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, sabes que viniendo de tí, es todo un alago para mí.

      Eliminar