Páginas vistas en total

miércoles, 18 de junio de 2014

ME SEPARA UN ABISMO





Estoy muy lejos del lugar donde me gustaría encontrarme en todo momento; no solo por un rato si no ya para siempre. Un lugar sin preguntas, sin malos gestos ni malas palabras. Un lugar donde descanse la paciencia, donde la esperanza tenga un verde intenso, donde puedas disfrutar de la verdad y de algún que otro amigo. Un lugar mágico que seguramente en algún momento ha estado en nuestra mente, en nuestros sueños y en nuestros horizontes.

Estoy lejos de encontrar la paz. Yo misma me he fallado.
He dejado que mi alma me abandonara poniendo en riesgo mi integridad personal. He confiado más en otros que no eran yo. Me he vendido por una falsa moneda en lugar de mantener a flote mi salud mental, mis promesas conmigo misma y mi moralidad.


Me han fallado mis sentidos y me he vencido a la dificultad.

"La dificultad une. La dificultad separa. La dificultad es un implacable filtro de orificios minúsculos por el que no pasan los egoísmos, las frivolidades y los chantajes emocionales" Silvia Abascal.


 Pensé mal. Pensé que estaría más cerca, que mis pasos, por si solos, me llevarían a aquel lugar pero me equivoque. Deje pasar todo aquello que debió quedar lejos, apartado y olvidado.
El filtro estaba roto y dejo entrar esta porquería.

Hoy me separa un abismo, pero mañana es otro día.
 Mañana lo puedo lograr. Mañana puedo conseguir lo que pretendía. Mañana lo puedo encontrar.
Es un sendero, a veces un despertar donde solo hace falta un poco de buena voluntad.

No voy a quedarme aquí quieta, Mañana lo vuelvo a intentar. Nada es imposible. El abismo se puede acercar.