Páginas vistas en total

lunes, 9 de mayo de 2016

SILENCIO, POR FAVOR




Me encanta guardar silencio y dejar pasar el tiempo. Descubrir que después de todo, no sirven de nada ni las discusiones, ni el griterío, ni el tu más, ni la estupidez; a fin de cuentas esto es un "no saber escuchar"
"Escuchar, silencio, hablar, gritar, culpar,..."
Y entonces me pregunto, ¿vale la pena?.
 Si son incapaces de escuchar no vale la pena continuar.
Al guardar silencio y dejar pasar el tiempo descubres un sin fin de posibilidades que, con tanto alboroto a tu alrededor, eras incapaz de ver, sentir, encontrar, vivir...
A través del silencio y el tiempo descubres la verdad, el interés que cada uno deposita en los demás; puedes observar, ya en la distancia, y ver cada tejemaneje que antes no podías ver. Ves como polos opuestos ahora se atraen negando la más clásica de la teoría  de la física.
Te das cuenta que estabas flotando entre el intrusismo, la falsedad de dejarte llevar y el vicio de criticar bien o mal, me da igual, a todos los demás.
 Mal si era blanco y mal también si era negro.
Ahora con el tiempo y el silencio, me encuentro en otra dimensión, más bonita, más cercana a la capacidad que tiene el ser humano para amar y conocer que fuera de mis límites personales existen personas que sí valen la pena y sí debes luchar por conquistar.
El silencio te permite descubrir los secretos que con tanto cariño guardas en tu interior y es entonces cuando dejas que fluyan tus sueños.
 Ahora es el momento oportuno para que el tiempo venga a curar las heridas que dejó la huella del  silencio.

5 comentarios: