Páginas vistas en total

jueves, 31 de diciembre de 2015

REFUGIADOS









¿Dónde están los refugiados? ¿dónde están aquellos que tenían que venir a España, a Valencia, a La Eliana? ¿dónde están aquellos a los que teníamos que ayudar a raíz de las imágenes que tanto nos sensibilizaron?
Y ahora, ¿dónde esta Europa, España, Rajoy, la "política" o ese tiempo donde la sangre nos fluía a golpes por las venas?

Yo no me olvido y exijo que nadie olvide. A todos nos puede pasar. Todos estamos en esa rueda de inseguridad, mentira y desesperación. Cualquier desgracia te puede llevar a ese límite donde necesites de los demás y nadie debería volver la cara y no ver.

REFUGIADOS, esperemos que no se quede únicamente en una palabra sin sentido, sin valor, como otras muchas que se han vuelto insulsas.

Estamos terminando un año que más o menos ha sido bueno y deberíamos ser un poco menos egoístas y un poco más solidarios y pensar en aquellos que sufren, que padecen, que tienen hijos que se les mueren en los brazos, y...no somos capaces de ayudar. Siempre somos nosotros, nosotros, nosotros. ¡Ya está bien!
Vivimos en una mierda de mundo y lo curioso es que nos lo hemos hecho a nuestra medida granito a granito.
¡Podemos estar muy orgullosos de ser humano! Yo, no lo estoy!!!. Reniego de mi condición y a partir de ahora  exijo ser ANIMAL, que me han demostrado tener mas sensibilidad y muchos más valores.
(Y ¡si! Estoy enfadado).

Estoy enfadada por el rumbo que ha tomado nuestro mundo, sólo hay una cosa que nos importa:  la mentira, nuestro ego, que nos fallen, que no nos den...

                                           "LA VERDAD ES LIBERTAD"

Yo quiero despedir el año con este post donde no quiero que mis palabras sean capaces de herir a nadie. Prefiero que estas imágenes que he escogido entre miles y miles que hay por la red, sean capaces de rompernos el alma.















                                                         "Y NO SE NOS CAE LA CARA DE VERGÜENZA NI A LOS POLÍTICOS MUNDIALES NI A LOS DE A PIE"

                                                                                        Maco Seguí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario