Páginas vistas en total

martes, 5 de septiembre de 2017

PARADOS EN EL TIEMPO



Nos hemos parado en el tiempo. Simplemente se ha detenido.
Los lugares, la pereza, a veces hasta el ingenio...Se ha parado. Se han detenido en un lugar indeterminado de la memoria.
No quiero recordar.
Las contradicciones destruyen mi alma; la dejadez, daña mi corazón y la ausencia galopa sobre mis hombros haciéndome pequeñita, tan pequeña, que he dejado de reconocerme.

Se ha parado la ignorancia y con ella mi mala suerte.
La suerte es parte de este juego y el destino quiere que sea ya a mi favor.

Se ha parado el tiempo en un rinconcito, en una habitación.
Abro los ojos hacia la luz, suspiro profundamente, vuelvo a respirar y retomo el camino, mi camino.
Y entonces el tiempo vuelve al movimiento, vuelvo a despertar, vuelvo a dejarme llevar y mi corazón vuelve a latir.


                          Es como si, a veces, la opresión en el pecho te aprieta tanto que no puedes respirar. Hoy es un día de esos en los que no tengo que dejarme llevar por tentaciones. No es mi día y hay que dejarlo pasar.
Es un día de esos que hay que recordar el espejo, las sonrisas, los deseos en más (+) y tener la mente activa .
Es un día de esos que no hay que luchar con fantasmas, ni los propios ni los de los demás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario