Páginas vistas en total

lunes, 21 de agosto de 2017

DE VERDAD NOS REPRESENTAN????






¿Están nuestros políticos preparados para representarnos? ¿y para hacer política?

No me gusta hablar de política, primero porque a estas alturas ya ni sé quien realmente me representa; segundo porque al hablar de política necesariamente, (no sé la razón) es crearse enemistades simplemente por pensar o tener ideas diferentes al que está a tu lado y tercero porque el "político" que no lo es (hay muchos), se sentirá atacado por las críticas que los ciudadanos de "a pie", "aborregados e incultos", les osamos hacer.

Por estas razones y por otras personales que hoy callo, cada vez estoy más alejada de la política y los políticos y más cerca de todos aquellos que "pasaban de todo".
Hoy por hoy me es más gratificante acercarme a otro tipo de "corrillos sociales" donde encuentro un impulso moral mucho más sincero y satisfactorio.

De todas formas no voy a obviar las amenazas, los insultos, los desvaríos, las mentiras y las imperfecciones con la que los políticos nos intentan influenciar en nuestro día a día.
La critica está servida, y la verdad, le pese a quien le pese, también. En política como en la vida, no se debe mentir ni calificar a nadie de mentiroso cuando existen archivos más que suficientes para la confrontación.

Como dice un cartelito de esos que circulan por el facebook: "SER HONESTO NO TE TRAERÁ MUCHOS AMIGOS, PERO SIEMPRE TE TRAERÁ LOS CORRECTOS" John Lennon.

La pregunta inicial se las trae.
No podemos afirmar que "todos son iguales", pero sí podemos afirmar que hay pocos políticos de profesión y muchos de conveniencia.
Hay pocos que luchen y nos defiendan con cabeza, con sabiduría, con sosiego y sabiendo ir hacia adelante con el compromiso y la honestidad por los que han sido elegidos y con las renuncias necesarias por el bien común y no por el suyo propio.
Pero, ¿dónde está el político de profesión? ¿Por qué no hay más de estos y sin embargo abundan los otros, los que se toman las críticas como algo personal, los que nos mienten, y aquellos que nos insultan con sus palabras y formas soberbias de actuar?

Sabemos que no están preparados y ellos también lo saben. Saben que si existieran tres meses de prueba, muchos serían despedidos y enviados a la cola del paro.

Un político no puede tratar con desprecio a los vecinos, a las asociaciones o a los colectivos. Tiene que aprender "a torear" y poner buena cara. 
Un político, buen político, no se puede "mofar" de lo que piensen los demás, ni siquiera de lo que piense su contrincante político, la oposición.
Un político tiene que aguantar y tiene que saber utilizar las redes sociales con honorabilidad y sobre todo tiene que respetar la opinión de los demás.
Un político no puede discriminar, no puede utilizar las arcas públicas como si fueran de su propiedad ni puede desviar la mirada ni evitar un saludo.
Un político debe ser honesto, debe ser correcto, debe fomentar la paz, la lealtad, la comunidad y el espíritu de unidad. Debe propiciar el entendimiento, la igualdad y disculparse ante los enredos, sea o no necesario. 

Si me tropiezo con alguno de estos que ando buscando, sea del partido que sea, os lo haré saber, seguro que vale la pena tenerlo cerca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario