Páginas vistas en total

miércoles, 23 de agosto de 2017

MI ANGEL AZUL

Mi querido "Ángel Azul" ya se que has aterrizado. Sonrío entre dientes ante los recuerdos que me llegan del pasado "Es feo, es azul", palabras de una niñita a la que adoré, adoro y adoraré sin saber la razón, existe un vinculo que me hace sentirla cercana cuando se habla de familia. Para mí es parte de ella, pero bueno, ya sabéis que eso de la sangre lo siento como una estupidez; a veces el corazón no entiende de esos líquidos y palpita por quien verdaderamente siente.

He visto tu avión desde el mismo instante que lo tomabas hasta el momento que has tomado tierra para reunirte de nuevo en este país, que no quiere decir que, aunque estemos cerca, nos sintamos "pegados", ni mucho menos. Ya hay quien se encarga de que esto no sea así.

No es nuevo para mi. Entre mi ángel y yo siempre ha existido una mano negra que se encarga de romper las pautas, de sobresalir, de ser más importante y sobre todo de ser más madre, que al fin de cuentas es lo que importa y de lo que se trata.

El dinero y el poder es lo que más importa en esta absurda vida.

Igual que te fuiste, has vuelto...sin entender nada!! Sin entender por qué es tan importante el tiempo, tan importante un abrazo, una palabra, un sentimiento, e incluso una lágrima. Como te descuides cuando vas a darlo...ya no puedes.

En estos momentos de ira o normalidad (como prefieras), no hago más que agradecer, agradecer sin saber el por qué, ni entender todo lo que me pasa por delante, por la mente, por los recuerdos, por el vacío, el miedo, la ilusión y la desilusión. Debe ser que agradezco como nadie el estar viva de verdad y el poder sentir.

En dos ocasiones he vuelto literalmente a nacer y aunque digan que no hay dos sin tres, esta vez me río de este dicho y va a ser que por muy triste que me sienta valoro en demasía mi propia vida y a mi gente de verdad como para privarlos de mi existencia. Se que se lo debo a todo ese puñado de gente que cree en mí y ha creído siempre, fuera lo que fuera. (¡Es tan arbitrario el concepto de bueno o malo!).
Se lo debo a mi mujer que está peleando continuamente por que mantenga una dignidad que perdí hace tiempo cuando no tuve más cojones que renunciar a ti, ante una situación social injusta por lo inexistente de justicia y moral; por aquel día que tuvo que soportar una sobredosis de pastillas porque yo ya no podía más; que una vez sacada de ese túnel me mantuvo viva con tal delicadeza, fuerza y sensatez, que ha conseguido ayudarme a ser la persona que hoy puedo llegar a ser; al menos en mi interior siento que amo la vida con todo mi corazón y toda mi fuerza.
Se lo debo a mis padres que cuando descubrieron como era y que no quería vivir, me infundieron la fuerza suficiente para luchar, para equivocarme, reaccionar, perdonar y continuar. Siempre están aún ahora que lo que sólo necesitan es que yo este.
Se lo debo a mi "coach" que en dos maravillosos años ha sabido despertarme de una pesadilla donde me sentía desprotegida pensando que no servía para nada, que era una escoria y un desecho humano sin sentimientos ni dignidad. He comprendido que cuando quieren y te dejas, los mejores amigos y los mejores amantes, pueden ser tu peor pesadilla, Ah, y lo mejor es que tan sólo es culpa tuya!!!
Se lo debo a tanta y tanta gente que hoy por hoy están a mi lado, que me animan con un gesto, con una sonrisa, con una palabra, que sin decir nada saben exactamente donde te duele y como te duele.
Y también te lo debo a ti, mi ángel azul.

Cuando ves a lo lejos el tiempo pasado y te preguntas  "¿cómo pudo pasar?¿cómo pude soportar tantas exigencias , tanto maltrato, tanta necedad...en nombre de "nada"? ¿como no me dí cuenta que lo único que quedaba importante era el dinero?... lo que yo sentía era solo amor. Amor ingenuo, amor roto, amor abandonado, amor desquiciado que me impedía seguir con mi vida. Ahora me extraño, pero no tenía. No tenía vida. No tenía nada.
Todo lo que tenía quedo en papel mojado, en recuerdos mentirosos que tan solo son incordios y cadenas que hasta hace unos años, no me dejaron avanzar.

Siempre he deseado que pudieras llegar a ser mejor de lo que he intentado ser yo, pero quizás sea este el momento de rectificar y decirte que siendo buena persona solo conseguirás llegar a ti y eso en este mundo es algo que ya no sirve ni siquiera para ser feliz. Si eres feliz con nada te critican por tu ingenuidad y porque realmente lo único que haces es poner al resto en evidencia. ¡¡No me hagas caso e intenta ser el mayor cabrón, hijo de puta, que puedas!! Es lo que se lleva, es lo que hay.

Me despido mi ángel azul, con el mayor deseo de dicha y felicidad y no sin decirte que soy como en" juego de tronos", las mil caras de sin nadie; los dragones de Kalesi; la fortaleza del muro; el amor de invernalia y el desastre de los siete reinos. Si miras la serie al completo, descubrirás que lo único que crece y crece es el reino de los muertos, ¿moraleja?

No hay comentarios:

Publicar un comentario