Páginas vistas en total

domingo, 19 de junio de 2011

LA USURPACION DE UN TIEMPO










Hacia muchos meses que no me sentía así, vacía, maltratada, utilizada, masacrada en el punto "G" más gélido de mi corazón.
Si ya estoy en paz, ¿Por que vienes a romper más mi corazón?.
Me has dejado sin nada, incluso sin ganas de vivir y cuanto más tranquila, cuanto más asumo el castigo que día a día padezco sin queja alguna, más insistes en que me revele contra lo que ya no deseo revelarme.
Hay otros caminos, otras formas de sublevación y quiero acogerme a ellas.
Tengo plena libertad y muchas ganas de volver a recuperar aquel sentimiento que me hace sentir viva y gritar más fuerte por la libertad, por el amor incondicional y la justicia moral (en la otra hace ya mucho tiempo que no creo).
El tiempo, el paso de tiempo, mata los recuerdos, ahoga los gritos en un silencio consentido que ahoga cualquier queja de nuestro corazón, pero lo asumo como tal, callada sin protestar, convocando en otros que haceres a mi mente para alejarla de cualquier mal pensamiento y haciendo lo posible por recuperar el secreto de la vida con un montón de futuras imagenes positivas de lo que quiero llegar a ser. ¡¡¡Que injusta justicia!!!
Esto es lo maldito de lo que hay: una usurpación de algo que ni si quiera tengo. La usurpación de la nada. La usurpación de lo que ya no tengo y ahora dudo que alguna vez tuve. La usurpación de un tiempo en el que estaba yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario