Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2011

IGUAL QUE VIENES, TE VAS: SIN DECIR NADA




"...Te acercas; no dices nada. Ni siquiera me ves; ni me miras!. Soy parte de ese mundo de indiferencia al que por fin te has anclado. Ha sido tu decisión porque para mi, eres libre y tu decides, aunque en el fondo yo se que no es así."
Deciden por tí; piensan por tí; hablan por tí, pero no sienten por tí. Yo lo se. Lo he visto. Lo he vivido.
Es comodo opinar y hablar cuando no te toca ni los sentidos ni la razón y sobre todo cuando la moral queda lejos, lejos de todo en un mundo aparte, en la mentira, como si fuera el mayor de los inventos, -no reconocido-. ¡Jamas sera admitido a tramite! No puede ser así ya que toda la estructura caeria por su propio peso.
Vuelves a pasar por mi lado y vuelves a no verme. A lo mejor es cosa del destino. Simplemente es así y no hay que darle más importancia; pero a mi vuelve a romperseme el corazón. No lo puedo evitar y me empeño cada dia en no dar importancia. Pero la tiene, ¡ya lo creo que la tiene!.
Me dejas muerta ¡matada!, cada vez que no me ves.
Y es que yo me mortifico sin ningun sentido. No hay razon y tu... igual que vienes, te vas: sin decir nada...
... y aguanto una vez más queriendo dar rienda suelta a mi corazon y dandome cuenta que ya no puedo, que esta roto que no hay nada ni nadie que lo pueda remendar; que el tiempo y la ira quemaron lo poquito de vida que tenía y que hoy ando buscando la nada en cualquier lugar. En el fondo de mis entrañas estoy como tu: igual que vengo, me voy sin decir nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario