Páginas vistas en total

domingo, 16 de febrero de 2014

CONSTRUIR CASTILLOS EN EL MAR



Será la única manera de aprender...

En demasiadas ocasiones veo en los demás cosas que no me gustan e intento corregir en comportamientos que sin darme cuenta, yo también tengo. Más ahora, con las nuevas tecnologías, especialmente el Facebook, nos hemos acostumbrado a darle al "me gusta" a frases hechas que nos quieren decir mucho y compartir pensamientos de los demás, cuando realmente sabemos de dónde parten esos pensamientos (si conocemos a la persona) o desconocemos el significado del pensamiento (si no conocemos al pensante) y en cualquier caso, nos influye en nuestra manera de proceder.

Sin darnos cuenta, construimos "inconscientemente" sobre un terreno inestable.

Para tener una buena base, hay que meditar mucho y no tomarnos a la ligera ciertas verdades. No esta mal hacerlas nuestras, pero para hacerlas nuestras, tenemos que leerlas, pensarlas, meditarlas y quererlas como si nosotros mismos las hubiésemos parido.

          "LO QUE NO ME GUSTA DE TI, LO CORRIJO EN MÍ"

¡¡¡Ojala esto fuera así!!!. Tomemos en serio y quizás consigamos mejorar un poco la versión de nosotros mismos.

No todo vale en nuestra vida. Seamos conscientes de todo aquello que decimos o hacemos. Luego se puede volver en nuestra contra ya que hemos permitido que personas ajenas utilicen nuestros pensamientos como si fueran suyos y de ante mano os digo que ni por asomo tienen el mismo significado. Para mí es uno y para ti es otro.
No me gusta que se utilicen mis palabras por aquellos que tristemente comparten una amistad simbólica y falsa que a la mínima deciden dejar de creer y escupen indirectas... y como la culpa es "del receptor", pues me permito el lujo de decir, meterme, dejar ver, intuir, provocar y mil necedades más.

Estamos construyendo nuestro mundo en un  falso "Facebook" que incluso, nos atrapa y nos hace cómplices de nuestra propia desidia. Hay quienes incluso tenemos "mono" de no poder desengancharnos, por qué estamos enganchados a ver lo que dicen, a ver con quien se meten, a ver con quien hablan, a ver...
Y hay personas que se lo toman tan enserio que hacen una bandera de sus opiniones y, desgraciadamente, nadie más puede dar su opinión. ¡No se acepta!.

Cuidado!!!, voy a tomarlo en serio y a no caer en lo que digo. No me gusta lo que veo y lo voy a corregir.
A partir de ahora, a construir con solidez; a hacer mio lo que verdaderamente es mio y medito como mio; a compartir con el corazón y la sabiduría del querer aprender en libertad y de dar mi opinión sabiendo que es sincera y que respeta la de los demás y sobre todo guardar silencio y sonreír, sonreír y sonreír...que nos quedan dos días.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario