Páginas vistas en total

sábado, 22 de febrero de 2014

NO ESTOY SEGURA Y TENGO MIEDO









Y es que tengo miedo de vivir en este país, no lo voy a negar. Conforme se han puesto las cosas, una no se puede hacer mayor. Soy una de esas privilegiadas que tengo trabajo (unas horas al día para callarme) y por ello, no puedo protestar, pero nadie podrá callar lo que siento y veo en el día a día.

Me considero una persona joven con limitaciones y justamente esas "limitaciones" son las que no tengo nada claro que estén protegidas.
Se que por mucho que quiera, no soy lo que era ni lo volveré a ser; que mis piernas ya no corren y desgraciadamente no van acorde con el enlace de mi cabeza, ¡Quieren ir más rápido que la orden que yo misma les mando!. También están los reflejos, la perdida del equilibrio y de memoria, pero sobre todo está el miedo. Miedo a hacerme mayor; miedo a caerme; miedo a no poder responder y miedo a que este miedo crezca día a día y no sepa o no pueda afrontarlo.

Me he caído por segunda vez, para mi en poco tiempo, para otros es cosa normal y sin importancia; Para mi es angustia, para otros es descanso y un tiempo de relajación; para mi es miedo a perder y para otros es tiempo para recuperar. No soy negativa, pero es que a mis años, las cosas se ven de otra manera.

Cuando estoy así, un poco bajita de moral, sigo pensando la suerte que tengo y así yo sola me animo. Pienso en la Ley de Dependencia y el abandono que este gobierno ha hecho de ella. Hoy dependo de la gente de mi alrededor para todo y deseando oír el sonido de las llaves para sentirme segura y ver que alguien se va a ocupar de mí. Y es una tontería, pero hay mucha gente que depende en todo momento y no recibe la más mínima ayuda y si la recibe, mal y tarde y pienso que no hay derecho.
Pienso en los mayores de cuarenta y cinco años que no trabajan y que conforme esta nuestro país, no creo que  vuelvan a trabajar, y me siento inestable pensando que cualquier día puedo estar en ese mismo lugar, ya que este gobierno ha hecho de nuestro miedo un lugar inseguro para vivir. Tengo miedo de estar de baja, por si a la vuelta me encuentro con alguien más joven y más guapa en mi lugar y mis derechos, que no se como, no los encuentro por ningún sitio porque ya no "hay derechos".

Sin darnos cuenta, hay un coste emocional en esto que llamamos crisis de este país y antes o después sufriremos cada uno de nosotros sus consecuencias.

Quiero creer que puedo, quiero creer que voy a llegar allí donde siempre he querido llegar con fuerza, con ímpetu, con libertad,...así me gustaría que fuera cada momento de lo que me quede de vida! y todos y yo misma lo dicen, "estas joven", y yo me digo que sí, pero hay algo dentro que nadie ve ni oye que me da señales de que las cosas no son así y tengo que empezar a concienciarme. Cada uno tiene que conocer sus limitaciones y no engañarse ni confiar en las apreciaciones ni los consejos de los demás, porque cuando tropiezas y caes...estas sola.

Ahora ya es tarde para hacer los deberes, y se que a lo mejor no dispongo de ese tiempo para pensar que las cosas son así y ya está. Si voy con precaución y caigo, ¿que pasará el día que olvide la precaución?¿o el día que me levante y no coja la sonrisa? ¿o el día ya no me acuerde que tengo que ser feliz?

No hay comentarios:

Publicar un comentario