Páginas vistas en total

martes, 18 de febrero de 2014

EL COSTE DE LA ILUSIÓN




"...En aquellas épocas la pandilla de amigas ya estaba formada. Cualquiera no podía entrar en ese circulo de amistad, blindado por una cantidad de pruebas que sólo pasaba quien caía bien a todos los miembros del club. Eramos un "poco" crueles con las demás, pero la vida era así.
No sé cuantas de mis compañeras se han cagado en mi durante estos años, pero lo cierto es que yo era feliz a pesar de mi fama durante toda mi vida, de ser persona pesimista.
Siempre han confundido el pesimismo con la fantasía y la ensoñación. Yo no. Lo tenía muy claro y por ello dedicaba parte de mi tiempo en escribir poesías, a veces demasiado reales y crueles para mis años y otras, de un amor tan profundo, que ahora al leerlas, ya no concibo que esas palabras, ese sentimiento, alguna vez fueran míos.
Estaba enamorada de la vida, de mi gente, de mis amigas, de todo cuanto tenía a mi alrededor y sentía un verdadero deseo de respirar y ser libre.
Cada mañana, al despertar la ilusión de amar me llevaba a enfrentarme a la vida con un humor sarcástico que muy pocos han entendido. Creo que hasta ahora yo tampoco lo entendía.
El ser así, no tiene precio. ¡Que pena que a lo largo de nuestra vida pasen tantas y tantas cosas que rompan esa empatía con la felicidad!
Cuando me hicieron descubrir como era la vida y que los sueños y la ilusión no entraban a formar parte de uno al crecer, mi mundo se desplomo. Siempre he creído mucho más a los demás, que a mi misma, y esa ha sido mi perdición y mi destino. Romper con ese destino supondría romper con la realidad de mi vida y eso, tantos años después, sería la mejor de las fantasías.
¡Podría reconstruir otra vez mis pasos desde las fantasías que deje por el camino!¡Que fantástico!¡Volvería a enamorarme de verdad, con sentimiento, con pasión, rozando la locura para sentir cada una de las letras del abecedario que salen de mi pluma!
Pero... no hay vuelta atrás. Ahora eres otra persona que nada tiene que ver con aquella de la que hablas; ahora te enamoras, amas, quieres, de una manera diferente, sintiendo con otro tipo de sentimiento que nace de la cabeza y no de algo tan ambiguo como es el corazón. En la vida todo tiene un coste y ese coste lo padecemos en nuestra propia existencia, cada uno a su manera..."


                                 "Coste: gasto realizado para la obtención de una cosa"


Despierto de un sueño
¿será realidad?
la vida me sonríe
-yo, sonrío a la vida.

Nada he perdido
y mucho he ganado.

Anduve por la calle
tropezando por la vía,
y seguí sonriendo
seguí con esa vida.

Llegue al colegio
y sentí melancolía
-pero seguí riendo
atragantándome como cada día-

Encontré personas
que estrechaban sus manos
y seguí riendo
al sentir alegría.

Salí de la clase
con mucha más vida
y seguí sonriendo
estando medio ida.

ahora en mi casa
sigo sonriendo
encontrando algo
que me produzca alegría.

...Y así pasó el tiempo
de la agonía
sintiendo sólo,
mucha alegría.

  Maco Seguí (1977)
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario