Páginas vistas en total

domingo, 2 de febrero de 2014

NOS DEJAMOS LLEVAR




Nos dejamos llevar por lo que nos dicen, nos cuentan, nos aconsejan... A veces por personas que nos conocen y están cerca para opinar y a veces por personas que sin conocernos de verdad, aunque con buena voluntad, nos dicen, nos cuentan y nos aconsejan.

Que lástima que en momentos decisivos de nuestra vida nos cueste tomar decisiones por nosotros mismos y nos dejemos en manos de quien, por muy amigo que sea, jamás debería tomar ese protagonismo. Nadie, excepto tu mismo, sabe lo que es importante en tu camino. Nadie, ¡nunca! debería decidir por ti.

En muchas ocasiones nuestra vida se ve invadida por una niebla que nos impide ver más allá, pero con paciencia y dándole tiempo al tiempo, la niebla escampa y empiezas a ver el camino.

Nos diferenciamos de otras especies en eso: poder pensar y apoyarnos en los sentimientos para la toma de decisiones, aunque a veces parezcamos únicamente animales.

Yo sé que si tuviera que volver a empezar, no dejaría que nadie invadiera mi espacio de decisión; si de algo me arrepiento en esta vida es de haber hecho caso a los consejos de los demás. En lo que yo misma me he equivocado, lo he asumido y controlado; en lo que los demás se han equivocado...me lo he comido con todo el amargor diciendo, en repetidas ocasiones "eso yo no lo quería". Y me he sentido mal.

En un momento super importante de mi vida, donde todo era un autentico caos, donde no existía  ni el bien ni el mal y ni yo misma distinguía, la gente no paraba de decir, opinar e insistir que para mi, para mi carácter, para mi forma de ser, tenía que hacer... Un autentico desastre. Menos mal que tropecé con la mejor persona con la que podía tropezar y me dio el mejor consejo que nadie nunca me ha dado en la vida.
"Haz lo que tu creas que tienes que hacer por qué si te equivocas, eres tu la única responsable y las equivocaciones no son malas; de ellas aprenderás. Por muchos consejos que yo te de, eres tu la única responsable de tus propias decisiones".  Gracias papa por tan gran consejo aunque no siempre lo he llevado a pies puntillas, pero en el fondo, y más ahora con estos años, puedo decir que es la mejor herencia que puedo recibir.

Por eso y por qué no quiero guardármelo para mi, por favor, no nos dejemos llevar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario