Páginas vistas en total

domingo, 28 de febrero de 2016

ASÍ NOS CARGAMOS EL CONCEPTO DE LAS FALLAS

Es un ¡pum! otro ¡pum!, más tarde cuando crees que ya, no! Todavía no!. Aun quedan otro ¡pum! Y otro más, sin sentido y sin control.
Me gustan las fallas, ¡me encantan! Incluso me gusta la pólvora y quiero que Valencia sea dinamita pura en fallas, pero todo tiene su justo precio.
No puedo pagar una residencia para mis animales desde hoy hasta el día 20 que termine este...¿sobresalto continuo?. Tampoco puedo coger vacaciones y largarme a la India (por poner un ejemplo).
Lo que si puedo es llamar la atención a la convivencia y el civismo.
Y es que... Solo es uno. Uno que mientras sus padres están ocupados con los amigos comiendo, le compran una caja de petardos a su hijo y le dice: "ve a la plaza y tira petardos, bonico. Así te distraes"(y no me molestes!!!).
No estoy en contra de las fallas ni mucho menos, ni de los petardos, mascletas, alegrías ni jolgorio.
Estoy en contra de estos comportamientos que se cargan el sentido de las fallas. No soy solo yo quien piensa así. Y es que igual que en estos momentos lo oigo, ¿no lo oyen las autoridades?...es que ¡sólo es uno!.
Propongo, sin animo de polémicas, identificar al individuo, ver dónde vive, comprar un arsenal de pirotecnia e ir desde hoy hasta el día veinte a la puerta de su casa a deshacerte del arsenal de uno en uno y con lapsus de tiempo para que, cuando se crea que ya es el final...te rías de su sueño y le digas " no, me quedan más "
Y me pregunto: ¿existe alguna normativa que controle la tirada de petardos en la vía publica?
Solo es una pregunta.
Y lo digo de verdad, ¡me encantan las fallas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario