Páginas vistas en total

lunes, 7 de marzo de 2016

Y SIGUE PASANDO EL TIEMPO

Hoy hace cincuenta y seis años, sobre estas horas, que nací.
Nada sabía de lo que me iba a deparar la vida, ni mucho menos como iba a reaccionar ante las zancadillas, el amor, la amistad, la familia o a nivel social, contra la desigualdad, la homofobia o mis deseos de luchar.
Fui muy por culera al nacer, si no que se lo pregunten a mi madre ; calladita en mi niñez y rebelde en la adolescencia.
Y ahora... No sabría decir.
He pasado de confiada a desconfiada; de blandita a dura como una piedra; de pasarlo todo a no pasar ni una así me maten.  He pasado de querer ser a ser totalmente; de llorar por una tontería a reír a carcajadas de todo.
He pasado de confiar en cualquiera a confiar únicamente en quien merece la pena, y para mas INRI, me he jurado a mi misma, a estas alturas, que voy a ser muy feliz con todos los medios que tengo a mi alcance y que son verdaderamente,  lo que es mio.
A estas altura ya no me asustan las miradas recelosas ni tengo miedo a lo que quede por llegar ni a las inquisitoras mentiras que me hagan dudar. Me busco la vida para gustarme a mi y me da lo mismo lo que piensen los demás.
Odio profundamente las desigualdades, a aquel que se crea mejor que los demás y sobretodo odio al que para crecer pisotea sin ningún remordimiento.
Quiero decir con este rollo que la vida nos enseña y a algunas nos gusta aprender día a día aunque sea a base de tropiezos.
Seguiremos unos muchos años más pero no me busquéis en la mediocridad. Mi camino continua y no pienso volverme a parar en ningún lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario