Páginas vistas en total

lunes, 4 de noviembre de 2013

TE ESCRIBO PORQUE SI HABLO LLORARÉ




No es la forma más perfecta de comunicación, pero para algunos de nosotros, la única forma con la que nos atrevemos.
Escribir es una actividad solitaria, que desconoce a quien llega y en que momento. No se sabe pero tiene una finalidad y un mensaje. Quieres transmitir algún sentimiento soñado, imaginado o real, pero algo buscas... quizás cautivar, ayudar o reírte de ti mismo o de otros.
Todo es posible...pero en una dirección; pocas veces existe la satisfacción de una respuesta inmediata; a veces pienso que en el fondo no quiero respuestas. No las busco.

Ahora es distinto: somos muchos y gracias a Internet, descubres infinidad de lugares donde encontrar repuestas.
La suma de soledades hace, al menos para mi, que la escritura y todo su silencioso mundo, sea cada vez más necesario.
Cada vez que me siento delante del ordenador, me concentro y pongo mi alma a disposición  del infinito, me siento bien. Una paz me irradia desde dentro hacia afuera manteniendo firme mi decisión de buscar la paz, el entendimiento y la sensatez con aquel/aquellos que se encuentran frente a mi, en el otro lado, muchas veces lejos, tan lejos que están pero en un lugar inexistente. (Quizá están pero tan sólo en mi imaginación)
Medito y me asombro de mi poder para no escupir todo lo que pienso a la primera (alguna vez, inevitablemente, se me escapa). Vuelvo a leer lo escrito y tacho lo que a simple vista puede parecer ofensivo para terceros. Esta claro que al leer, puedes darte por aludido, pero prefiero correr este riesgo a ser una víbora capaz de escupir palabra tras palabra hablada lo que llevas dentro sin pensar en el corazoncito al que te enfrentas.
Puede ser que esto de escribir sea cobardía, lo he pensado, pero me quedo con este medio cobarde de comunicación, antes que romper, con toda la sangre fría de la acción, el corazón de personas a las que quiero.
Al escribir, hablas desde y con el corazón, meditando cada una de las palabras y como dice el título (sacado de una canción de Malú):
                                            "Te escribo porque si hablo lloraré"

                                              Prefiero la soledad de mis palabras...
                                              Es lo que va más conmigo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario