Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2017

SONRÍE AMIGA, ES LO MEJOR!




No hay nada mejor que encontrarte por el camino de la vida con personas que te entienden, te apoyan, te quieren, están pendiente de ti y sobre todo no hay nada mejor que aquellas que te sonríen sin motivo y sin razón. Estas para mi son las que verdaderamente me alegran diariamente la vida. Puede parecer muy simple, pero, si valoro con agrado  a quien me entiende, me apoya, me quiere... valoro muchísimo a aquellos o aquellas que son capaces de alegrarme el día simplemente con una sonrisa.
Esto me ha hecho meditar y acordarme de aquellas personas, -amigas o simples conocidas- que por circunstancias de la vida no están en sus mejores momentos.
Quisiera decirles, que aunque la vida, a veces es muy puta, que aunque la gente, a veces nos comportamos malamente, hay gente dispuesta a tenderte una mano y tienes tú la decisión de cambiar el color del cristal con el que ver la vida. Si!,ya se que no es fácil, que cuando estas en lo más hondo casi te es imposible ver la luz del sol, la cima de la montaña e incluso una noche oscura llena de brillantes estrellas.
No hay mal que dure cien años y siempre digo, en estos momentos de angustia, que una vez tocado fondo lo único que queda como "única opción", es "tirar pa'lante". Pero no te duermas, no demores por mucho tiempo ese sufrimiento que te acosa, acaba cuanto antes con él y plantate con UNA SONRISA.
Poco a poco veras como sin darte cuenta las cosas empiezan a mejorar. Hoy es un detalle, mañana otro pequeño detalle, pasado te salen las cosas mejor y, escalón a escalón, tu vida se va recomponiendo.
Si te quedas por mucho tiempo en el pozo de las lamentaciones, esperando que el resto del mundo se compadezca de ti y de tu mala suerte, cada vez estarás más lejos de alcanzar la superficie. TÚ eres la única que puedes cambiar el rumbo de tu vida. TÚ eres la única que puede luchar por cambiar tu "mala suerte". Tu actitud cotidiana es la única que te ayudará a superarte cada segundo. Cuando alguien te pregunte, dí: "Estoy bien" con una cara de felicidad, aunque sea fingida. Cuando alguien quiera saber de tus problemas, explicale con una sonrisa que están controlados y que te sientes feliz por ello, aunque sepas que no sabes donde narices está la dichosa solución.

Amiga/conocida (me da igual lo que seas), pon de tu parte y sal cuanto antes de tu escondite tenebroso. Obsequia cada mañana con la mejor de tu sonrisa y vive la vida con los cinco sentidos, disfrutando de las pequeñas cosas que tienes a tu alrededor y veras como muy pronto tu vida habrá cambiado de color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario