Páginas vistas en total

lunes, 26 de junio de 2017

UN TROCITO DE MI









Cada vez me convenzo más y más que un trocito de mi anda desperdigado por este mundo. Un trocito que, cuando le da la gana explota en un mar silencioso de sentimentalismo, sentimiento puro y profundo.
He aprendido a callar y a sentirlo y vivirlo de una forma tan intimista que a veces parece, en apariencia, un simple sueño.
Pero me digo: "que amor tan puro, tan libre y tan perfecto"
Habrá quien piense que es convenenciero pero a estas alturas, es tan secreto, que delata lo más puro de cualquier intento.
Ojalá que ese trozo, esa esencia, ese ser...siga su camino con la sabiduría de aquella verdad única y exclusiva por la que vino.
Ojalá ese trocito de mi crezca con tal sentido común que sea incapaz de herir por rencor, por odio o porque lo marque ese tipo de estructura social tan poco complaciente, tan poco deseosa de pertenecer a la bondad humana y todas las ramas de convivencia.
Ojalá me sigas queriendo como me quieres y llegues, algún día a quererte como te quiero.
¡Qué ciego es el querer y que odioso el amor!
Y es que hay de tantas maneras y formas, y nos empeñamos tanto en clasificarlo que al final el corazón se nos hace "la pichi un lío" de tantas excusas que nos damos.
Lo que es, es y seré siempre aunque nos incordie la razón con "esto si puede ser y esto escóndelo que no corresponde". Y así van pasando los años con un montón de tapujos que a la larga lo único que consiguen es hacernos unos seres mentirosos e infelices.
Por eso ¡¡insisto!!, da rienda suelta a ese sentimiento, deshazte de todo aquello que te impide amar puro y se feliz día a día sin más que disfrutando de ver cómo se mueve y defiende ese trocito de tí.
Después...sonríe y que te siga importando un comino lo que piensen de ti los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario