Páginas vistas en total

viernes, 9 de junio de 2017

SIEMPRE...TODO O NADA

Durante todos los días aprendemos. Aprendemos de la gente, de la calle, de todo aquello de lo que queremos aprender.
Aprendemos, nos equivocamos y aprovechamos de lo bueno y de lo menos bueno, de lo malo.
Aprendemos a lo largo de un curso, como cualquier estudiante, aunque nuestro aprendizaje es distinto, es más nuestro, más personal, más íntimo.
Por eso cuando damos un vistazo hacia detrás descubrimos que en ocasiones ya hemos aprendido lo suficiente para caminar en solitario y replantearnos si tanto esfuerzo, para mí lo es, ha valido la pena. Sólo podemos ver desde dentro tanto las realidades como los espejismos y hoy no es día para desilusionarme si por un casual lo esperado no ha fraguado en el paraíso en el que esperaba, después de tanto tiempo, encontrarlo.
Esperas personas; esperas que se preocupen de tí; esperas que al menos lo aprendido sea de la comunidad, del grupo, pero realmente, cuando pase la tormenta descubrirás que la respuesta a todo está dentro de ti, en lo que has asimilado y que tu camino es igual de solitario que cuando comenzaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario