Páginas vistas en total

miércoles, 5 de abril de 2017

NUESTRA MIRADA NO ENGAÑA

"Desde mi país de "Nunca jamás", oigo tus pensamientos, veo tus miradas y me doy cuenta que en nuestro mundo no hay cabida para gente ignorante y sin sentimientos que no saben sonreír ni alegrarse de la vida. Allí lejos se queden!!! Tú y yo cogidas de la mano tan solo queremos ser felices"

¡Que rabia nos da que los demás sean felices! Somos capaces de tirar por tierra y enturbiar las relaciones ajenas que por seguro, desconocemos en su intimidad pero pasamos a calificar como aparentes y falsas.

Tengo una relación que me satisface plenamente con mi mujer, en la que a parte de complicidad, he podido encontrar todo lo que he anhelado durante mucho tiempo, quizás toda la vida: amar y sentirme amada, querida; confiar y perder la cabeza continuamente con una carcajada detrás de otra; sentir la ternura de una caricia, de una mirada y esa paz que se trasmite desde dentro y no puedes controlar.
Tus ojos, tus miradas muestran "todo eso" que llevas dentro. No es tan sólo una foto colgada en internet, es un transfondo que no todos pueden ver porque para verlo y sentirlo, hay que tener la mirada limpia.
La gente buena, la que aprecia al prójimo, aquellos que ven en la vida posibilidades, sueños y alegría, son los que saben diferenciar la felicidad en los demás.
Aquel pobre amargado, trastornado por el odio y el rencor, aquel que no puede mirar a la cara o aquel que ni tan siquiera tiene mirada, solo verá apariencia, engaño y falsedad en actitudes tan nobles y bonitas como el amor, la felicidad, la risa o la alegría.

A todos mis amigos, que durante estos últimos años me habéis dicho cosas como: "¡como te ha cambiado la cara!" "Que feliz se te ve", "se te nota en la mirada", "estás loquita", "te lo mereces", "sois una gran pareja", "que felicidad, que maravilla", "me encanta verte feliz", "tienes una cara de tonta enamorada, que me encanta"...,
Quiero que sepáis que cada foto, cada comentario, todo lo que comparto, lleva ese trocito de mi, sincero y lleno de amor y felicidad, y que mi única pretensión es compartir con vosotros mi felicidad y que con ello consigáis también la vuestra.
Dejar a un lado todo aquel que critique la felicidad y la alegría porque al fin y al cabo la vida está para ser vivida y la "oscuridad" es un absurdo que no nos lleva a ningún sitio.

"Sonríe, sonríe y sonríe" y como dice "mi maestra", aunque al principio no lo sientas y sea fingido, fuerza una sonrisa que alguien sabrá agradecerte​ y a la larga conseguirás llevarlo en las venas.

Os aseguro que no cambio una fotografía actual, por muy ridícula que me muestre, por una fotografía de mi pasado.

"Ojalá la gente fuera tan feliz, estuviera tan enamorada y fuera sincera y libre para reír"

No hay comentarios:

Publicar un comentario