Páginas vistas en total

viernes, 20 de noviembre de 2015

LA OBSESIÓN





LA OBSESIÓN: "Perturbación anímica producida por una idea fija"
                           " Idea que con tenaz persistencia asalta la mente"

Cuando eres víctima de una obsesión por parte de alguien, ¡átate los machos!, porque seguramente  ha perdido el control e incluso la cordura.
La obsesión conlleva, perseguir, usurpar, copiar, ... Es una enfermedad para la persona que la padece.
A veces puede resultar más cruel que los celos y la envidia; te puede llevar a actuar difamando y con un potencial exagerado de ira.
La obsesión hace que se mezclen ideas verdaderas con rencores del pasado que no son posibles de olvidar, rencores que se tienen acumulados en la mochila, y aunque no te des cuenta, son una enorme carga.
Hay muchos caminos que llevan hacia la obsesión, y hay que tener cuidado, saber descubrir las señales y no dejarte llevar por iniciativas de ataque.
A veces es mejor ponerse a la defensiva con un muro por qué si te dejas llevar por la ira, quizás ya no tenga vuelta atrás.
Tenemos que aprender a leer entre líneas con el corazón abierto y no tomarse al pie de la letra todo lo que se dice por ahí. Sin faltar, sin mencionar y sin herir directamente, puede que todo valga sin hacer por ello una bandera del ataque. Circunstancias de la vida nos llevan a veces a hablar sin darnos cuenta que decir lo que cada uno piensa y siente no es un motivo de ataque directo o alusión.
(Puede que tu seas un maltratador y si yo digo a través de mis palabras que odio a los maltratadores, eres libre de darte por aludido pero en ningún caso me estoy refiriendo directamente a ti, que eres un maltratador. Expreso simplemente lo que para mi es un valor) ¿Nos damos cuenta de la diferencia entre opinión personal y agresión o alusión directa?
No utilizo ni utilizaré jamás el ataque directo en ninguno de mis post, que naturalmente seguiré escribiendo desde la misma perspectiva y actitud de siempre. Seguiré dando mi opinión  sobre lo que siento ante hechos que me desagradan de lo que veo a mi alrededor, de lo que me enfada, me alegra o me molesta.

Tengo motivos suficientes para pensar que soy víctima de una obsesión.
 Me dí cuenta que la razón de esta situación era ajena, no dependía de mí; simplemente mi reacción de asumir mi culpa y pedir disculpas por mis errores y mi mal hacer dejaban en evidencia a los demás; comprendí las consecuencias de mis actos y que conllevaba una desconfianza futura que jamás volvería, asumí mi culpa y con ello la distancia y eso no pareció bien.
Comprendí que mi camino continuaba y que la lección que recibía en estos momentos, me ayudaría a superar, soltar lastre y encontrar el camino que verdaderamente quería encontrar. Pero con ello destapé también la caja de pandora y fluyeron descontrolados, los sentimientos ocultos y negros que ahora deambulan por los rincones.

Ha sido duro, muy duro, sentir el acoso, la ira, el rencor, el resentimiento, el engaño, la desvergüenza y la desconsideración hacia mi persona.
En dos días he recibido dieciocho mensajes personales acusandome de mi incoherencia por pedir disculpas,por mantener silencio y esperar el momento adecuado para hablar, de juzgarme insistentemente, de amenazarme por utilizar palabras con el fin de no herir y ser fiel a mis valores, de intentar utilizar nuevos enfrentamientos poniendo en entredicho opiniones de los demás sin venir a cuento, utilizar expresiones de burla hacia otros y hacia mi persona y signos muy evidentes de cinismo.

Ante esto, el tiempo y la indiferencia son mis armas. Desde hace días me he liberado y he decidido escoger otro camino para mi vida. Volver la vista atrás y andar otro camino, no es vergonzoso.
Reconozco que me he equivocado y es ahora cuando vuelvo a vivir con la misma ilusión de hace unas semanas, justo al lado de, quien a pesar de mis equivocaciones, quiere seguir a mi lado.

"Cuando mantienes tu resentimiento hacia otra persona, estás amarrado a esa persona o a esa situación, por un vínculo emocional que es más fuerte que el acero.
Perdonar es la única forma de disolver ese vínculo y lograr la libertad"
Catherine Ponder.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario