Páginas vistas en total

domingo, 29 de noviembre de 2015

NUNCA MÁS VICTORIAS



Estoy súper contenta  con las decisiones que últimamente he tomado con mi vida. Uno de los ejemplos, la decisión de casarme.
Me sabe un poco mal por aquellos y aquellas que no han creído en mi, pero en este nuevo proyecto, no todos ni todas tienen cabida y la elección ha sido de cada cual y tomada con libertad, con sentimiento y parece que con la verdad de lo que se siente entre las manos.
A los que habéis apostado por mi, estoy muy orgullosa de teneros a mi lado y siempre estaré aquí, para cualquier cosa, sin tapujos, sin preguntar y sin motivos.
A los que habéis decidido partir, os deseo toda la suerte del mundo, sin rencor, sin miserias escondidas y también sin motivos ni razón. Quizás ya no nos volvamos a ver.
El camino de la vida esta lleno de paradas, de toma de decisiones, de obstáculos a esquivar, de belleza y nuevas encrucijadas...y esto es lo que hace de este mundo, diferente para cada uno de nosotros.
Mantener nuestros valores intactos es casi imposible, una utopía, pero yo, a pesar de mis errores voy a intentarlo.
Prefiero caer y caer, y volver a caer.
Prefiero conocer y renunciar.
Prefiero equivocarme y perder.
No quiero dejar pasar de largo a quien realmente vale la pena, por muy insignificante que sea.
Lo que he aprendido en esta nueva etapa es a mirar hacía adelante con ilusión, entusiasmo, alegría y felicidad.
A veces el tiempo enseña que unas horas son insignificantes o unos meses son eternos, pero cabe la posibilidad que esto se vuelva del revés; unas horas se hacen eternas y unos meses son insignificantes.
¡Nunca más victorias fraudulentas!
¡Nunca más victorias no deseadas!
¡Nunca más corazones rotos!
¡Nunca más deseos incontrolados!
¡Nunca más mentiras piadosas!
¡Nunca más falsas promesas!
¡Nunca más palabras despiadadas!
¡Nunca más promesas incumplidas!
¡Nunca más sueños ajenos, que yo tengo los míos y casi siempre son divinos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario