Páginas vistas en total

sábado, 27 de abril de 2019

MOMENTOS DUROS




En los momentos duros es donde la diferencia mas se nota. Lo acabamos de ver, de sentir, de palparlo en nuestra propia piel. Una despedida, un "lo siento", un "¿por qué?... Miramos hacia detrás y a veces no salen las palabras, las escusas. Todo se pierde en "si lo hice bien, si lo supe llevar con dignidad"

Ahora, en los momentos duros no vale de nada "el mea culpa" ni las múltiples reflexiones que nos podamos hacer.
Cuando nos creemos compartir con alguien sus momentos más duros, no somos capaces de ver el error tan grande que estamos cometiendo. En ningún momento damos todo lo que debiéramos dar. Somos tan egoístas que nos guardamos para nosotros mismos el 95% de lo que debiéramos hacer y así vienen nuestros cínicos lamentos.
Nunca estamos a la altura de las circunstancias y cuanto más nos lo creemos más culpables nos deberíamos sentir por un tiempo perdido y mentiroso que hemos desaprovechado.

¡Cuantos apoyos han faltado!¡Cuantos silencios y cuantas excusas hemos ante-puesto a nuestra comodidad! Porque no nos engañemos, es mas fácil echar las culpas a los demás que asumir nuestras propias culpas. Es más fácil utilizar la hipocresía de los demás que darnos cuenta de la nuestra. Es más fácil hablar de la incoherencia del vecino que asumir nuestra propia incoherencia en un trato continuado de falta de tacto humano.

Pero ya sabemos que en los momentos duros no tenemos que buscar fortaleza donde siempre te han dado la espalda. Más bien estará junto a aquellos que sin palabras te han demostrado estar cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario