Páginas vistas en total

domingo, 2 de octubre de 2016

UN AÑO INTENSO





Mañana hace justo un año que nos casamos, un año que, a pesar de estar quince años juntas, tomamos la decisión de firmar un compromiso y de formar nuestra propia familia legalmente.
Después de tener a mi hijo entre mis brazos nada más nacer, el casarme contigo, es la segunda mejor cosa que me ha pasado en esta vida.
Ha sido un año muy intenso y positivo. Absolutamente todo lo que hemos hecho, lo hemos hecho con el consentimiento mutuo y una unidad impresionante. ¡No hemos parado!, Sin grandes cosas, sin grandes pretensiones, hemos sabido saborear cada momento con toda intensidad bien a la orilla del mar o en lo alto de las montañas pero las dos mano a mano.
Casi al instante después de casarnos, nos dimos cuenta de tantas cosas, de todos los fallos cometidos, de tantas puertas abiertas que deberían haberse cerrado, de esas heridas por cerrar, de las falsedades... Pero por esa misma razón, fuimos capaces de abrir los ojos y ver toda esa parte positiva que estaba ahí y no le dábamos el valor que le correspondía.
Dicen que a veces, después de tanto tiempo juntos, te casas y la cagas. En nuestro caso, creo que puedo hablar por las dos, el amor, la unidad, la complicidad y las ganas de estar juntas y amarnos, ha crecido sin ninguna duda.
Me gusta!! He disfrutado mucho. He vivido un año feliz, con ganas de vivir, de disfrutar de la vida y de mantener a distancia todo aquello que pudiera perturbarnos.
Un año que pienso repetir cada año de mi vida porque me sobran ganas para quererte.
Cada día me haces sentir la persona más feliz de la tierra y por eso y por tu comprensión durante aquellos años pasados, te lo agradeceré siempre.
¿Continuamos el camino?
Aunque el tiempo sea limitado, todavía nos quedan muchos sueños por conseguir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario