Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2016

CADA UNO EN SU LUGAR





Ya han terminado las votaciones!!!
Los que hemos perdido estamos tristes y enfadados con nosotros mismos y con los demás. Tiramos las culpas al que no ha ido a votar, por no ir; al que ha votado a otro partido por pensar y creer que no es una decisión acertada; a los que nos critican por criticarnos y a los que se acercan a nosotros, por no hacerlo con la fuerza suficiente.
No me he atrevido a leer ni escuchar nada de los resultados de cada uno de los grandes grupos políticos de este país. Se que mi partido, mi proyecto y mi ilusión están "fuera de servicio en este momento". Tenemos mucho que meditar, mucho que consultar y sobre todo volver a ese replanteamiento que nos hizo crecer como agrupación de personas que discutían ideas en las plazas de los pueblos. ¡Allí si cabíamos todos, viniéramos de dónde viniéramos y con las ideas que fueran!
Una de las cosas que me encantaba, era ver la cantidad de gente joven; me encantaba escuchar sus conversaciones y ver cómo eran capaces de tomar decisiones, más o menos acertadas, pero consensuadas por la mayoría. Quizás eso sí es política y no los circos que vemos diariamente por televisión, bien sea en un plato o en la plaza de todos como es el Congreso.

Como soldado de base estoy cansada de Venezuela, de Grecia, de los continuos ataques y agresiones hacia nuestro colectivo. Estoy cansada de que todo esto sea el centro de atención y eclipse lo que realmente, pienso yo, es nuestro credo: una vida mejor para todos, sin desahucios, con una sanidad  que permita el acceso a cualquiera, por una educación de calidad para todos, con unas leyes igualitarias y defendidas con integridad, con un poder adquisitivo digno para ancianos, parados, trabajadores, estudiantes, empresarios...que permitan esa calidad de vida que nos haga sonreír.
Seguramente no nos diferenciamos tanto, no creo que exista dentro de las bases de ningún partido nadie deseoso del mal ajeno. (¿o sí?)

No sé si me van a pedir opinión para tomar decisiones de acuerdos con preguntas trampa y cerradas de si o no; desde aquí digo que no os molestéis. El Partido Popular ha ganado las elecciones y sin lugar a dudas tiene la obligación de llevar a este país a buen puerto y gobernar para todos con responsabilidad.
Estoy convencida que el significado de sus votos no es el que a la gente le guste la corrupción, la falta de ética, los casos de "ligereza" de algún componente de sus filas sino más bien el MIEDO a un no se sabe qué, a lo desconocido, a que acabemos descubriendo que en el fondo todos somos iguales y queremos lo mismo y no discutamos nunca más (esto sí es una utopía, jeje).

¿Y los otros partidos QUÉ?
Somos oposición y nuestro trabajo es más arduo que el del que manda. Tenemos la obligación de CONTROLAR cada uno de los movimientos y defender con uñas y dientes esa minoría que no es tan minoritaria. La obligación, ahora sí desde la oposición,  de dialogar y de llegar a los mejores acuerdos.
Dejémonos de tanta tontería, de tantas excusas, de tanta búsqueda de sillones y poder y comencemos a trabajar por este país que vale la pena sacar adelante entre todos y con las ideas de todos.

Por un tiempo, voy a tomarme vacaciones políticas; voy a desconectarme y coger fuerzas para empezar de nuevo, el día que vuelva, desde la calle con la máxima ilusión y con la certeza de que en este país hasta los políticos se han convertido en BUENOS POLÍTICOS, hacen buena política y TODOS hemos dejado de comportarnos como ratas de alcantarilla.

Buena suerte y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario