Páginas vistas en total

miércoles, 6 de julio de 2016

NO DABA UN DURO

Me preguntan, pregunto. Es un tema complicado. Familia desestructurada con miembro de cuatro patas. Una peluda preciosa que sin comerlo ni beberlo va a conocer y padecer lo más negativo del ser humano.
Pero, algo tenemos que hacer; no podemos dejar de creer en nosotros mismos ni en la fe que mueve montañas.
Mi hermana me pide ayuda porque sabe que soy voluntaria en la SVPAP, un número dentro de muchos que diariamente ayudan, cada uno en lo que puede, pero AYUDAN.
Me encantaría descubrir el careto de más de uno entre cualquier grupo de estos anónimos, que eso somos!!!.
(Anónimos pero con muchos regalos diariamente)
Pero a lo que vamos. Pienso: " joder hermanita, te metes en cada fregado!!!" Lleva dos días haciéndose cargo de un peludo sin ni siquiera conocer a sus mamis.
Tienen un problema (que ya está en proceso de ser solucionado), pero el perro no tiene cabida dentro del nuevo acomodo de sus dueños: NO ADMITEN PERROS!!!!
Lo importante ahora, una vez solucionado el problema humano, es solucionar el problema animal. Y lo hacemos.!!!
Me pongo en contacto con la Presi y le pido ayuda a pesar de desconocer si el plazo de "temporalidad" y la condición de "volver a recogerlo" era real y factible y autoriza a la acogida incondicional del animal en nuestro refugio.
Gracias a mi hermana y por medio de "mi taxista preferida", llega a su nueva ubicación nuestra preciosa perra que durante muchas semanas es atendida por todo el personal trabajadores y voluntarios de la Protectora.
"HAY MUCHOS, MUCHOS ANIMALES, DEMASIADOS
ABANDONADOS, DESPROTEGIDOS, ENFERMOS, MALTRATADOS, SOLOS...QUE SOLO QUIEREN UNA CARICIA, UNA FAMILIA"

Hoy he vuelto a creer en la vida, en la conciencia, en el ser humano...¡¡en todo!! Soy feliz.
¡Nuestra niña vuelve con su familia!
Resueltos los problemas, vuelven a por su tesoro.
Lo ha pasado mal seguro, pero daría todo el oro del mundo por ver su cara de felicidad al verse de nuevo con su familia.

Esto es como una cadena de favores con un final verdaderamente feliz.
Quiero agradecer a cada una de las personas que en la medida que sea hayan participado en esta cadena y en especial a TERESA CANALES, presidenta de la SOCIEDAD VALENCIANA PROTECTORA DE ANIMALES Y PLANTAS (SVPAP), por su gran corazón por los animales y por las  personas.
(Sus palabras llegan al corazón: "Claro, aquí estamos para ayudar a los animales pero también a las personas 😊").
Gracias, gracias y mil veces gracias en mi nombre y en el de ella, la cuatro patas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario