Páginas vistas en total

martes, 12 de febrero de 2019

LA CARA DE LA CULPABILIDAD





                                         "Jamás se muestra,
                                          se esconde tras la verdad,
                                          muestra tantas excusas
                                          que es difícil identificar.

                                          A veces es silencio
                                          y otras veces los demás,
                                          pero nunca se acerca
                                          con toda su dignidad. 

                                          Es otra cosa,
                                          otra ausencia,
                                          u otro deseo
                                          de no volver a hablar más"

                                                        Maco Seguí (11-2-2019)



           Hay veces que no es suficiente pensar en positivo para seguir tu camino, superar los imprevistos y ser feliz. Tampoco es necesario la búsqueda de culpables pero si un reconocimiento a su debido tiempo.
Dicho esto, cuando nos sentimos culpables, depende de quien, la tomamos con nosotros mismos y somos incapaces de aceptar "la causa propia" de la culpa.
Algo que no hemos hecho bien pero somos incapaces de reconocérnoslo. Que difícil es decir "jo, que mal lo he hecho". Es mejor y más fácil no reconocerlo, dejarlo atrás y seguir tu camino. Pero si no consigues asumir esa culpa como propia y verdadera, será imposible rectificar tu conducta. Aquí no valen las trampas. Por mucho que quieras justificarte con la justicia de los otros o ese paso del tiempo a tu favor que te beneficia para ocultarte de la realidad, o mientras no rectifiques en tu interior esa conducta que te hizo fracasar como persona, como amiga, como jefa o como juez, seguirás con tu mentira realizando las mismas acciones en otras personas y pensando y "dándote besitos" por lo bien que lo estas haciendo.
Esa culpa que alguna vez se siente, te la quitaras con astucia de tu mente pero jamás de tu corazón.
Si puedes hacer las cosas bien, hazlas mejor.
Si puedes mejorar la vida de los demás, porque de una forma u otra esta en tu mano, se consciente y actúa.
Corrige tus errores y no caigas más en repetir esas justificaciones, que en lugar de acercarte a ser mejor persona, te ponen en entredicho ante los demás.
A veces un silencio o las formas diferentes de ver las cosas no son suficientes para "la culpa".
¡¡Te atrapará antes o después!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario