Páginas vistas en total

martes, 27 de febrero de 2018

TENGO TIEMPO





Ahora tengo tiempo de fijarme un poco más, de pensar porque paso, de buscar esas razones ocultas o inventadas que en apariencia no han existido. Ahora tengo tiempo de indagar si por esa forma de ser tan mía, tan inconsciente a la hora de hablar, a la hora de rodearme de personas con mis mismas cualidades, a la hora de pensar o  de ser indiferente a lo que tu o tu, o aquel o aquella opinará, me ha hecho estar donde estoy. No me arrepiento, estoy fuerte y esa fortaleza que me he impuesto yo misma a fuerza de palos (de los ajenos y los propios) es la que en estos momentos me hace preguntas inapropiadas del pasado, de un pasado muy reciente y del ahora, que ni yo misma me se contestar.

¿Donde estas? ¿Donde están tus verdades? ¿Donde están esas mentiras o esa forma tan insípida de dar lecciones?

Queda mucho por aprender, mucho todavía por lo que luchar, muchas reivindicaciones que hacer y, por desgracia, muchas ostias que darnos, porque no nos equivoquemos, hemos mejorado, hemos cambiado, hemos superado...pero todavía queda mucho camino por andar.

¡Que en pleno siglo XXI estemos construyendo a fuerza de luchas minoritarias leyes por la igualdad entre los seres humanos, tiene delito! y en lugar de ver las cosas como más cercanas, las veo cada vez, ya no más lejos si no con más odios e incomprensión, con una falta de respeto y de libertad que me abruma.

Pero no importa. Tengo tiempo, Ahora tengo tiempo para observar y encontrar respuestas a aquello que hace bien poco, ni me planteaba.
Aun tengo tiempo para saber y aprender y sobre todo para desaprender aquello que no debí aprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario