Páginas vistas en total

domingo, 15 de enero de 2017

LA HISTORIA DE LA LEY DEL ESPEJO



Hace ya bastante tiempo alguien que aprecio mucho me dijo que probara, todas las mañanas, como un ejercicio mecánico, (lavarse la cara, los dientes, peinarse,...) a plantarme frente al espejo, mirarme a los ojos, verme por dentro y ponerme la sonrisa antes de salir de casa.
Fue el mejor consejo que me dieron aunque al principio no me sentó muy bien, más que nada por las connotaciones del tema y por no entender, en ese momento, la bondad de aquellas palabras. No obstante y casi sin darme cuenta lo incorporé a mi rutina mañanera y después de tanto tiempo practicandolo puedo decir que es lo mejor que me pasa todos los días.
A veces no me gusta lo que veo y me sirve para rectificar. Otras veces me doy cuenta que voy por buen camino. Descubro algo nuevo o revivo viejos momentos, e incluso dialogo conmigo misma, me riño, me felicito, me animo...pero todas las mañanas, eso sí, siendo fiel a cada uno de mis propósitos salgo con la sonrisa en la boca y, créedme, la recompensa siempre, siempre es para mí.

Al cabo de un tiempo de estar practicando esta rutina, otra de las personas importantes de mi vida, me descubrió como si fuera un tesoro, (que por supuesto lo es) el manual de "LA LEY DEL ESPEJO" que os invito a comprar y leer.
Estoy segura que a más de uno y una le servirá de ayuda en su camino en esta vida y puede que incluso llegue a comprender que es mejor mirarse uno mismo que buscar las "faltas" en tu alrededor.
Observas que no son los demás, que no hay culpables, que cada uno tiene derecho a despotricar como le plazca y que sólo está en ti las consecuencias de cómo te lo quieras tomar. Lo que hagan los demás es asunto de los demás, lo que haga yo y como siento lo que hacen los demás, es asunto mío.
Pero, si hay algo que quiero destacar y que muchos hacen cábalas con ello. Dicen que es imposible ser feliz con culpa y sin perdón. Yo digo que una vez asumes tu culpa y decides no perdonar...la vida es totalmente compatible con la felicidad!!!
Ser felices que a fin de cuentas es lo que importa y lo que digan los "ajenos"...os de lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario