Páginas vistas en total

lunes, 5 de diciembre de 2016

NO ESTAMOS PARA ESO

Estos días no estoy a tope con mi vida. No. La Navidad está cerca y como todos los años, me entra esa melancolía que se apodera de mis adentros. Siempre me pasa. No se explicarlo pero, a pesar de gustarme, (encuentro que son unas fiestas alegres) a mi siempre me entra una tristeza con mezcla de depresión.
Llevo días así. Me dijeron "será el otoño" y me lo creí, pero mientras estos días escribía desde la rabia, me di cuenta que "algo" no andaba bien.
Ya he perdido esa rabia, al menos eso creía.
No me voy a preocupar. Todas las Navidades son iguales. Nos reunimos con la familia y disfrutamos. Parece que nunca pasa nada pero si pasa. Me preocupo por todos aunque no lo diga. Mis hermanos, ¡que todos estén bien!. Mis sobrinos, todos ya encauzados, con sus trabajos, con sus parejas, y esa super noticia que a más de una le va a venir de maravilla. Mis padres, si! Aún los tengo. Se nota el paso de los años, pero están y es un motivo enorme de alegría.
Luego está tu familia que para mi es también mi familia. También me preocupan. Me preocupa que todos estén bien.
Las Navidades están para eso. Reunirnos, vernos y pasar por alto pequeñas redecillas, que siempre las hay y comenzar de nuevo. Eso es. Comenzar y continuar.
Pero también como todos los años, tu no vendrás ni un solo día a compartir conmigo. No puede ser. Ni mi familia es tu familia ni, cuando ya no se sabe que decir, tan siquiera yo soy tu familia. Antes, hace años, muchos ya, si que venías y te lo pasabas bien y yo también. Me sentía feliz por ti, por mi y por todos. Pero eso pasó a la historia. Cuando llegó la crisis y decidimos no dar estrenas, el interés hizo "Puf" y desapareciste por arte de magia. ¡Menuda barbaridad!
Pero esto no es tampoco lo que me tiene en vilo. No. Ayuda a mi frustración navideña y mi mal estado ambiental, a sentirme torcida, pero no es lo único.
Lo que más me enturbia es el paso del tiempo y el pensar que todo lo que ahora quisiera vivir y no puedo, todo eso se pierde y no hay nadie que lo haga volver.
Cada Navidad, la misma perdida de tiempo.
Estas, a lo mejor son diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario