Páginas vistas en total

jueves, 1 de diciembre de 2016

APRENDIENDO A VIVIR




La vida es bella y estamos aquí para disfrutar al máximo de todos sus momentos.
Esa gente amargada que no ve el positivismo, la alegría y la sonrisa en los demás, esa es la gente que hay que mantener muy alejada para que no te contagie con su amargor. Aunque respeto que vivan de esa manera, aconsejo que si no quieren ni saben vivir felices, mejor que se marchen.
La belleza está en todo, sólo hay que ser uno mismo sin miedo y saber apreciar lo que tienes delante. Todo tiene su sentido.
Por más que miro, aun en los peores momentos, existe un reguero de alegría y una opción para sonreír. ¿Que eso es pasotismo? Pues prefiero mil veces ser pasota que ver la negrura a mi alrededor o en mi misma, que aún es peor.
Lo que ves fuera de ti, es un reflejo de lo que llevas en tu corazón; si ves desconfianza en los demás, tu corazón desconfía. Si criticas a la gente por sentirse felices y pensar que es así como se tiene que vivir, tu corazón lleva odio, rencor y envidia, por comparar e inmiscuirte en los sentidos y valores de los demás. Y si encima quieres ponerte los zapatos de otros, que de antemano deberías saber que no son de tu talla, entonces ya la cagas completamente. No puedes recorrer un camino que no te corresponde con unos zapatos que no te vienen bien, porque no podrás nunca juzgar con justicia.
Se juez de tu propia vida.
Aprende a enfrentarte a tus problemas, no a los problemas de los demás, y si tienes un ratito, mira tu propio corazón que es el único que te puede enseñar a ver y saber reconocer la belleza de este mundo.

Cada vez que tomo una decisión, y he tomado muchas a lo largo de mi vida, lo hago con el convencimiento que es lo correcto para mi. Para cada uno la corrección es diferente dependiendo de sus valores. No creo que nadie elija su camino con maldad premeditada y a conciencia, tomando de antemano lo que es malo para uno mismo.
                               Un poco retorcido, ¿no?
Equivocarnos, nos podemos equivocar y aprender de ello es una obligación

No hay comentarios:

Publicar un comentario