Páginas vistas en total

viernes, 12 de agosto de 2016

Y AHORA LO ENTIENDO

No siempre se aprende a la primera de cambio. Reconozco que a mi me ha costado pero ha valido la pena está espera a pesar de pasar media vida "desesperada" porque pensaba que nunca llegaría. Ya estamos ahí!!!
El amor es lo que es pero si va en las dos direcciones se retro alimenta. Todo llega casi a rozar la perfección. He aprendido que esto es así y que es necesaria esa compenetración, esas razones que te empujan sin darte cuenta, a ser feliz sin ningún otro planteamiento. Dónde tú vas, yo voy contigo porque me apetece!!.
Algo parecido pasa con la amistad. Si es de verdad, también va en las dos direcciones. Nadie da más que nadie y nadie pide nada ya que no es necesario. Como en el amor se sobre entienden las necesidades y ante cualquier contrariedad, la distancia, el silencio, la desazón se convierten en abrazos, besos y razones para quererse más.
"Sufrir por la distancia, por la separación y el silencio hasta ese momento que sin necesidad de palabras, sólo con la mirada, eres capaz de recuperar el tiempo perdido".
Y hasta aquí llegamos en la literatura y algunas personas que como yo, creíamos que la amistad y el amor, aunque diferentes, todo lo pueden. No es el caso de la realidad que conocemos. Cuanto más "hijo puta" más puntos para tener "un amigo".
Como he dicho antes, amistad en una dirección sólo se convierte en obsesión. Crees ver en el otro un reflejo de lo que tú sientes por dentro y quieres, pero cuando te das cuenta que estás "sólo" y no le importas un comino, duele y el tiempo, como bien se dice, es el mejor curandero.
Se aprende, lo aprendes y a pesar de todo, sigues creyendo en el amor, en la amistad y en sus diversas muestras de cariño.
Cuando descubres que "no te tienes que disculpar" por ser como eres, por querer querer como quieres y que puedes cambiar, por que existe, la unidireccional por la bidireccional, es entonces cuando no tienes que guardar, lamentar ni olvidar, encuentras a quien estás buscando ya que también te está buscando a ti. Pura lógica y coincidencia.
También aquí me das una lección de amistad. Tu ejemplo nada gratificante y mal pagado, con tu amiga en los momentos de dificultad, en los más adversos que la vida puede dar, con antecedentes maliciosos e incomprensibles... y tú dispuesta a darlo todo a cambio de desprecio tras desprecio y justificando. Quizás yo no tengo tanta barra y soy incapaz de seguir justificando.
He aprendido a saber escoger y sobre todo a no pagar con la misma  moneda de dolor que yo causé como venganza.
Palabras las justas y a tiempo. Después vuelan sin sentido por el limbo.
Creo más que nunca en el amor y creo más que nunca en la amistad y el cariño en sus diversas manifestaciones.
Y creo, ahora sí, que cada uno está dónde tiene que estar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario