Páginas vistas en total

domingo, 10 de enero de 2016

LA MUERTE

                                             (foto hecha desde La Calderona hacia La Eliana)


Si me dijeran que me queda poco tiempo, me gustaría amar como si fuera el primer día, sin miedo, sin pudor, sin barreras y de verdad, con todos los sentidos.
Me gustaría recuperar a todo aquel que se acercó a mi y de una u otra forma, le falle. Hablaría de sentimientos y me llevaría en un cofre de oro, todas las sensaciones que me causaran sus palabras.
Me gustaría también rodearme muy tranquila de mi familia y no parar de reír un solo instante. Toda esta risa me la guardaría en un cofre de plata.
Y también, ¿Por qué no?, buscaría a cada uno de los que quise y por tonterías, incomprensión y malos entendidos, me fallaron y los dejé ir. Guardaría la belleza de su mirada en un cofre de cobre.

Después cogería cada uno de los cofres y me iría con mis niños humanos/perrunos y mi mujer, a La Calderona y desde allí vería todos los días de la eternidad los lugares por dónde me movía, transmitiendo un soplo de paz y tranquilidad a los depositantes de los cofres.
Sé que desde el más allá también se vive.

Pero no os preocupeis, no os voy a dar por culo. Ya me dijeron que moriría dentro de poco (?) y rápido (?). Tan solo es un ejercicio de reflexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario