Páginas vistas en total

lunes, 22 de septiembre de 2014

UN LUGAR DONDE VIVIR



El otro día me preguntaban cuantos años hace que vivo aquí, en La Eliana, y cuando me puse a calcular, me dí cuenta que el tiempo pasa muy rápidamente. Dentro de nada hará quince años que estoy danzando por estos parajes.
Tengo que confesar que en un principio este no fue mi lugar. Me sentía lejos de pertenecer a este pueblo ya que mi corazón, mi ser y toda mi alma, estaban en mi Vedat de Torrente. Ha sido el lugar que me vio crecer, donde pase mi niñez y mi adolescencia; dónde crecí y compartí todo lo que fui (que ya no soy). Allí conocí lo que era la amistad, mi primer amor y el dolor de los primeros desamores.
Por eso, a veces siento que al alejarme de allí quedó una deuda pendiente. ¡¡¡Iba tanto a deshoras, que desde Valencia hasta allí, podía hacer el camino en coche con los ojos cerrados!!!
Aquello era mi guarida, mi escondite, mi refugio. Cuando sufría alguna agresión "moral", ¡allí que me iba!.

Pero me fui y a pesar de esa nostalgia cuando voy (aún es el chalet de mis papas), tengo que confesar que en La Eliana, no se está nada mal.
Es un municipio de lo más agradable y aunque a veces por las prisas no lo disfrutemos, estamos todos los que vivimos aquí en un lugar privilegiado sin duda alguna.

Hacía mucho tiempo que no disfrutaba de una mañana super-agradable; fue el miércoles pasado cuando fuimos a dar un paseo por el mercadito y me dí cuenta de lo bien que se está. Nos sentamos en el Siete Notas y Aurelio nos ofreció uno de esos almuerzos que te dejan de muy buen humor para el resto del día, con su plato enorme de cacao y otro de aceitunas y mientras disfrutas mirando al personal de aquí para allí, hablando unas con otras, parando en cada una de las paradas. Hacía mucho tiempo que no vivía una estampa semejante.
De vez en cuando debería ser obligatorio tomarse un miércoles libre para disfrutar de una mañana de mercadito.

Ahora ya, no echo tanto de menos mi lugar del pasado; sólo en esos momentos que la nostalgia y los recuerdos vienen a visitarme. Mientras...La Eliana es un lugar donde vivir de una manera excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario