Páginas vistas en total

jueves, 16 de enero de 2014

Y AHORA QUÉ



Y ahora qué....
¿Renunciamos a nuestro pasado? ¿Renunciamos a nuestra verdad? ¿Renunciamos a nuestra vida?...
o ¿mejor es aprender a vivir con nuestra propia losa lo mejor que podamos?

Cada día que pasa es un autentico reto. Un "a ver quien puede más" y un "olvídate de mi que no me vas a quitar la sonrisa". Por qué todos los días, aunque no queramos, es la misma historia de poderío, engaño, traición y falsedades... Está en el ambiente y se ha convertido ya en un escenario clásico de nuestra vida cotidiana.

No puedo decir que me extrañe.¡ Ni por asomo!. Tenemos lo que hemos conseguido con nuestra memez; y lo digo sintiéndolo. Me sabe mal ser así. Pero es que vivimos en un mundo insensato que carece de principios y ya nos los tenemos que inventar para poder sobrevivir. Como sabéis, yo he puesto un STOP en mi vida y actúo como en las aduanas: selecciono mis sentimientos y los momentos para aplicarlos. Ha sido a base de ostias ni más ni menos.

Todas las mañanas, aunque a veces flaquee, me enfrento a mi misma en el espejo (técnica que me aconsejó una amiga en un momento despreciable de mi vida) y me sonrío diciéndome que "hoy tampoco me vas a pillar". Hoy me voy a cumplir con el plan del día con una sonrisa de oreja a oreja, llueva o haga un sol esplendido, por qué consta en mi calendario como un día menos y cuando me acuesto quiero saber que he vivido ese día como el mejor posible. No hay otra opción.

Así es que yo he cargado con mi losa del pasado, de mi verdad y de mi vida y continuo camino hacia adelante para preguntarme todos los días:

                                                                       ¿Y AHORA QUÉ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario