Páginas vistas en total

lunes, 10 de junio de 2019

LAS DISTANCIAS DESAPARECEN



Entre la soledad y la distancia parece que permanece el abismo, pero no es así. La soledad es una medida de lo que interiormente precisa tu corazón, es necesario mantener ese rinconcito que "tan solo es tuyo", donde perderte en tus pensamiento, en tus recuerdos, en tus sentimientos más profundos. Por otra parte la distancia es otra medida a veces tan necesaria para poner a raya el rencor, las dudas, los temores o la ansiedad que sentimos en medio de esa vorágine de ruido ensordecedor que nos invade.
Soledad y distancia andan cogidas de la mano creando un circulo sublime donde puedes defender tu derecho a ¡tantas cosas!. A medida que creces, que te haces mayor vas necesitando cada vez más y más, tanto una cosa como la otra. No es malo, ¡Creédme!, solo tienes que aprender a compaginarlas. 
La soledad...en femenino.
La distancia...en femenino

Me siento fuerte, grande y feliz cuando en la distancia, que decidí poner entre tu corazón y el mio, solamente habita la soledad. Fue una decisión cruel pero, ¿no es más cruel tenerte a dos palmos de mi cara y no poderte ver, no poder tenerte? Yo misma sacrifico mi ansiedad por esta paz que siento cuando al no tenerte te siento cerca, muy cerca. Siento tu respirar, veo en mi memoria la silueta de tu cara, siento tu piel, tu roce, tu presencia, tu olor, tu juventud y tus ganas de todo. Me abrazo a la almohada todas las noches y vienes a velar mis sueños. y...¡hacia tiempo que no dormía tan a gusto, de un tirón, sin pastillas ni ansiolítico que taparan tanto dolor!

Entre la soledad y la distancia aparece cada día la razón que me hace recordar que vivimos, que somos "uno" a pesar de lo que digan y que debemos conjugar el verbo "amar" desde unos valores profundos y personales y no desde lo que digan o piensen los demás.
Esa razón que aparece entre la soledad y la distancia es la que me hace recordar que entre tu y yo existen más posibilidades y más libertad para soñar.

Las distancias desaparecen cuando dejamos de culpar a los demás de nuestras propias desgracias y aprendemos a valorar el significado de una soledad cubierta de belleza.
Porque la puedes encontrar en el aire, en un paisaje, en el silencio o en la compañía de quien menos te lo esperas.
Decide tu la distancia que deseas poner entre tu mundo y el de fuera y seguro que sentirás que las distancias desaparecen. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario