Páginas vistas en total

sábado, 24 de noviembre de 2018

RETOS Y Demás

No tengo hecho ninguno de los retos que tenía previstos hacer. Veintiún días y se convierten en un plus plas en norma.
¡Que gilipollez más grande!
Y no digo que lo piense yo. Lo piensa cualquiera... Pero es que todo es tan extraño. Tienes el corazón roto por una razón y por otra eres extrañamente feliz por ver que el ser buena persona tiene su recompensa. Piensas y te sientes culpable por esta distorsión. ¿Tengo que llorar?
Si. Pero también tengo que reír. Unos se lo merecen y otros también.

...no sé. Me siento perdida en medio de ese pantano que no hace mucho navegamos. Hoy estoy sin ti. No porque tú no estés, que lo estás, sino porque quiero estar sola. Quiero estar sola para gritar y llorar a rabiar, hasta morir.

No me ha dado tiempo a zanjar y duele que te cagas.
Si y no, quizás...todo está bien o no.
Si queda algo quiero saberlo y si no también.

Sabéis. Estoy rota y no es por mi. Es por aquello que no controlo, es aquello en lo que nunca, bajo ningún pretexto, debí confiar.
Es por aquello que creíste iba a estar a tu lado y...cada vez está más lejos.
Aquello por lo que moririas de amor y cada vez más...
No importa. Tenemos que convencernos de que la vida es así, un principio y un fin. Ya está!!!
Deseo profundamente que pase este día y otro vuelva a comenzar...
Y así, siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario