Páginas vistas en total

jueves, 19 de julio de 2018

LA VIDA TE DA Y TU ...

Estos últimos meses tengo que reconocer que han sido muy duros para mi. Aunque me sentía con un trabajo mediocre, tenía trabajo y el hecho de quedarme sin el de la noche a la mañana, supuso un cambio radical en mi estilo de vida.
Algunos piensan que me he vuelto conformista, o quizás cómoda, pero tengo que reconocer que ni una cosa ni otra. "Me he vuelto más feliz" y todavía, a fecha de hoy, sigo asimilando lo"
Porque la felicidad hay que asimilarla nos guste o no.
Hoy, me he vuelto tan jilipollaas que hasta ver crecer un tomate dispara la neurona de la felicidad!!! Y con toda ilusión!!!
Tengo un conflicto interno que me desbarata el alma al completo. No sé si quedarme para siempre en el paraíso o volverme al lugar al que pertenezco...
Pero, ¿Cuál es este? ¿Toda la mentira acumulada año tras año tras la barrera de la rotonda?¿Ese lugar donde los sentimientos deben silenciar para salvaguardar la propia integridad? ¿O acaso es el "me da igual lo que piensen y voy a seguir luchando por esa honra que me pertenece?
Es difícil tomar una decisión, debéis de comprenderme.
No he estado más que día y medio en mi casa y después de estos meses me he sentido desubicada. Sé que no es escusa. En un par de días vuelvo a sentirme integrada, pero...debo pensar, debo pensar en mí. Si no pienso en mi, si no soy feliz nunca podré darte ni podré compartir.
Y es que ver una sonrisa tuya, sentir tu abrazo, ver cómo te ruborizas cuando alguien, sea quien sea, dice "tu madre", vale más que todo el oro del mundo.
Han sido unos días intensos y confieso que voy a vivir de ellos durante muchos meses..."y siempre me digo lo mismo, para lo bueno y para lo malo hay exactamente una hora de camino, y yo, aquí, soy feliz a mi manera, en las nubes, con mis libros, mi realidad viciosa y mis estrellas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario