Páginas vistas en total

viernes, 27 de abril de 2018

CARTA AL SIN SENTIDO QUE NOS ATRAPA






Creí que me iba a costar mas deshacerme de ti porque me tenías atrapada en una madeja sin fin de quejas, culpabilidades y rabia por crear esa dependencia  cercana a la idiotez en la que me vi envuelta, pero ni el tiempo ni las circunstancias han impedido que abra los ojos definitivamente y me desplace hacia el otro  lado de la barrera, ese en el que la serenidad muestra caminos que aunque quizás más oscuros, si son mucho más llevaderos y dignos para ser andados sin temor.
Me desarmaste con mentiras y me embaucaste con tu mirada sinuosa de reina del saber que me hipnotizó, y sin saber porqué me descolgué de mi vida para fundirme en aquella "confundida" que creí mía.
Sabias bien donde tenias que darme y me diste sin compasión a lo largo del tiempo hasta que conseguí romper con cada uno de los hilos de culpabilidad que me atrapaban con tu veneno.

Pero salio el sol. Volvió a lucir un esplendoroso día y los rayos dorados encendieron mi corazón con la ilusión de una loca enamorada. Y así va pasando el tiempo, las horas, los sueños y la rabia. A veces se queda el tiempo; a veces la rabia; a veces las horas...pero nunca, nunca se marchan los sueños. Esos se quedan conmigo, a mi lado, meciéndome con cariño y explicándome que nunca muere el amor, que se transforma, que te añoro y te sueño cuando no andas a mi lado; que mientras te tengo, a veces no te hago caso, pero cuando no estas, te echo de menos y sueño tu cara y tus abrazos.

 Esos sueños me hablan y me cuentan que no queda nada malo, que paso a la historia las quejas, la madeja, la rabia y sus manos, que hace tiempo el viento se lo llevo y me siento a salvo.

El sinsentido nos atrapa cuando nos quedan restos de aquello que no perdonamos y es que no se ve más allá si te empeñas en seguir jugando a ese juego absurdo de ser la reina del mambo.
Yo prefiero ser una simple duquesa pero eso si, anclada en tu regazo viviendo al fin mi vida con mi destino marcado y ahora sí, feliz, de sentir que te tengo siempre a mi lado.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario